Mundial de Rugby

Erasmus ajusta detalles para alcanzar la gloria

El entrenador de los Springboks advirtió que si quieren ganar la Copa del Mundo, sus jugadores deben trabajar al máximo en la concentración y estar al servicio del equipo durante todo el partido

lunes, 21 de octubre de 2019 · 12:00 hs

Ya pasaron cuatro y ahora faltan dos. Esta fue la clara consigna y misión de Rassie Erasmus después de haber perdido en el debut de la Copa del Mundo 2019 ante los All Blacks, con el objetivo de ganar los seis partidos siguientes para llegar a la cima del mundo. Y para lograrlo, hizo foco en la la concentración de sus jugadores, que tienen que seguir creciendo para plasmarlo en la semifinal del próximo domingo ante Gales.

Para llegar a la final, Sudáfrica deberá cortar una racha negativa de cuatro derrotas en fila enfrentando al XV del Dragón ya que el último antecedente positivo data de los cuartos de final de la Copa del Mundo 2015, donde eliminaron a los Warren Gatland.

Erasmus sabe que su equipo debe anotar en cada chance que se le presente ante Gales, después de haber desperdiciado varias en el triunfo por 26-3 ante Japón.

"Tenemos que lograr anotar en esos momentos claves, donde tenemos la oportunidad y no debemos perdonar. Y no tener tampoco momentos de poca intensidad o relax, tenemos que focalizarnos en ser realmente consistentes".

"Quiero que los forwards y los backs jueguen con la misma intensidad los 80 minutos. Si te dormís por más que sean sólo cuatro minutos, la podés pasar mal", opinó.

"Creo que no necesitamos evolucionar en determinados aspectos del juego, se trata de intentar concentrarse al extremo en 80 minutos de rugby. Esto es lo que tenemos que lograr para intentar ganar la Copa del Mundo".

Gales parece haberle tomado la mano a Sudáfrica, a quien derrotó en los últimos años con tres partidos disputados en Cardiff y el restante en Washington DC.

Pero Erasmus, que liberó a sus jugadores este lunes y dará la lista de 23 el próximo jueves, contó nunca pudo seleccionar su mejor equipo ante Gales.

"Como entrenador de los Boks los enfrenté dos veces, una vez en Washington donde probé una formación mixta haciendo malabares, debido a que también íbamos a jugar contra Inglaterra. La otra fue en la ventana internacional de noviembre del año pasado, en la que no pude contar con nuestros jugadores que estaban en clubes del exterior".

Al finalizar y acerca del próximo rival, Erasmus recordó que "ellos son un equipo con mucho factor X, si mirás su plantel recordando aquella gira del año pasado por Argentina, demostró que incluso sin su mejor plantel puede ganar y dar pelea. Tienen variantes en cada posición, confían en sus cualidades y poseen un espíritu ganador".