De Rooy acude al llamado de la arena

El piloto holandés regresa al Rally Dakar tras ausentarse en 2018. La llamada de la arena le resultó demasiado atractiva al campeón de las ediciones 2012 y 2016.

Avatar del

Sección Deportes

De Rooy acude al llamado de la arena(TEAM DE ROOY)

De Rooy acude al llamado de la arena | TEAM DE ROOY

Su ausencia no ha sido larga, pero se ha hecho notar El año pasado, Gerard de Rooy decidió tomarse un respiro del Dakar y pasar el testigo al piloto argentino Federico Villagra para que peleara con los Kamaz, cosa que hizo con gran brillantez.

Ahora bien, la llamada de la arena le resulta demasiado atractiva al bicampeón del Dakar (2012, 2016), que se coronó por primera vez precisamente en Lima, cuando el rally se estrenaba en el territorio peruano.

El piloto holandés, que saboreaba el sol de la mañana mientras esperaba a que los comisarios de carrera inspeccionaran su camión, se ha mostrado tan entusiasta como prudente a la hora de valorar la carrera que está por empezar.

"En 2012 e incluso en 2013, hicimos una carrera fantástica en este país, me encanta rodar por la arena. Pero es tan fácil tener problemas, como quedarte varado o que se vuelque el camión. Este año no conviene que ataquemos demasiado fuerte", analizó.

Aficionado a cazar especiales (recordemos que tiene ya 31 a sus espaldas), De Rooy anuncia en su discurso una estrategia más sabia para tratar de alzarse con su tercer oro: "Creo que este año, si terminamos todas las etapas en 3ª posición, podremos ganar el Dakar…. Ni siquiera hay que ganar una etapa. Lo más importante es mantener la cabeza fría. El objetivo es, como no podría ser de otra forma, la victoria, para el equipo o para mí. No nos importa quién gane, pero sí que sea un camión verde".

Temas
  • Camiones