En Aragón, la mayoría reconoce haber tenido sexo con un amigo

Según los expertos, "si las personas juegan con las mismas reglas de juego no debería inferirse ningún problema" de esas relaciones sexuales.
Avatar del

MDZ Curiosas

1/4
En Aragón, la mayoría reconoce haber tenido sexo con un amigo

En Aragón, la mayoría reconoce haber tenido sexo con un amigo

En Aragón, la mayoría reconoce haber tenido sexo con un amigo

En Aragón, la mayoría reconoce haber tenido sexo con un amigo

En Aragón, la mayoría reconoce haber tenido sexo con un amigo

En Aragón, la mayoría reconoce haber tenido sexo con un amigo

En Aragón, la mayoría reconoce haber tenido sexo con un amigo

En Aragón, la mayoría reconoce haber tenido sexo con un amigo

Lo que comenzó siendo una práctica eventual y aislada, parece ganar cada vez un mayor número de adeptos, especialmente entre la población joven. Pasión, deseo, sexo sin apenas compromiso y ningún tipo de vínculo amoroso

Así son las relaciones sexuales esporádicas que más del 50% de los aragoneses reconocen haber mantenido con un "amigo con derecho a roce" en algún momento de su vida.

Esa es una de las conclusiones que se extrae del 6º Barómetro Control 2017 ‘Los Jóvenes y el sexo' elaborado por Control, marca especializada en bienestar y diversión sexual, en el que un 61,1% de los 2.000 encuestados reconocía su indiferencia ante qué miembro de la pareja llevase la iniciativa en la cama.

Las relaciones sexuales entre amigos son, por lo tanto, un fenómeno cada vez más frecuente en la sociedad joven. Una práctica que para Santiago Frago, Co-Director del Instituto Amaltea, obedece a tres motivos fundamentales. "Primero a una pérdida de significado de la relación sexual. En la actualidad, para determinadas personas un encuentro sexual no genera compromiso ni vincula amorosamente. En segundo lugar al miedo al compromiso y la tácita exclusividad que él mismo suele generar. Y, por último, a que hace unos años hubo una desconsideración del valor del ‘placer' a nivel social y hoy percibimos cierta pérdida del valor ‘amor' entre los jóvenes", explica el sexólogo.

¿Es algo positivo, negativo o indiferente?

Cerca del 34% de los jóvenes admiten que no usan el preservativo como método de protección, algo tremendamente negativo y que puede llegar a ser perjudicial para su salud. Sin embargo, respecto al carácter de las relaciones sexuales esporádicas entre amigos, Frago considera que "si las personas juegan con las mismas reglas de juego no debería inferirse ningún problema. La dificultad puede surgir cuando aparecen sentimientos amorosos o alguien de la pareja da más relevancia a sus expresiones eróticas". Una situación que para el médico y especialista puede derivar en una "asimetría de intereses y deseos en la pareja".

El estudio de Control, además, pone de manifiesto la importancia de las amistades en los inicios de la vida sexual de los jóvenes aragoneses. De hecho, casi el 32% reconoce haberse dejado guiar por sus amigos en sus inicios en el sexo, mientras que un 44% afirma haber confiado en su propia intuición.

La misma marca de preservativos ya planteó otro estudio hace unos meses donde el 40,3% de los aragoneses ponía de manifiesto que su principal fantasía sexual es el trío. El sexo, como otras muchas cosas, también recoge multitud de mitos y leyendas, como estas nueve mentiras sobre la regla que alguna vez has podido escuchar desde niña.

 Heraldo