Medios masivos de comunicación e inteligencia emocional

Junto al cine y la televisión, los medios escritos y radiales han contribuido a la opinión y la conciencia colectiva.

Los medios de comunicación masivos signaron las últimas décadas del siglo pasado con su impronta de modelos, mensajes, valores, etc.

La comunicación de masas y la información a travéz de estos medios fueron las vedettes de esta época reciente. Junto al cine y la televisión, los medios escritos y radiales han contribuido sobremanera a la opinión y la conciencia colectiva. Casi nadie ha quedado al margen del proceso de la información masiva y las políticas de globalización del planeta se han apoyado básicamente en estas tecnologías.

Hoy la inteligencia emocional está ocupando un espacio relevante y ha abierto, con la neurociencia, la investigación que está superando fronteras y que sin duda influencia el ámbito de la comunicación humana. Es deseable  que la inteligencia emocional, como nueva herramienta de este siglo introduzca su conocimiento y experiencias en el ámbito de los medios masivos. Nos referimos a la necesaria capacitación, de los hacedores de la cultura  en la Inteligencia Emocional y no a ésta como noticia o como información.

Se trataría entonces de capacitarnos para hacer inteligencia emocional en los medios de comunicación masiva. Y así evitaríamos la astucia o la manipulación. Es relevante y  hace a la esencia de la capacitación la distinción entre inteligencia emocional y manipulación emocional, sin duda esta controversia es uno de los aspectos más delicados que debe asumir la comunicación de masas para crecer en valores humanos tan necesarios en nuestra sociedad.

Productores y consumidores podrán verse beneficiados a la hora de producir y recepcionar la noticia, el evento, el encuentro, el conflicto etc.

Si citamos a Antonio Monerris: “Toda propuesta racional es relevante no por la perfección argumentativa, sino por la capacidad de conmoción y grado de concernimiento, por su conexión sólida y duradera con una emoción”. La comunicación posee un ineludible componente emocional. Convenimos entonces que todo mensaje no solo es un mensaje cognitivo sino fuertemente  emocional.

Esto es parte de nuestra vida cotidiana, pero sin embargo no estamos educados  para dar cuenta de este proceso. La ingenuidad del receptor hace que pueda ser manipulado por aquellos que poseen ciertos conocimientos y técnicas específicas para emitir mensajes y es el mensaje emocional el que perdura e impacta. La educación en inteligencia emocional nos puede dotar de herramientas indispensables para abordar nuevos desafíos.

Educación emocional y medios masivos

Desde la perspectiva antes mencionada la educación emocional, entendiendo a esta como la manera de aprender “a responder” en lugar de meramente “reaccionar” frente a los acontecimientos, se convierte en una necesidad insoslayable.

Es relevante el uso consciente de dicha inteligencia que todo individuo posee desarrollada en mayor o menor medida, es indispensable su uso en el proceso de comunicación y realmente necesaria en los medios de comunicación masiva.

Viene a nuestra mente aquella lección aprendida tempranamente en la audición radial de Orson Wells que ha sido citado en tantos escritos de los medios de comunicación masiva, donde el mensaje radial por su forma y contenido produjo una conmoción a una audiencia multitudinaria en los Estados Unidos.

El último descubrimiento en neuroplasticidad cerebral nos habla de la capacidad adaptativa del cerebro, pero a su vez también nos menciona la importancia para el desarrollo humano que tiene la “regulación” de las emociones, ya que esta capacidad está directamente relacionada con la capacidad de éxito de la persona. Si a ello le sumamos la importancia que tiene el componente emocional del entorno en el que se desarrolla la misma, aquí nuevamente los medios de comunicación masiva. Tienen una responsabilidad muy importante.

El clima en que vivimos es fundamental para desarrollarnos, tomamos la palabra clima parafraseando los noticieros televisivos que siempre cuentan con un bloque dedicado al pronóstico del tiempo: lluvias, tormentas, soleado, nublado, etc.

Necesitamos entonces un clima “regulado” en nuestra vida cotidiana, un clima armonioso, amable, que cultive los rasgos positivos y ponga hincapié  en las posibilidades, que ayuden a sostener la vida mas amorosamente, y en este aspecto toda inteligencia emocional en los medios de comunicación masiva, será plausible y absolutamente necesaria.-Entendemos por inteligencia emocional la capacidad de hacernos conscientes y desarrollar nuestro espacio de libertad entre el estimulo que recibimos de afuera y la respuesta que daremos.

Instrumentarnos en este espacio, es lo que nos hace inteligentes emocionalmente. El conocimiento y el dominio de nuestras emociones  es de alguna manera lo que nos ha de conducir tanto a la manifestación de la paz como al éxito en cualquier área de la vida.

Opiniones (1)
22 de abril de 2018 | 00:57
2
ERROR
22 de abril de 2018 | 00:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. RAMIRO - MUY BUENA LA NOTA
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec