El trasfondo: la discusión del modelo económico

"El nivel de la retención debería ser variable según los productos y de hecho pone a prueba la necesidad de construir un Estado eficaz y eficiente y, con las complejidades del caso, preservar rentabilidad sectorial".

No hace falta argumentar demasiado para sostener que la discusión acerca de las retenciones es uno de los temas del momento.

La discusión se complica porque el planteo sectorial de los productores agropecuarios se ha convertido en un catalizador de casi toda la oposición política.

Quiero plantear el tema en términos de política económica y de modo conceptual.

Hace poco tiempo leí en un suplemento económico un artículo de Aldo Ferrer en que hablaba de la "enfermedad holandesa", problema habitual en países dotados de ventajas comparativas en recursos naturales. La enfermedad holandesa consistiría en la fijación de un tipo de cambio al nivel que hace eficiente la explotación del recurso natural. Esto hace que los países que así actúan quedan en clara desventaja para producir cualquier otra cosa, por ejemplo cualquier bien industrializado. Por ello la llama también la maldición de los países ricos en recursos naturales.

Bellísima y simple descripción de lo que ha pasado con la desindustrialización durante los '90. Pero extensiva a todas las economías regionales, entre ellas Mendoza. Una enorme mayoría de los bienes transables de Mendoza carecen de ventajas comparativas y es para ellos insostenible un tipo de cambio al mismo nivel del de la pampa húmeda.

Demás está decir que la gran ventaja comparativa de la Argentina es la pampa húmeda.

No analizaré aquí cuestiones como la diferencia entre ventaja comparativa y ventaja competitiva ni modelos de desarrollo, pretendo argumentar de modo simple y escueto.

El centro del esquema económico que ha permitido tasas de crecimiento del orden del 9% durante cinco años consecutivos, logro inédito, es un tipo de cambio "competitivo", es decir alto. Ello posibilitó la recuperación de la industria, de la construcción, ... y del campo.

Pero esto hace inevitable un esquema de retenciones:

• Desde un punto de vista práctico porque los bienes transables sobre los que Argentina goza de ventajas comparativas son los alimentos que consumimos, por ello, prescindiendo de la situación contextual, si hay un tipo de cambio alto, normalmente en términos relativos (y economía abierta), los alimentos serán caros para la gente. Las retenciones bajan sus precios internos.

• Desde el punto de vista de la justicia de la medida se hacen necesarias porque imponen una renta extraordinaria ya que los exportadores liquidan dólares a un tipo de cambio mayor al de equilibrio, máxime la inexistencia de tributos específicos.

Quiero señalar que el sistema productivo de la pampa húmeda, prescindiendo de consideraciones ecológicas sobre las que desconozco, ha sido fenomenalmente exitoso y representó una revolución tecnológica ejemplar y muy positiva. Pero ello agrava el problema. Aumenta la ventaja en donde había una ventaja.

El nivel de la retención debería ser variable según los productos y de hecho pone a prueba la necesidad de construir un Estado eficaz y eficiente y, con las complejidades del caso, preservar rentabilidad sectorial.

Los economistas suelen establecer equivalencias que permiten proyectar conclusiones, entre ellas se puede decir que el valor de la tierra refleja la rentabilidad obtenible (o alguna medida de un cálculo sobre el flujo futuro de fondos), siendo esto así, los precios de la hectárea reflejan que, por lo menos, el negocio no es malo, es más parece que es buenísimo. Si fuera creíble el discurso que es imposible producir, el precio de la hectárea hubiera caído notablemente, cosa que no ha pasado.

El interés de la economía mendocina es radicalmente disímil del de la pampa húmeda.

Es posible descubrir entre las hendijas del discurso del "campo" y de parte de la oposición una reivindicación en los hechos del modelo económico de los '90. Sería tristísimo que prospere semejante cosa.
Opiniones (3)
25 de abril de 2018 | 21:42
4
ERROR
25 de abril de 2018 | 21:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Coincido en muchos puntos, me falta algo que es lo que me asusta: ¿QUÉ HACEN CON EL DINERO? Este "modelo" es una aspiradora de recursos, se los morfan. No coparticipan, no subsidian, no hacen nada de lo que tu explicación dice. Simplemente RECAUDAN para el "Presupuesto Nacional" y multiplican el Gasto Público. Hay que poner límites al gasto público, y reformar el sistema fiscal URGENTE! Además de coincidir con uncle records, perfecto lo que dice.
    3
  2. Carlos, coincido en varias cosas con vos, pero ¿sabés lo que pasa? Los productores de la Pampa Húmeda simplemente se hartaron de ser los socios bobos del planeta K. Máxime con los aprietes de Moreno, D´Elía y compañía. Por otro lado, las provincias se desangran con la falta de recursos genuinos, ya que las retenciones y el impuesto al cheque no se coparticipan. ¿Te acordás del federalismo fiscal Carlos? Además, sumale a todo esto el verso K sobre los datos de inflación, algo que seguro a vos también te avergüenza (y a Cobos también) y el combo es completo. ¿Quién banca a los K? El pejotismo tradicional (con deserciones crecientes, la concertación plural (más bien minúscula) y los grupitos de piqueteros que van de D´Elía a Pérsico (que no representan más que a grupos de resentidos y bancados por algunos plancitos) Me parece que el planeta K está en retirada y agotó una etapa histórica. De ahora en más empieza su declive. Buscá otro espacio político Carlos, que defienda el federalismo fiscal en serio, la verdad institucional, el antipersonalismo y el antimesianismo. ANTES DE QUE SEA TARDE !!
    2
  3. que yo recuerde en el 89, 95 y en el 99 se voto el modelo que nadie se hace cargo que voto. y ahora hablar de ese sistema es como hablar de hitler... incluso el descontento de ese sistema se sintió por el 95... 6 años después empezó a enflaquecer pero ganó una elección (y podemos contar que delarua gano gracias a ese modelo también)... el modelo k empezó a enflaquecer a los 4 años... y ya esa tendencia no va a parar. Así que prospere lo que prospere va a ser tristísimo... ciclo terminado. En este país los que tienen derechos a protestar son los pobres, los ladrones, los come choripanes y los bondis. Si te sacan y tenés guita te responden: "y cual es el problema si vos tenés un monton?".Yo entendiendo el problema le pregunto al autor: Desde el punto de vista practico... esta bien duplicar un impuesto en 4 meses en un contexto de negocios? ni el gobierno, ni los intelectuales de pacotilla saben lo que es una planificación. Que sea justo o no ese impuesto, tenés que dejar margen de dedición ante una medida de ese nivel No nos quejemos cuando los choferes de bondi paren sin avisar, si así de prepo parece que es la forma correcta y el gobierno da el ejemplo
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec