MDZ: 10 años en offside, adelantado a su tiempo

Antes que los usuarios de smartphones se contaran por millones y existieran las redes sociales, un diario se animó a desafiar el modelo imperante. ¡Felices 10 años de vida, MDZ!
Avatar del

Kevin Maroto

1/2
MDZ: 10 años en offside, adelantado a su tiempo

MDZ: 10 años en offside, adelantado a su tiempo

MDZ: 10 años en offside, adelantado a su tiempo

MDZ: 10 años en offside, adelantado a su tiempo

Con los diarios de papel languideciendo y obligados a adaptarse a lectores que se informan a través de redes sociales y mediante la pantalla de su celular, es fácil prever que el futuro de los medios debe contemplar esta modalidad de consumo si pretenden sobrevivir. No era tan fácil anticipar que esto sucedería cuando surgió el primer diario nativo digital de la provincia hace una década.

En 2007 los usuarios de smartphones no se contaban por millones como ocurre en la actualidad y un diario que prescindía de su versión papel para acompañar a su sitio online era mirado con desconfianza, sobre todo en una sociedad tan conservadora como la mendocina.

Sin embargo, MDZ se fue ganando su lugar, anticipándose a la revolución que generaron las redes sociales y a los cambios en las formas de consumo, con lectores ávidos por participar activamente y desafiar al modelo imperante entre los grandes medios de comunicación.

MDZ fue pionero en darle participación a esa nueva figura del lector prosumidor, que no sólo consume las noticias sino que también las produce y compite por la función social de informar. En lugar de sentir como una amenaza el avance de este lector, MDZ lo escuchó y le brindó un lugar desde el cual expresarse, entendiendo la horizontalidad con la que circula la información a partir de que el acceso a internet se convirtió en norma.

MDZ entendió antes que nadie que ese pedestal en el que el periodista se pavoneaba no duraría para siempre y que había que escuchar e integrar a los lectores, que mediante sus opiniones anticipaban la revolución en ciernes. 

Los medios que se resistan a adaptarse a esta nueva realidad quedarán en el camino o afrontarán cada vez más dificultades, pero dudo que esto le ocurra a MDZ; porque nació adelantado a su tiempo y fue adoptando todos los avances tecnológicos sin resistencia y con naturalidad. En una época en la que los nativos digitales comienzan a incorporarse al mercado laboral y al informativo, ¿qué mejor que un diario nativo digital para captar sus inquietudes e intereses y qué mejor que uno que tiene 10 años de experiencia haciéndolo? ¡Felices 10 años de vida, MDZ!