¡Abuelos con las manos en la masa!: detienen orgía en Tailandia

Un hotel sin licencia, durante los fines de semana, ofrecía servicio como sede para fiestas sexuales ilegales. La policía hizo que la fiesta acabara rápido.
Avatar del

MDZ Curiosas

1/4
¡Abuelos con las manos en la masa!: detienen orgía en Tailandia

¡Abuelos con las manos en la masa!: detienen orgía en Tailandia

¡Abuelos con las manos en la masa!: detienen orgía en Tailandia

¡Abuelos con las manos en la masa!: detienen orgía en Tailandia

¡Abuelos con las manos en la masa!: detienen orgía en Tailandia

¡Abuelos con las manos en la masa!: detienen orgía en Tailandia

¡Abuelos con las manos en la masa!: detienen orgía en Tailandia

¡Abuelos con las manos en la masa!: detienen orgía en Tailandia

El pasado sábado, la policía de Tailandia llevó a cabo una redada a un hotel sin licencia que, durante los fines de semana, ofrecía su servicio como sede para fiestas sexuales ilegales.

En estos encuentros con decenas de personas involucradas, la mayoría de los "invitados" son hombres extranjeros y mayores, principalmente de Canadá, Estados Unidos , Australia y países europeos. 

Según reportes, pagaron 62 dólares para entrar a la casa de pecado.

En la redada, capturada en video, se observan muchas mujeres, en su mayoría jóvenes, pero es probable que no estén ahí por gusto.

A raíz de los hechos, se ha revelado y volteado de nuevo la mirada hacia un problema latente y aparentemente permanente en Tailandia: el turismo y mercado sexual, tráfico de personas y el alto nivel de prostitución que existe, a pesar de ser ilegal.

A través de redes sociales, promocionan a las mujeres que portan un número de identificación. 

No solo eso, muchas de las mujeres que recurren a vender su cuerpo para sobrevivir o por ser obligadas, son jóvenes y niñas.

Tailandia ha intentado, y fallado, por años eliminar el mercado y tráfico sexual que convierte en Pattaya, ciudad donde ocurrió la redada, en "la capital mundial del sexo".

La prostitución es ilegal en Tailandia pero, reporta Daily Mail, las autoridades se hacen de la vista gorda pues también representa una industria millonaria que atraer a millones de turistas al año, la inmensa mayoría extranjeros. 

Tan solo en 2017, más de 35 millones de personas visitaron Tailandia.

Recorrer las calles de Pattaya es encontrar a mujeres y niñas presentándose,cual mercancía en una carnicería, para ser comprada por el mejor postor. En ocasiones, lo hacen desde plataformas y tubos, en otras, en una especie de aparador, cual si fueran maniquíes.

Las autoridades, simplemente, se han rendido ante el poder de la zona roja de Tailandia y su capital del pecado, donde el arresto de más de 25 extranjeros el pasado sábado, es solo un recordatorio de que la lucha no tiene para cuándo terminar. 


Noticiasya