Los históricos que volverían de la mano de Riquelme

Los históricos que volverían de la mano de Riquelme

Román ya empezó a organizar las nuevas divisiones formativas y va por otros históricos para que se sumen al proyecto.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Juan Román Riquelme barrió con varios de los entrenadores de las inferiores y juveniles de Boca, incluido el Coordinador general Oscar Regenhardt. Junto al Colorado, los vínculos de Rolando Schiavi (Reserva), Héctor Bracamonte (Cuarta), Sergio Saturno (Quinta), Víctor Marchesini (Séptima), Leonardo Testone (Octava) y Luis Lúquez (Novena) no serán renovados.

De todos los técnicos de las inferiores quienes hasta el momento no fueron notificados de la baja y continuarían gracias a la buena relación con Riquelme serían Gustavo Pinto y Jorge Martínez, quien hizo dupla con Leonardo Testone en octava, destaca el portal Infobae.

A partir de esta fuerte decisión tomada por Román, la primera desde que asumió la nueva dirigencia de Boca encabezada por el presidente Jorge Ameal y su vice, Mario Pergolini, varios nombres de históricos comenzaron a sonar con fuerza como sus posibles sustitutos. Entre ellos el más importante es Blas Armando Giunta, quien tendría el gran reconocimiento pese a haber jugado políticamente en las elecciones para la fórmula de José Beraldi y Royco Ferrari.

Giunta, de 56 años y con una gran trayectoria como entrenador del ascenso, siempre fue un admirador de Riquelme e incluso había declarado, antes de su alianza con Amor Ameal, que debía ser el presidente de Boca. De la mano del ídolo, Blas retornaría al club donde se ganó el corazón de los hinchas como jugador en los 90, época en la que dejó inmortalizado el “huevo, huevo, huevo”.

Otros nombres de históricos ex jugadores que retornarían a Boca son Roberto Pompei, Walter Pico, Chavo Pinto (continúa), Matías Donnet y Antonio Barijho (estaba en capatación). Todos ellos se harían cargo en las inferiores desde la quinta a la novena, respectivamente. Además, también cuentan con serias chances Diego Cagna, la Tota Fabbri, muchos de ellos compañeros del Chelo Delgado en el Boca Senior. En tanto, Carlos Fernando Navarro Montoya sería el responsable general en su cargo de Coordinador, lugar que deja vacante Oscar Regenhardt, y quien lo secundaría al Mono sería Chiche Soñora.

En el caso del Chipi Barijho dejaría su lugar en captación para ocupar su rol de entrenador o ayudante de campo. Habría que aguardar por los casos de Roberto Passucci, Norberto Madurga, Matías Arce, Emanuel Ruiz, entre otros de los captadores.

Un puesto clave que deberá resolver Juan Román Riquelme será el DT de la Reserva, aunque todos los caminos conducen a Sebastián Battaglia. En tanto, el Hugo Ibarra, quien fue ayudante de campo de Schiavi, podría formar parte del cuerpo técnico de la primera división. Y ese puesto sería el de Miguel Ángel Russo, quien sería anunciado en las próximas horas.

Tema más que importante también está relacionado en torno al futuro de Nicolás Burdisso en su puesto de manager. Si bien cuenta con un año más de contrato, el ex defensor habría puesto a disposición su renuncia. Jorge Amor Ameal había sido muy crítico con la decisión del presidente saliente, Daniel Angelici, de firmarle un vínculo de dos años teniendo en cuenta que a fines de 2019 había elecciones en el club. Al tanto de esto, y sobre todo de la nueva secretaría de fútbol que encabeza Riquelme, Burdisso habría decidido dar un paso al costado.

Frente a la salida de Burdisso se abre otro interrogante: ¿qué pasará con Daniele De Rossi? El ex futbolista de la Roma llegó de la mano del manager y no tuvo un buen paso en el club desde su llegada. A los pocos minutos que le dio Gustavo Alfaro, quien no lo pidió, se le sumaron algunos problemas físicos que hicieron que el italiano estuviera más afuera que adentro de los campos de fútbol.

Mientras disfruta de sus vacaciones en Europa, y lleva a cabo un entrenamiento especial, De Rossi habría manifestado a sus más cercanos el deseo de continuar en el club y de tener revancha. Daniele se mostró maravillado con el mundo Boca y su idea es dejar otra imagen. Aunque a Riquelme lo seduce la continuidad del experimentado mediocampista y aspira a recuperarlo con una buena pretemporada, Jorge Amor Ameal no estaría tan de acuerdo en que el campeón del mundo con Italia continúa. ¿Los motivos? Varios, pero sobre todo el económico.

Tras encontrarse con un club diferente al expresado por los dirigentes salientes, y con los primeros resultados de una auditoría interna, Ameal deberá resolver varios contratos dolarizados que quedaron desactualizados, sobre todo de los máximos referentes, entre ellos figura el de Daniele De Rossi. “No sabemos qué hará De Rossi, si se queda, si va a seguir. Todo tiene que ver con todo. Alguien lo trajo, alguien lo llevó al club, no sabemos si se sentirá cómodo con nosotros o no, revisaremos el contrato también”, declaró el flamante presidente de Boca en diálogo con Radio La Red.

A partir de ello, habrá que aguardar hasta qué punto las ganas del italiano de continuar cumpliendo su sueño pueden más, aunque adelantaron que su salario no es tan alto como muchos imaginan. El contrato de De Rossi vence en junio de 2020, pero cuenta con una opción de renovación por seis meses más.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?