Le bajaron los pantalones a Messi y la imagen recorre el mundo

Le bajaron los pantalones a Messi y la imagen recorre el mundo

En el primer tiempo del clásico disputado ayer entre Barcelona y Real Madrid, Tony Kross, tras ser superado por la Pulga, intentó detener al argentino y propició uno de los momentos virales del encuentro.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Rivales y admiradores suelen asegurar que a Lionel Messi no hay cómo frenarlo cuando acelera a pura finta. Pues bien, Tony Kroos puede haber encontrado un método poco convencional para anularlo... Sucedió durante el primer tiempo del empate 0-0 entre Barcelona y Real Madrid por la Liga de España, el primer clásico sin goles en 17 años. El capitán del conjunto blaugrana, de 32 años, inició un sprint en la mitad de campo y superó al mediocampista alemán, que quedó tendido sobre el césped, pero no por eso renunció a intentar detener la carrera del delantero. En consecuencia, lo tomó de los pantalones a la altura de la cintura. Pero la Pulga continuó y el mediocampista le bajó la prenda, provocando la imagen más embarazosa del encuentro.

Messi quedó con los pantalones abajo, pero por suerte para él tenía una calza que resguardó su pudor. La captura del video se transformó en viral y en bandera de los fanáticos del argentino, que señalaron que sólo de esa manera, apelando a artes ilegales, pueden obstruir su talento. “Casemiro dijo que Kroos controla el ritmo de juego”, señaló uno de los usuarios de Twitter. “Le quiso robar la ropa interior”, se burló otro.

En un duelo apagado, con un par de chispazos Messi se transformó en uno de los destacados del Barça en el Camp Nou. Seguido de cerca por Casemiro (quien le cometió una dura infracción) y por momentos doblemarcado por Kroos, tuvo el gol en sus botines, pero Sergio Ramos logró evitarlo con un rechazo en la línea del arco. También le regaló una asistencia mágica a Jordi Alba, supo humillar en una corrida electrizante a Luka Modric en el epílogo (luego no hubo conexión con Luis Suárez) y falló un remate con una pifia que demostró que, más allá de su inmenso talento, es humano.

Con el empate, Barcelona y Real Madrid comparten la cima de la Liga de España, con 36 puntos, cinco más que Sevilla, el escolta.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?