Mitos y verdades de la cerveza artesanal: sabor, salud y calidad

Si sos fan de las cervezas artesanales, te compartimos algunas observaciones para tener en cuenta.

MDZol Comercial

1/2
Photo by rawpixel on Unsplash

Photo by rawpixel on Unsplash

Photo by Emma Paillex on Unsplash

Photo by Emma Paillex on Unsplash

Ya nadie puede negar que la producción de cerveza artesanal sube como la espuma misma. En cada rincón de la ciudad y a través de toda la provincia se ha generado un efecto dominó en apertura de emprendimientos con expendio de cerveza artesanal o de cerveza tirada dentro de sus servicio/productos. A través de ellos se puede disfrutar de esta bebida que, según dicen los conocedores, es más sana, está cada vez más rica y dìa a dìa mejora su calidad.

¿Pero cuánta verdad hay en todas estas afirmaciones? ¿Responden a verdades comprobables o son solo tendencias y modas?

El sabor

Impulsados por el sabor, los consumidores de cerveza inclinan la balanza hacia el lado de las artesanales. “Lo que tienen de particular, por un lado, es su receta, que puede ser tradicional, innovadora. Por otro lado, es el método de elaboración y la calidad de la materia prima, entre las que está el agua, elemento fundamental de todo proceso y del producto final”.

En este punto, no hay que olvidar la gran variedad de sabores, recetas y estilos que existe en el planeta. Hay uno por cada gusto personal.

Bebida saludable

Según sus propiedades, la cerveza es rica en agua (lo que favorece la hidratación), baja en sodio y rica minerales (potasio, silicio, magnesio, fósforo)

Destacable su cualidad antioxidante y rica en vitaminas del grupo B. Este combo contribuye al aumento del colesterol bueno.  

Ahora bien, se dice que el exceso de consumo de cerveza tiende a generar “panza cervecera”. Tal vez, eso pueda estar relacionado más a la falta de una buena o regular actividad física y carencia de alimentación sana, que al consumo de la cerveza.

Varios estudios realizados por Institut Klinicke a Experimentalni Mediciny en Praga (República Checa) -realizado en 2003 y reiterado en 2013- demostró que no existe conexión entre la cantidad de cerveza que las personas toman y el tamaño del abdomen.

Photo by Emma Paillex on Unsplash.

Calidad

Como pasa con cualquier otro producto, existen cervezas artesanales de mejor o mayor calidad que otras, y también hay cervezas industriales mejores que otras.

Por lo tanto, “determinar si una cerveza artesanal es de mayor/mejor calidad o no que una cerveza industrial no es algo que se pueda generalizar. Igualmente, no se puede generalizar que una cerveza esté más rica que otra. Todo depende de qué cervezas consumamos, cual comparamos y con qué criterios se tengan en cuenta en la comparación”, concluye un enólogo profesional.