Sheryl Luxenburg: “Pinto a quienes sufren algún tipo de angustia, conflicto o furia”

Gracias a los beneficios de un mundo hiperconectado descubrimos a esta pintora canadiense quien ha elegido el hiperrealismo como medio para su obra artística. Años de ardua dedicación le han permitido desarrollar una curiosa técnica -mezcla del acrílico con la acuarela-  que resulta en imágenes de evidente precisión fotográfica. 

Avatar del

Camila Reveco

1/4
.

.

Obra de Sheryl Luxenburg.

Obra de Sheryl Luxenburg.

Obra de Sheryl Luxenburg.

Obra de Sheryl Luxenburg.

Obra de Sheryl Luxenburg.

Obra de Sheryl Luxenburg.

Sheryl Luxenburg desarrolla una propuesta pictórica centrada en la realización de retratos femeninos. Logra profundizar en la comprensión del constructo emocional de las mujeres a través de un trabajo minucioso con la técnica, gracias al cual consigue aprehender el vigor del gesto:

Me enfoco en las expresiones faciales de las emociones humanas que atraviesan algún tipo de turbulencia”. 

A menudo los hiperrealistas focalizan su producción en el despliegue técnico y dejan de lado el aspecto conceptual, la veta más personal que está impresa en la obra de un artista. Sherly logra sortear esta tradicional limitación para presentar un trabajo que se agrupa en torno a temáticas unificadoras.

“Trabajo en series que incluyen desde seis hasta diez pinturas”, series en las cuales se complementan dos aspectos fundamentales en una obra de arte: técnica y expresión. El trabajo de las emociones y el mundo interior se deja ver en las meticulosas representaciones pictóricas. Cada una de ellas es cuidadosamente planificada para lograr el objetivo final que es, al fin y al cabo, dominar con maestría la exigente técnica del hiperrealismo. No hay lugar para el azar o la improvisación en su pintura.

“Jason de Graaf, Alvin Richard, Anne-Marie Kornachuk y Paul Beliveauson algunos de los hiperrealistas que están entre mis favoritos”, explica Sherly luego de comentar que en Canadá, la corriente ha perdido adeptos. El arte abstracto y el paisajismo son las estéticas más cultivadas. 

-Realismo, fotorrealismo e hiperrealismo, siempre los términos generan confusión entre el público. ¿Usted cómo los diferencia?
-A mi entender, el realismo es un movimiento que surgió en 1850 como una reacción en contra del romanticismo, y que representa los temas de manera auténtica, tal y como aparecen en la realidad, sin idealizaciones imaginativas, para favorecer a una observación minuciosa de las apariencias externas. El fotorrealismo, en cambio, lo entiendo como un movimiento artístico que evolucionó a partir del Pop art como una reacción en contra del expresionismo abstracto. Un término de Louis K. Meisel del año 1969, y en este género, el artista utiliza la fotografía y una representación plana del espacio como material de referencia principal. Después el artista reproduce la imagen -de la manera más realista posible- usando óleo, acrílico, acuarela, etcétera.

-¿Y el hiperrealismo?
-El hiperrealismo, aunque fotográfico en esencia, implica un trabajo más suave sobre la figura que se representa, porque se la exhibe como  un objeto viviente y tangible. A las figuras se las trabaja minuciosamente para crear una ilusión de realidad que no existe en la fotografía original. Las texturas, los efectos de iluminación y los sombreados se enfatizan más que en el material de referencia.

El hiperrealismo no es una representación estricta de la fotografía, sino que implica el uso de elementos visuales para crear una ilusión de una realidad donde nunca existió".

-¿Qué relación encuentra entre el hiperrealismo y el pop art, considerando que ambos surgen en la misma época y que evocan a lo contemporáneo?
-El pop art utilizó métodos comerciales como el estampado, la serigrafía y la reproducción de obras;  le restó importancia a la habilidad del artista de subvertir la realidad. En cambio el hiperrealismo utiliza la cámara para obtener el material de referencia. Aunque en ambos movimientos el tema representado en la obra refleja a la vida en ese momento y lugar en específico.

-Y a usted, ¿qué le atrajo especialmente del hiperrealimo?
-Soy una persona extremadamente organizada y sistemática. Estoy muy enfocada en mis objetivos y siempre sé exactamente qué quiero expresar con mi trabajo. Necesito saber cómo se verá el resultado final incluso antes de empezar. Trabajo en series que incluyen desde seis hasta diez pinturas; selecciono el tema de antemano, diseño cada imagen para después pintar hasta completar todo. Cada serie me toma muchos años.

-¿Nunca tuvo algún conflicto entre sus preferencias estilísticas y la formación que obtuvo en la universidad?
-No. Siempre he aspirado a hacer trabajo figurativo con una representación plana del espacio, por eso busqué educación formal en instituciones que pudiesen ofrecerme lo que quería. En estas últimas décadas, mi trabajo se ha vuelto más preciso, lo que atribuyo a cuatro décadas de experiencia y a mi aprendizaje bajo la tutela del reconocido Tom Blackwell (1938), un artista perteneciente a la primera generación de fotorrealistas.

-Me llama la atención que en las series de sus retratos femeninos haya poca variación en la posición de las modelos, en los encuadres o planos que elige… 
-Es que me especializo en pintar el torso superior. Me enfoco en las expresiones faciales de las emociones humanas que atraviesan algún tipo de turbulencia. Una gran parte de mis temáticas se relaciona a personas que han sufrido sensaciones de angustia, conflicto o furia. Mi serie “In theshower, condensation and wetsurfaces” (En la ducha, condensación y superficies húmedas) es sobre personas interactuando con superficies transparentes, vidrio y agua, simbolizando agotamiento emocional y una sensación de confinamiento e indiferencia. El drama en sus rostros expresa una pérdida personal. El elemento del agua representa a las lágrimas y la limpieza. Se muestra la forma en que el agua está limpiando el dolor ocasionado por sus sufrimientos.

-¿Cómo percibe, en general, el ambiente artístico de Canadá?
-En mi género en particular no hay muchos artistas que estén viviendo en Canadá. La acción se concentra más en Estados Unidos – de dónde proviene el género - así como también en Europa, Reino Unido y Sudamérica. En estos lugares expongo mi trabajo.

-¿Hay algo de sexismo en el mundillo del arte o cree que es un mito?¿Cómo lo percibe desde allí?
-Tengo muchas amigas artistas en todo el mundo con quienes tengo amistades muy valiosas. Nos estamos apoyando constantemente y siento que esto es muy importante teniendo en cuenta que una gran parte de los pintores hiperrealistas y figurativos son hombres. No necesariamente opino que existe prejuicio contra las mujeres artistas, simplemente que hay pocas. En la mayoría de los casos soy la única artista femenina en las exposiciones colectivas.

  • Si te gustó esta entrevista y querés leerla completa, podés visitar Revista Ophelia y adquirir nuestro último ejemplar  (www.revistaophelia.com/tienda)
  • Entrevista y producción: Camila Reveco, editora de Ophelia ([email protected])
  • Corrección: Andrea Marone
  • Traducción a cargo de Julián Reveco. 
Temas
  • Entrevista
  • hiperrealismo
  • artes plásticas
  • cultura
  • sheryl luxenburg
  • Canadá
  • arte
  • revista Ophelia
  • Camila Reveco