Críticas al Hospital El Carmen

Mandanos tu opinión sobre este u otros temas a: contacto@mdzol.com

Mi peregrinación para conseguir el certificado comenzó hace 4 meses. Inicié el trámite y perdí el turno porque era "obligatorio" el papanicolau y mi médico estaba de viaje.

Lo vuelvo a pedir a los 7 días y me dicen que ya no importa el papanicolau, que no lo piden...

Inicio los estudios a las 7 de la mañana y salí a las 15:30. Iba en fila india con otras 15 personas a extraer sangre; de allí los 15 al electro, al cardiólogo ,al psicólogo, a etc,, etc.

En diez días tendría el certificado. Voy luego a calle San Juan a rfetirarlo y no estaba.

Vuelvo a los 20 días, y tampoco. Pasó un mes y nada.

A los dos meses llamo al hospital y me dicen que se perdió mi sangre.

Les pregunto que cuándo me iban a avisar y nadie supo contestarme.

Ahora, pensé, tengo que volver a ir y perder tiempo, pedir permiso en el trabajo y gastar dinero.

Vuelvo muy enojada y parece que me vieron la cara de estúpida, porque me contestaron que la sangre no les alcanzo ¿?

Me dijeron que en 10 días todo estaría listo.

A la semana, no estaba.

A los 15 días no tenían un miserable hemograma y cuando reclamé, el señor tuvo la caradurez de contestarme que no me puede seguir atendiendo porque tiene mucha gente.

La jefa de calle San Juan se comunicó y obtuvo la misma respuesta.

Todavía no tengo el certificado y he perdido, entre otras cosas, la oportunidad de trabajo y a nadie le importa.

Nadie me dio una respuesta y sigo esperando presa de la ineficiencia y burocracia de este país no tan bendito.
Opiniones (1)
18 de julio de 2018 | 04:20
2
ERROR
18 de julio de 2018 | 04:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Lo que escribe esta lectora no escapa a la la realidad del pais y la provincia en materia de salud. La salud uno de los pilares básicos de toda sociedad, al igual que la justicia estan siendo manejadas de forma totalmente irresponsable por quien la mayoria del pueblo eligió. Con gobiernos populistas, que se jactan de socialistas y viven en la opulencia del capitalismo la sociedad padese este tragico y anunciado fin de que se termino la salud pública y gratuita, si quiere ser bien atendido hay que tener dinero y medios como para pertenecer a una buena obra social o seguro médico sino a pensar en las proximas elecciones no hay nada mas que hacer. A los profesionales que cumplen sus horas por cuestión de etica en los hospitales públicos que tratan la gente de "que haces vos" y despues en el consultorio particular de "como esta señora", los dejamos los dejamos para la proxima. A pensar en las elecciones de 2009.
    1