El uno x uno del Tomba ante Vélez

El uno x uno del Tomba ante Vélez

Godoy Cruz sigue transitando un sendero plagado de errores que lo perjudican notablemente. Ayer volvió a tener fallas groseras y volvió a mostrar un fútbol sin identidad.

Desde la previa daba la sensación de que la tarde no iba a ser favorable para Godoy Cruz. La formación que había decidido Marcelo Gómez hizo dudar a propios y extraños, ya que los referentes Diego Viera y Santiago García fueron al banco porque el DT tuvo en cuenta la intensidad y velocidad que el Fortín le imprime a su juego.

Esa decisión de Gómez se desplomó rápidamente, porque Viera saltó a la cancha a los 36 minutos por la expulsión de Arena y el Morro lo hizo antes del complemento con el partido 0-1. Pero muy poco pudieron hacer estos referentes ya que Godoy Cruz no logró superar la barrera anímica que se coloca por delante ante la primer adversidad.

Esta claro que el Expreso es un conjunto débil y liviano. Emocionalmente el equipo está al borde del abismo y basta con sufrir un gol para caer y nunca más levantarse. Así sucedió en los 5 partidos que perdió, donde no pudo ni siquiera hacer un gol. Para colmo gran parte de los goles que ha recibido llegan por falencias defensivas, algunas hasta groseras. Es decir, que ni siquiera el Tomba se ayuda.

Ayer contra Vélez pasaron las mismas cosas. Errores graves en la última línea, los volantes no lograron generar juego a pesar de que el balón pasaba rápido por esa zona y la delantera falló en las que tuvo, estirando así un déficit preocupante ya que el Tomba suma 3 goles en 5 partidos. Además de los yerros futbolísticos, el equipo volvió a caerse tras el primer tanto de la visita aunque esta vez logró reponerse con el ingreso del Morro García. Eso duró poco, hasta el gol de Robertone.

El hincha tiene pocos aspectos positivos para aferrarse después de un nuevo partido flojísimo del Bodeguero. El panorama es muy complicado y para colmo se viene el clásico contra San Martín y días después el debut contra Olimpia por Copa Libertadores. Ya no hay tiempo y el equipo debe reponerse y encontrarse de una vez por todas, ya sea con Marcelo Gómez en el banco o sin él.

Roberto Ramírez (5): No tuvo muchas atajadas por cómo fue el trámite del partido, pero se lució en un par de intervenciones. Nada que hacer en los goles. No se mostró seguro con los pies.

Agustín Verdugo (4): No fue garantía en la faz defensiva y en ataque prácticamente no se proyectó. El Monito Vargas lo tuvo a maltraer casi todo el partido. Cometió la infracción que derivó en el 2 a 0 de Vélez.

Nahuel Arena (2): Partido para el olvido del central. Siempre estuvo dubitativo, entregó mal los balones y hasta hizo un penal. Se fue expulsado correctamente a los 34 minutos de partido. El técnico Gómez lo mandó de titular en lugar de Diego Viera y terminó exponiéndolo.

Tomás Cardona (4): Muy desacoplado con Arena. Después con el ingreso de Viera se acomodó. Tuvo fallas en el retroceso.

Fabrizio Angileri (4): Otro flojo partido del Turco. Atacó poco, no entregó bien el balón y se lo notó muy fastidiado. Es notoria su baja en el rendimiento.

Jalil Elías (5): El juego vertiginoso le impidió tener el balón y cederlo correctamente. Se fue en el entretiempo por el Morro García.

Juan Andrada (5): Estuvo en sintonía con el rendimiento del equipo. Perdió algunas pelotas claves. Más actitud que buen juego,

Kevin Gutiérrez (5): En el comienzo logró tomar la pelota y jugar, pero luego de la expulsión perdió contacto con el balón.

Ángel González (4): Se mostró picante y veloz pero no logra tomar buenas decisiones a la hora de definir la personal. No soltó al pelota y chocó mucho con sus marcadores.

Diego Sosa (4): Sigue de capa caída. En los primeros minutos tuvo una chance clarísima para abrir el marcador pero la dilapidó. Después hizo poco y nada.

Juan Martín Lucero (6): En el arranque estuvo enchufado pero luego su nivel se cayó. Volvió a levantar cuando el Morro saltó a la cancha y pudo juntarse con éxito con el uruguayo en un par de jugadas.

Diego Viera (6): La gente lo ovacionó cuando saltó a la cancha. Le brindó otra prescencia a la defensa y pudo acomodar el fondo.

Santiago García (5): Su ingreso en el complemento levantó la moral del equipo. Contó con un cabezazo que se fue alto. Luego del 2 a 1 los ánimos se esfumaron y el Morro no tuvo más contacto con el esférico.

Valentín Burgoa (-): Entró por Sosa pero no logró hacer su juego porque el contexto de partido era complicado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?