Oklahoma barrió a Portland pese al show de Lillard
NBA

Oklahoma barrió a Portland pese al show de Lillard

El base de los Blazers logró el quinto partido de 50 puntos de su carrera, pero no fue suficiente para impedir la derrota en la prórroga ante los Thunder. OKC se llevó una batalla muy importante en la zona alta del Oeste al imponerse por 129 a 121.

Televisión nacional. Ambiente excepcional con lleno en las gradas del Moda Center. Un partido intenso e igualado en el que ninguno de los dos equipos contó con una ventaja de dos dígitos. Y hasta una prórroga se necesitó para dirimir al ganador, los Thunder. Un encuentro que bien podría haberse jugado en abril o mayo en los playoffs.

Con este triunfo, su segundo consecutivo, Oklahoma City empieza a ver la luz al final del túnel. No sólo rompe el triple empate con los Rockets y Portland, su rival de anoche, sino que recupera la tercera posición en el Oeste. Interesante batalla la que se vivirá en el último mes de una temporada regular en la que está todo por decidir. Una pelea en la que los de Billy Donovan se guardan un as en la manga en caso de empate con los Blazers. El barrido (4-0) de los de Oklahoma en sus duelos directos bien podría determinar un factor cancha.

Damian Lillard, quien arrasó durante toda la noche, se echó al equipo al hombro y terminó con 51 puntos, su mejor anotación del curso y quinto partido llegando al medio centenar de su carrera, 5 rebotes y 9 asistencias con una serie de 15/28 en tiros de campo y 18/20 en tiros libres. Una pesadilla para una de las mejores defensas de la NBA. Pero no fue suficiente, la prórroga le fue esquiva a los de Oregon. Westbrook decidió en el tiempo extra.

Una prórroga a la que se llegó con una situación atípica. Tras el intercambio de golpes en los últimos minutos, Lillard falló el tiro a 6,5 segundos que hubiera puesto el empate a 113. Jusuf Nurkic cogió el rebote ofensivo antes de recibir la personal de Paul George. Dos tiros libres que el pívot bosnio no pudo lanzar porque antes se encaró con el ala-pívot de los Thunder. Técnica para ambos. La segunda de la noche para Nurkic. Expulsión.

En estas circunstancias el reglamento dicta que al banquillo contrario le corresponde decidir el tirador entre todos los jugadores disponibles del equipo que debe acudir a la línea. En este caso Portland. Donovan no se lo pensó y eligió a Skal Labissiere. Así pudo lanzar sus primeros libres con los Blazers, equipo al que llegó hace un mes desde Sacramento, el que fuera número 18 del Draft 2016. No tuvo suerte y falló el primero. El segundo, este adrede, también. Russ se hizo con el rebote, pero en la pelea por el mismo hubo personal de Markieff Morris a Aminu. A la segunda, los locales pudieron forzar la prórroga. Aunque se quedaron sin culminar en ella.

En el otro partido de la noche, Milwaukee Bucks superó por 117 a 98 a Indiana Pacers.

PRENSA NBA

¿Querés recibir notificaciones de alertas?