De Alemania a Mendoza: el Böhâmia Danse Quartett trae “Percussion”

La reconocida compañía europea presentará su visceral obra en el Teatro Mendoza como parte de su “Live on Tour 2019”. Héctor Böhâmia Wültrich, prestigioso régie y coreógrafo argentino, habla aquí de su trayectoria, la creación de sus obras y del "facilismo" del arte contemporáneo.

Redacción MDZ

.

Prensa ciudad de mendoza

“Una creación coreográfica puede tener un gran valor o puede ser tan sólo una o algunas personas moviéndose”, expresa Héctor Böhâmia Wültrich, régie y coreógrafo argentino de prestigio internacional con una enorme trayectoria en Europa y América. El afamado creador que ostenta trabajos junto con Pina Bausch o Peter Greenaway, visitará la Ciudad de Mendoza la próxima semana junto con su elenco para ofrecer una función única de su obra “Percussion” y también dictar una clase magistral.

La cita es el miércoles 14, a las 20.30, en el Teatro Mendoza (San Juan 1427), con entradas que van desde los $300 a los $500. Mientras que la clase magistral tendrá lugar este martes a las 10.30, en el mismo teatro.

“La misma es abierta y está destinada a bailarines y/o estudiantes de danza clásica y contemporánea nivel medio y avanzado. Para poder participar, los bailarines deberán inscribirse en el teatro y la condición es que hayan comprado entrada para ver la función o abonar $200, el cupo es limitado y se dará por orden de inscripción hasta cubrir dicho limite”, explican desde la organización.

.

Percussion, tal como Böhâmia la describe, representa “las tripas” de su arte. Esta pieza fue creada en 2011 entre Buenos Aires, Rabat (Marruecos) y Zagreb (Croacia). En esta ocasión llega con su Quartett de Frankfurt, en lo que representa una oportunidad más que especial para disfrutar del arte de este gran maestro argentino que marca tendencia en Europa con su estilo vanguardista.

A continuación, fragmentos de una entrevista con Héctor Böhâmia Wültrich al respecto de su arte.

-¿Cómo es crear en este contexto social y político?

-La danza siempre fue mi soga, intenté desesperadamente reflejar lo que estaba pasando, porque entiendo que esa es la tarea de un artista. En mis comienzos era una época de gran investigación, estábamos orientados a ver de todo tratando de entender. Mis primeros trabajos fueron muy salvajes, luego llegó toda una autodisciplina. Eso fue lo que me salvó de los momentos duros, de la soledad y de la muerte. Me conecté con gente que había dejado de ver, gente que pensaba que tenía otra mirada sobre mi obra. 

Pasan cosas extrañas con el arte. Por un lado tiene un valor existencial y al mismo tiempo puede no tener ninguno. Algunas obras  que compuse aparecían solas, como si hicieran fuerza para volver. Para mí era un enorme agujero negro, en ella estaba parte mi vida. Un período que me marcó fundamentalmente".

-¿Qué sensaciones le da su regreso a la Argentina?

-Extraño y lento. Artísticamente han pasado cosas interesantes. Comencé a trabajar por todo el país, siempre he tenido espacios.

-¿Cómo ve la danza joven actual? ¿Cree que hay un ámbito para su desarrollo?

-Hay un salto generacional enorme. Personalmente tengo una visión muy definida de la danza, mi danza es lo que soy. Ahora la visión de los más jóvenes es otra, por eso dejé de enseñar, porque sentía que de alguna manera estaba condenando a los estudiantes. Creo que uno tiene que trabajar con las vísceras, pero la generación de ahora tiene la cabeza en el mercado. Algunos de los talentos bellísimos que trabajaron conmigo terminaron siendo jurados en competencias mentirosas y me preguntaba, ¿para esto le dediqué tantas horas de mi tiempo? Hace poco escuché decir a alguien que el ballet “ya fue”. Es increíble, el ballet es la base, es el alma del bailarín, es el soplo. Ahora la estética pasa por los cuerpos sin vidas, sin reacciones, sin cansancios, sin movimientos. La danza contemporánea de hoy es hacer lo menos posible, no hay necesidades de estudiar nada. Es el vacío y eso influye porque se persigue una idea de arte muy internacionalista, conceptual, dicen. 

Hay que entender que la vida de cualquier artista es de muchísimo trabajo. Ahora eso pasa por un costado y hay mucho facilismo al que se le llama contemporáneo".

.

Acerca de Héctor Böhâmia Wültrich

  • Nació en Buenos Aires en 1967, régie y coreógrafo, estudió danza y música en la Juilliard School de New York y dirección escénica en el Berliner Ensemble. Trabajó con Pina Bausch, Peter Greenaway, William Lincoln Christie y Rolf Liebermann. Sus obras se exhibieron en la Kungliga Operan de Estocolmo, Sadler’s Wells de Londres, Staatsoper Unter den Linden de Berlín, Théâtre Mohammed V de Rabat, Gran Teatro del Liceo de Barcelona, Opéra National de Lyon y teatros de toda América.

Ficha técnica

  • Percussion- Böhâmia Danse Quartett (Alemania). Director: Héctor Böhâmia

  • Función: miércoles 14 de agosto, 20.30 hs. Teatro Mendoza.

  • Entradas anticipadas a la venta en boletería.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?