Gimnasia y el sueño de otra cita con la historia

Gimnasia y el sueño de otra cita con la historia

El Lobo del parque General San Martín avanzó de ronda en la Copa Argentina y en 16avos de final podría reencontrarse con River después de casi 45 años. Aquí, un repaso de los enfrentamientos con el Millonario.

El estadio de Temperley le sienta bien a Gimnasia y Esgrima. Allí había eliminado a Quilmes de la Copa Argentina en 2017 y ayer volvió a darse el gusto de dejar en el camino a otro equipo de Primera Divisón al superar a Aldosivi de Mar del Plata. El premio para el Lobo podría ser otra gran cita con la historia.

Salvo una debacle, el próximo rival del Lobo mendocino será nada menos que River Plate. Es que el Millonario enfrentará a Argentino de Merlo y, sin subestimar a su rival, las probabilidades de que el equipo de la Primera D deje en el camino al campeón de América son mínimas.

A la espera de lo que suceda en dicho encuentro, la familia Mensana ya sueña con volver a verse cara a cara con River Plate, al que enfrentó en cuatro ocasiones en los viejos Nacionales y la última vez fue hace casi 45 años.

De las nueve participaciones que tuvo Gimnasia en el Campeonato Nacional, sólo en dos se cruzó con el club de Núñez: en 1970 y 1975. En las otras siete no compartieron la zona.

El Nacional de 1970 es el primero que jugó el Blanquinegro en su rica historia y uno de los tres que disputó con Víctor Legrotaglie como su figura máxima, dando de qué hablar en todo el país. La primera incursión del elenco mendocino en el Monumental fue con derrota, el 28 de octubre por la décima fecha, ya que River se impuso por 2 a 1 con un doblete de Ermindo Onega en el primer tiempo, mientras que Juan Carlos Ibáñez descontó en el complemento.

La revancha llegaría el 16 de diciembre, en la fecha 20, cuando el Lobo desataría la locura en el Feliciano Gambarte al superar al Millonario por 2 a 1, en lo que los registros indican como la primera derrota de River contra un equipo mendocino. Fernández abrió la cuenta para Gimnasia, lo igualó Oscar Más y el gol del triunfo lo marcó Luna.

Así reflejó el diario Los Andes aquella histórica victoria.

Esa victoria sonó fuerte en aquel campeonato, ya que River vino a Mendoza a buscar la clasificación a semifinales, pero se topó con un equipo que lo dejó con las manos vacías ratificando su gran campaña como local, condición en la que terminó invicto.

En el '71 y '72 no compartieron grupo, por lo que volvieron a verse las caras recién en 1975, año en el que el Víctor había colgado los botines, a pesar de que los hinchas pidieron formalmente a la dirigencia incluirlo en el plantel para dicho torneo.

Legrotaglie no regresó a las canchas pero tuvo un homenaje especial, precisamente ante River Plate. El 24 de septiembre de 1975 el Lobo recibió al Millo en el Bautista Gargantini por la segunda fecha. Ese día el partido finalizó 1 a 1, con goles de Oscar Más para la visita y Oscar Haack para los locales.

El Víctor agradece el cariño.

En la previa de aquel partido, los jugadores de Gimnasia llevaron en andas al Víctor, quien fue aplaudido por los futbolistas rivales y ovacionado merecidamente por los hinchas que coparon las tribunas.

La última vez que se vieron las caras fue el 31 de octubre de ese año, por la décima fecha. Ese día River se impuso por 2 a 0 con un doblete del Beto Alonso.

El Lobo disputó cinco Nacionales más: 1978, 1981, 1982, 1983 y 1984 pero no volvió a coincidir en un torneo oficial con los de la banda roja.

Sólo resta esperar, pero Gimnasia ya tiene todo listo para otra cita con la historia.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?