Dakar Resumen

Lo bueno, lo malo y lo feo del Dakar 2018

Han pasado 24 horas del final de una edición que dejó su huella en el continente y en la nota detallamos los motivos.
Avatar del

Diego Zárate

1/5
Lo bueno, lo malo y lo feo del Dakar 2018(@gatomotos)

Lo bueno, lo malo y lo feo del Dakar 2018 | @gatomotos

Lo bueno, lo malo y lo feo del Dakar 2018(Dakar Rally)

Lo bueno, lo malo y lo feo del Dakar 2018 | Dakar Rally

Lo bueno, lo malo y lo feo del Dakar 2018(Dakar Rally)

Lo bueno, lo malo y lo feo del Dakar 2018 | Dakar Rally

Lo bueno, lo malo y lo feo del Dakar 2018(Eric Vargiolu)

Lo bueno, lo malo y lo feo del Dakar 2018 | Eric Vargiolu

Esta foto de Eric Vargiolu fue elegida como la mejor del Dakar 2018.(Eric Vargiolu)

Esta foto de Eric Vargiolu fue elegida como la mejor del Dakar 2018. | Eric Vargiolu

La 40ª edición del Rally Dakar no será una más. Su paso por el continente dejará un gran recuerdo teniendo en cuenta algunas situaciones que se dieron en carrera y en el escritorio. Hubo mucho bueno pero no por eso hay que tapar el sol con el dedo y vale remarcar también las contras que tuvo.

>

Lo bueno

Durante quince días hubo mucho para contar. El regreso de Perú a la competencia sin dudas fue el condimento extra que necesitaba la carrera para ser Dakar en estado puro. Las dunas marcaron de entrada un filtro que hasta algunos candidatos no pudieron superar.

La paridad en las categorías y las reñidas luchas que hubo por el podio, le dieron una cuota de suspenso y emotividad que tuvo a propios y extraños enganchados para saber de qué manera se iba a definir. Salvo en Quads, donde Casale se cortó rápido, las restantes debieron esperar hasta la etapa final para definir posiciones.

Esta vez, y por segundo año consecutivo, no hubo que lamentar muertes de pilotos como tampoco de espectadores. La gente entendió que la carrera se debe ver en lugares seguros y desde la organización implementaron riguroso controles para evitar inconvenientes.

Kevin Benavides, en motos, Nicolás Cavigliaso y Jeremías González Ferioli, en Quads, fueron los argentinos que consiguieron subir al podio en sus respectivas categorías. Lo del salteño fue histórico teniendo en cuenta que fue líder de la general y estuvo a un paso de la victoria. En autos hubo cuatro mendocinos entre los veinte mejores y uno de ellos, Sebastián Halpern, fue el mejor nacional y latinoamericano de la competencia, un título que no muchos pueden ostentar.

Lo malo

Nuevamente hubo que cancelar etapas, en esta oportunidad fue la novena para todos y la 12da par las motos. En el primero de los casos se debió por el mal clima reinante en Tupiza, Bolivia, lo cual podría haber complicado a la caravana. La de Fiambalá y San Juan no se corrió ya que había muchos ríos crecidos por las lluvias de los días anteriores.

El dominio de Ignacio Casale en Quads no dejó que la pelea con la joven camada sea más interesante. El chileno aprovechó toda su experiencia para sacar ventaja en Perú y a partir de ese momento manejó la diferencia y con antelación supimos que la carrera quedaba en sus manos.

Como ocurrió el año pasado, el clima en Bolivia hizo todo cuesta arriba. El frío, la altura y sobre todo las lluvias empañaron toda la fiesta que el pueblo preparó aunque de igual manera disfrutó del paso de la carrera. Las inclemencias climáticas fueron extremas en algunas ciudades al punto que se debió improvisar un campamento a la vera de una ruta para no quedar varados en medio de un campamento de lodo.

Lo feo

Las denuncias cruzadas en la parte final de la competencia. La primera fue la de Kees Koolen, quien presentó un reclamo formal contra Carlos Sainz por chocarlo y no haberlo asistido. Esto derivó en un recargo de 10 minutos para el español aunque días después esa pena quedó en la nada ya que los comisarios determinaron que en el incidente no hubo responsabilidad de quien luego ganaría la categoría Autos.

La restante polémica se dio en los Camiones y generó un importante revuelo luego de que la tripulación argentina que comandaba Federico Villagra fuera denunciada por cargar combustible en una zona prohibida. La situación tuvo miles de comentarios, de supuestos, aunque todo quedó sin definición luego de que el Iveco nacional desertara de la competencia.

Lo que viene

Para el próximo año, por el momento, todo es incógnita. Algunos rumores marcan que de a poco la carrera irá tomando rumbo hacia el Pacífico por lo que podría sumarse Ecuador a la cita. Lo cierto es que Perú se ganó su lugar y que Chile está a un paso de la vuelta tras la asunción de Piñera

¿Argentina? En ASO no imaginan un Dakar sin nosotros, entonces la pelota la tiene el Gobierno nacional que determinará si invierte para seguir estando o se abre para darle lugar a muchos que quieren estar. En lo próximos meses lo sabremos.