Latinoamericanos poseen aportes genéticos "notables" de sefardíes

Una investigación reveló que la población de América Latina cuenca en su ADN con un aporte genético significativo de la comunidad sefardí, denominación para las personas de religión judía que fueron expulsadas de España en 1492. Ello permitiría demostrar que la mezcla étnica sería mayor a la comúnmente esperada. Además su importancia radica en que sería un elemento clave para comprender la predisposición a enfermedades como el cáncer.

Avatar del

Redacción MDZ Online

Latinoamericanos poseen aportes genéticos "notables" de sefardíes

Latinoamericanos poseen aportes genéticos "notables" de sefardíes

Los latinoamericanos tienen en su ADN un aporte "notable" de la genética de los judíos sefardíes, que no sólo se refleja en rasgos como la estatura o la forma de la nariz sino que también es clave para comprender la predisposición a enfermedades como el cáncer, según un estudio publicado en Nature y del que participaron científicos argentinos.

El trabajo, realizado por el Consorcio para el Análisis de la Diversidad y Evolución de Latinoamérica (Candela) que lidera Andrés Ruiz-Linares, de la Universidad de Fudan (China) y Universidad Aix-Marseille (Francia), comparó patrones en el ADN de más de 6.500 latinoamericanos con el de 2.300 nativos de otros continentes.

Los resultados muestran que en los mestizos latinoamericanos existe una relación "bastante notable" con perfiles genéticos de los turcos sefardíes, denominación para las personas de religión judía que fueron expulsadas de España en 1492.

"Solía creerse que los primeros viajeros en llegar al continente tenían ascendencia ibérica. Sin embargo estudios recientes indican que otros inmigrantes, que no fueron retratados en los manuales escolares -dice el estudio- pudieron haber viajado clandestinamente, dejando una huella que aún perdura en el legado genético latinoamericano".

"Hasta ahora los registros históricos permitieron conocer la mezcla entre europeos, africanos subsaharianos y nativos americanos que caracteriza la región, pero actualmente se estudian las corrientes migratorias dentro de esos grandes grupos, que son muchas", afirmó a la agencia Télam Rolando González-José, vicedirector del consorcio Candela.

El especialista, investigador principal y director del Instituto Patagónico de Ciencias Sociales y Humanas (Ipcsh-Conicet), comentó que el estudio permitió detectar una "señal muy potente y clara" de la presencia de rasgos genéticos de los judíos conversos en "gente que camina por la calle en Lima, Ciudad de México, Porto Alegre, Medellín y Antofagasta".

Esas son "las poblaciones que estudiamos, pero tranquilamente podría ser la de Buenos Aires", señaló.

Además de ayudar "a conocer nuestras raíces históricas, la importancia del descubrimiento radica en que los datos pueden servir para calcular los factores de riesgo específico de una población a contraer determinadas enfermedades, como el cáncer", explicó.

"Por ejemplo -agregó-, hasta ahora decíamos que la probabilidad de cáncer de mama en mujeres de origen nativo americano era menor porque dentro de ese grupo sabemos que hay dos o tres genes que las protegen, pero hoy podemos ir más lejos porque sabemos que la enfermedad se presenta con mayor frecuencia en mapuches, a diferencia de aztecas o mayas".

"Es importante armar con estos datos un biobanco nacional de referencia para calcular los factores de riesgo específicos sobre nuestra población, que no es costoso desde el punto de vista presupuestario y tiene beneficios incalculables", afirmó González-José.

E insistió: "Los biobancos como Candela pasan a ser, así, de importancia estratégica nacional", por lo que consideró que "su creación y articulación no puede esperar más".

Temas
  • ciencia
  • ADN
  • sefardíes
  • judía
  • latinoamericanos
  • Universidad Aix-Marseille
  • Universidad de Fudan
  • Consorcio para el Análisis de la Diversidad y Evolución de Latinoamérica