El bebé debe nacer

Tiene doce años y ya fue violada. Con prepotencia, con brutalidad, el mismo adulto que debía protegerla, su padrastro, vulneró despiadadamente su pequeña intimidad, quebrantó lo más profundo de su ser, dejando huellas indelebles en su psiquis, en su afectividad y en su
cuerpito. ¿Dónde están los derechos humanos de esta niña? El derecho a la salud, a la familia, a la educación? Nuestra civilización occidental tiene logros fantásticos como la "Máquina de Dios" y el robot que opera, pero ¿no se interesa en desarrollar estrategias de contención para evitar estos abusos?

Es la prepotencia del más fuerte. Y la fuerza es la razón del que no tiene razón. Igual que la solución que se propone: continuar con la espiral de violencia que se ensaña con el más débil, que es, en este caso, el bebé por nacer. Así no vemos el abuso, no sentimos la responsabilidad como pueblo. Pero el daño está. Haya o no embarazo, la pequeña ha sido reiteradamente abusada. Y esa herida lacerará su ser durante toda su vida.

¿Qué haremos para que no ocurra nuevamente? ¿Qué medidas tomarán el Gobierno y la Justicia para prevenir que tantos niños y mujeres sean abusadas?

El nuevo pequeño también tiene derechos humanos, aunque no lo veamos. Es como si negáramos el Holocausto o el genocidio armenio porque no hemos sentido gritar a las víctimas. Existieron, como también existe en el útero materno un ser humano desarrollándose. Para darse cuenta sólo basta con mirar los libros de biología que describen con imágenes harto elocuentes, cómo se desarrolla el embrión dentro del útero materno. En Eureka, el museo que había en el Parque, mostraban en cerámica, en tamaño natural, ese proceso paulatino en cuyas faces los espectadores íbamos  descubriendo maravillados la conformación del ser humano desde muy pequeño. Era evidente, lo estábamos viendo. Era un bebé chiquitito, que ya
desde sus 2 ó 3 cm. pregonaba su futuro. Mis hijos lo observaban con la mirada asombrada y limpia del que no está ideologizado, y descubrían entusiasmados, ese complejo proceso que se ilustraba frente a nuestros ojos desde la fecundación. Ese proceso en que la química, la física y la biología molecular desarrollan incesantemente un ser humano con una carga genética
determinada y única.

Y hoy, en la sociedad, nos debatimos en un discurso ideológico. Los de derecha por un lado, los de izquierda por el otro; los religiosos, las autoconvocadas. Como decía Ortega y Gasset, estas dicotomías son síntoma de una "hemiplejia mental". Para mí, simple mujer que he sido madre, es fundamentalmente una cuestión de biología y de derechos humanos.

La situación que tratamos es terrible, porque está generada en un acto de violencia. A partir de ella, la niña tiene derecho a vivir sus 12 años, y el bebé tiene derecho a vivir. ¡Hay tantas parejas desesperadas por adoptar!

Opiniones (9)
24 de febrero de 2018 | 05:11
10
ERROR
24 de febrero de 2018 | 05:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Desde que escalón hablás? Quién te subió? Dejate de pontificar y que cada cual se exprese como quiera. Sabés lo que más lamento, que foristas reconocidos te contesten, porque en realidad sos muy maleducada.
    9
  2. pero si yo no la insulté¡¡¡ además de que otra forma puedo entender las xxxxx.yo lo lamento por uds. que eso no lo entiendan como censura.
    8
  3. Estimado lector: Como usted debería conocer, no deseamos publicar agravios. En este caso, de usted hacia la autora de esta nota, con la cual se puede coincidir o disentir, pero siempre de manera respetuosa. Si usted interpreta que poner "XXXX" es una actitud de censura, lo lamentamos profundamente. Gracias por leernos. MDZ
    7
  4. estaría bueno que la señora esta explique cual es la relacíon de la gente que quiere adoptar y el caso particular de esta niña.se supone que debe tener algún fundamento.estaría bueno que me expliquen porque me censuran con esas xxxxxxxxxxxx si yo no las puse.
    6
  5. como alguien en su sano juicio puede decir:¡hay tantas parejas desesperadas para adoptar¡¡ el pensamiento de la señora esta sería el siguiente: porque existen parejas que quieren adoptar bebés, esta niña tiene que parir al hijo para que alguien lo adopte ( independientemente de que la niña pueda morir,etc), o sea, que todo se resume a la necesidad de quienes quieren adoptar. esta mujer está xxxxxxxxx no entiendo como ledan cabida en un diario.
    5
  6. Me parece que la carta no aporta nada. Falta contenido de algo más que no sepamos. Es mi crítica de la carta. Ahora, veo que son todas mujeres la que escriben, me sorprenden para mal. A continuación les digo por que. Pésima carta(maria jose): por que le arruinaron la vida a la nena ella puede arreglarla matando al niño. Interesante. ¿Adoptar?(Miriam s): Sin palabras. Prejuicio infundado al 100%. Que triste leer eso. Quizás fue una exteriorización de si misma. Aberrante(Cris): Como lo vas a adoptar como a una mascota!!! Mejor matémoslo como una cucaracha!! Tampoco la autora de la nota pone en duda el derecho a la vida de la nena. Creo que en la única condición que se debe permitir el aborto, es en caso de peligrar la vida de la madre por razones fundadas por profesionales imparciales.
    4
  7. Se nota que esta señora no tiene nada que hacer que ponerse a escribie pavadas en el diario (no se da cuenta que es una nena ) le arruinaron la vida , la infancia. Quisiera ver si se tratara de su hija tendria la misma opinion
    3
  8. Que la señora adopte a alguno de los chicos que estan en la Dinadyf, peor no los rubios y de ojos celestes, los que quedaron achacados por alguna enfermedad. A ver si le sale un corazón de verdad y no de tinta solamente.
    2
  9. Así me parece el contenido de esta carta. la autora, a quien no conozco, se atreve a ponerle como cierre esta frase. "¡Hay tantas parejas desesperadas por adoptar!", como si los niños fueran mascotas, mercadería y como si la niña embarazada ya no tuviera derechoa la vida. Un horror. Felicitaciones por la nota: "La infantil actitud de adultos que le exigen adultez a una niña"
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve