Esteban Andrada, torazo en su rodeo

Esteban Andrada, torazo en su rodeo

El arquero mendocino fue clave en la obtención de la Supercopa Argentina por parte de Boca Juniors al atajar el tiro de <i>Fito</i> Rinaudo en la definición por penales. <i>Sabandija</i> ganó su primer título con la camiseta Xeneize y lo hizo nada más y nada menos que en su tierra natal.

Cuando Esteban Andrada empezó a dar sus primeros pasos en el fútbol, al igual que todos los pibes, soñaba con llegar bien lejos. Y uno de los arqueros a los que miraba con admiración era Oscar Córdoba, el colombiano que se convirtió rápidamente en uno de los símbolos de la época de oro del Boca de Bianchi.

De a poco, el nacido en San Martín fue mostrando sus cualidades y su notable crecimiento bajo los tres palos le permitió ir cumpliendo sus sueños. Llegar a jugar en Primera, ganar títulos, disputar torneos internacionales y, finalmente, recalar en el club en el que aquel arquero que le generó admiración de pibe supo ganarlo todo.

"A Córdoba lo miraba siempre de chiquito, me encantaba. Lo tengo muy visto a Oscar porque me marcó un camino y creo que vestir una camiseta tan importante como la de Boca es lo mejor que le puede pasar a un futbolista", decía el mendocino apenas llegado al Xeneize, en una entrevista concedida al diario Olé.

Lo que quizá nunca imaginó Esteban Andrada fue que su primer título con la camiseta de Boca sería en su tierra natal, y que encima él sería factor decisivo para la coronación del Xeneize. Tras igualar sin goles ante Rosario Central, el arquero mendocino atajó el único penal errado de doce pateados en la tanda decisiva y allanó el camino para gritar campeón por primera vez con la azul y oro.

Ver esta publicación en Instagram

Feliz!!!

Una publicación compartida por Esteban (@estebanandrada1) el

Aunque no arrancó bien y tuvo un par de salidas deficientes con los pies, que le podrían haber costado la derrota a Boca, Andrada le atajó el penal a Rinaudo de manera magistral, porque se había pasado de largo tras el remate del ex Gimnasia y alcanzó a meter el manotazo para desviar la pelota hacia el travesaño.

Para Sabandija, el título tiene un sabor más que especial, no sólo por ser el primero en Boca sino también por haberlo logrado en su casa. "Es algo lindo salir campeón acá, con todo el apoyo de la familia, es algo único", dijo, y agregó que "todo lo que estoy viviendo con esta camiseta es extraordinario. Uno siempre sueña con jugar en un equipo grande y salir campeón es lo máximo".

"Iba caminando hacia el arco y me acordaba de la canchita del barrio, donde juntábamos a la mayoría de los chicos y se armaba el picado", añadió Andrada en plena alegría por la coronación, y aprovechó para recordar a su papá, ya fallecido: "Mi viejo era hincha de Boca, fanático, cuando la atajé y el Cali lo hizo miré hacia arriba, porque sé que me está mirando y debe estar orgulloso".

Ver esta publicación en Instagram

??¡ANDRADAAA! #OtraCopaBoca ??68

Una publicación compartida por Boca Juniors (@bocajrsoficial) el

El surgido en las inferiores del Atlético San Martín rompió el molde y terminó siendo profeta en su propia tierra. Pero no se conforma: "Merecíamos una alegría. Ojalá sea un primer paso".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?