Enternecedor: Docente sin plata, sorprendido por sus alumnos

El profesor tuvo que dormir en la escuela porque no tenía dinero para un alojamiento. Entonces, sus alumnos decidieron tomar cartas. Mirá este impagable video.
Avatar del

MDZ Curiosas

1/2
Enternecedor: Docente sin plata, sorprendido por sus alumnos

Enternecedor: Docente sin plata, sorprendido por sus alumnos

Enternecedor: Docente sin plata, sorprendido por sus alumnos

Enternecedor: Docente sin plata, sorprendido por sus alumnos

Un maestro recibe una tremenda sorpresa de sus alumnos. 

La sorpresa fue tan grande que las lágrimas fueron inevitables. El profesor, que trabaja en una escuela estatal de Brasil, y que no recibe sueldo en más de 2 meses,    dice que esta experiencia hace creer que el amor y la compasión al prójimo están vigentes

El profesor Bruno Rafael Paiva de la escuela estatal Balbina Viana Arrais, en Brejo Santo de Ceará (Brasil), atravesaba una complicada situación. Llevaba dos meses y medio sin recibir su salario pero, pese a ello seguía dando clases, mostrando su pasión por la docencia.

Sus estudiantes, enterados del difícil momento, decidieron darle una sorpresa que dejó visiblemente emocionado al maestro y fue él quien compartió en su muro de Facebook el emotivo momento. En una semana (15 de mayo) el video ya ha sido compartido más de 150.000 veces y ha superado las 5.800 reproducciones.

"No soy de publicar emociones personales. Pero esa fue muy fuerte y decidí compartir con amigos. Hoy cuando entré en la sala del 1° #Edificaciones, la sala en la que más doy clase y la más furiosa jajaja, tuve una sorpresa para la que realmente no estaba preparado", comienza narrando Bruno.

Te puede interesar:

En el video se ve el momento en el que ingresa al curso y sus estudiantes lo reciben con 'una actitud sospechosa'. Lo guían por los pupitres donde le habían escrito mensajes hasta que llega a su escritorio y encuentra una cajita con... ¡los 400 reales que habían logrado recaudar en una rifa!

El profesor primero se queda sin palabras luego, cuando comienza a agradecer a sus estudiantes. le ganan las lágrimas y los colegiales hacen algo que realmente emociona aún más y demuestra, según escribe Bruno, que aún es posible "creer en el amor al prójimo, en la compasión de colocarse en el lugar del prójimo y creer, principalmente, en el respeto y el amor del alumno hacia el #Profesor de su escuela".