Don Quijote 'revive' en la nueva novela de Rushdie

En su nueva novela, que lleva por título "Quichotte", el escritor indio-británico Salman Rushdie recrea las aventuras de un Don Quijote contemporáneo que recorre los Estados Unidos de la era de Donald Trump, a medio camino entre la ficción y la realidad.

Redacción MDZ

Salman Rushdie

RTVE

En su nueva novela, que lleva por título Quichotte, el escritor indio-británico Salman Rushdie recrea las aventuras de un Don Quijote contemporáneo que recorre los Estados Unidos de la era de Donald Trump, a medio camino entre la ficción y la realidad.

En la presentación de Quichotte en el teatro Sheldonian de Oxford (Reino Unido), Rushdie, de 72 años, arrancó risas al público en diversas ocasiones al leer fragmentos de su novela número catorce, repleta de ingenio, crítica social y referencias a la cultura popular. "Esta búsqueda no es solo un periplo desde el Medio Oeste hasta Nueva York. Es al mismo tiempo un viaje espiritual. El protagonista quiere convertirse en una persona mejor", describió el escritor.

El hidalgo caballero que protagoniza la reelaboración de Rushdie del clásico de la literatura española es un hombre maduro, de origen indio, que ha comenzado a perder el contacto con la realidad tras abandonar su trabajo como comercial de una farmacéutica. Desorientado, este "hombre ordinario", tal como le describe el autor, se refugia en la telebasura y comienza a creer que conoce a las personas al otro lado de la pantalla.

Su Dulcinea, en este caso, será una estrella de Bollywood que ha triunfado en la televisión estadounidense. Su obsesión por ella le hará levantarse del sofá y lanzarse a una aventura en la que cruzará el país con el objetivo imposible de conquistar el corazón de su amada.

Como en la obra de Cervantes, el personaje principal, bautizado como Ismail Smile, va acompañado de Sancho. Su fiel escudero, sin embargo, es en esta ocasión un escurridizo personaje imaginario: el hijo que el nunca tuvo. Junto a Sancho, que pronto adquiere personalidad e ideas propias pese a no existir -ni siquiera en la ficción-, este moderno Quijote se enfrenta en su camino con algunos de los problemas más actuales de los Estados Unidos, como el racismo y la plaga de los opioides.

La realidad y la ficción no solo se entremezclan en la mente del personaje, sino en la propia narración del autor. "Le propuse a mi hijo hacer un viaje por carretera. Íbamos a hacer más o menos la misma ruta que en la novela, pero luego cambié de idea. Pensé que iba a ser demasiada realidad, mejor inventar los lugares sobre los que iba a escribir", declaró Rushdie.

No es la primera vez que Rushdie retrata la sociedad contemporánea de Norteamérica. Su anterior novela, The Golden House (La decadencia de Nerón Golden, 2017), abordaba la polarización política en Estados Unidos y anticipaba la llegada al poder de Trump.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?