A 29 años del triunfo de Raúl Alfonsín

La trayectoria del Dr. Raúl Alfonsín no comenzó el 30 de Octubre de 1983, por el contrario, el triunfo electoral de aquel día empezó a edificarse mucho tiempo antes y fue consecuencia de los numerosos aciertos que el estadista tuvo a la hora de interpretar el devenir histórico de nuestra Patria.

Deseamos que nuestros jóvenes sepan sobre su trayectoria, sus convicciones, sus anhelos y sus sueños.

Alfonsín fue una de las personalidades que fundaron la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH). Esta asociación fue la primera creada en Argentina para hacer frente a las violaciones sistemáticas de los derechos humanos que en aquella época comenzaron con la actividad de la Alianza Anticomunista Argentina o Triple A. Su primera reunión se llevó a cabo durante el mes de diciembre de 1975 en la Casa de Ejercicios Espirituales que dependía de la Iglesia de la Santa Cruz y fue convocada por Rosa Pantaleón y además del propio Alfonsín asistieron el obispo de Neuquén Jaime de Nevares, el rabino Marshall Meyer, el obispo Carlos Gatinoni, la dra. Alicia Moreau de Justo, Oscar Alende, Susana Pérez Gallart, Adolfo Pérez Esquivel y Alfredo Bravo.

Esta Asamblea desempeñó un importante papel en la defensa de los derechos humanos, apoyó el trabajo de la CONADEP y luchó contra la impunidad de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última Dictadura Cívico Militar.

Al mismo tiempo Alfonsín puso gratuitamente su servicio de abogado para defender opositores y presentar hábeas corpus por los detenidos-desaparecidos, actividad que por sí misma solía significar la muerte.

También fue uno de los contados dirigentes que en 1982 criticó abiertamente la aventura de los comandantes militares por iniciar la guerra por Malvinas.

Ya en plena carrera por la presidencia, Alfonsín logró identificar a su principal oponente con el pasado inmediato, el conflictivo periodo 1974-1976 y la dictadura, denuncia el denominado "Pacto militar-sindical" que consistía en un acuerdo entre los “representantes” de los sindicatos (léase el centro neurálgico del partido peronista) y los militares en vías de abandonar la casa de gobierno, la idea era evitar un triunfo radical a cambio de amnistía para los crímenes cometidos durante la Dictadura.

Las elecciones se realizaron el 30 de octubre de 1983 y Alfonsín triunfó obteniendo el 51,7% de los votos frente al 40,1% del peronismo. Asumió en el cargo el 10 de diciembre de ese año.

A los radicales

En momentos donde la UCR ha extraviado el rumbo y la identidad, es saludable recordar el legado del Dr. Alfonsín respecto al contenido que supo darle a nuestro partido.

A fines de los 60 bajo la dictadura de Onganía, estrechó sus contactos con los sectores de centro-izquierda, como el socialismo dirigido por su amigo Guillermo Estévez Boero, y comenzó a desarrollar, desde la Provincia de Buenos Aires, un pensamiento socialdemócrata dentro del radicalismo que tendría un considerable impacto en la juventud.

Entre 1971 y 1972, los jóvenes radicales de la Junta Coordinadora Nacional y Franja Morada, que habían mantenido una militancia activa contra la dictadura militar, comienzan a acercarse a Raúl Alfonsín.  De este modo el alfonsinismo comenzó a definirse como línea interna progresista frente al balbinismo que expresaban una actitud conservadora dentro de nuestro partido.

En 1973, la Unión Cívica Radical perdió las elecciones ante Juan Domingo Perón; Raúl Alfonsín resultó electo, una vez más, diputado nacional con un programa que proponía entre otras cosas la reforma agraria, una nueva reforma universitaria, la democratización del sindicalismo y el establecimiento de una democracia social.

A todos

Probablemente, hoy el ojo sesgado de los historiadores hará énfasis en su obra de gobierno, para bien o para mal, para defenderlo o para atacarlo, pero el objeto de esta nota no es el período de gobierno sino como se llegó al 30 de octubre de 1.983. Muchos no lo llegaron a ver. Fue una gesta colectiva de muchos años y de mucha gente.
 
Pasión y lucha, diálogo y construcción de consensos son los pilares que cimentaron su carrera. Un ser humano como todos, con aciertos y errores, pero que logrará convertirse en espejo para propios y extraños. Hoy Alfonsín logra inquietar el pensamiento y la perspectiva haciendo sonrojar por obra, pensamiento y capacidad intelectual al más pintado de los dirigentes partidarios actuales.

Hace 29 años, Alfonsín le ponía el hombro al país, no desperdiciemos semejante esfuerzo colectivo que nos costó sangre y muchas vidas.

Celebremos la democracia y el triunfo de las urnas, repensando y transformando nuestro presente y nuestro futuro en pos de una verdadera unión entre los argentinos.

Agrupación Alem
Guaymallén - Mendoza

Opiniones (5)
24 de mayo de 2018 | 21:32
6
ERROR
24 de mayo de 2018 | 21:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. "Puro humo" y "una gran oportunidad perdida" se aplica mucho mejor al régimen actual. Lo de Alfonsín, en su época y con las limitaciones económicas y políticas que tuvo, fue titánico.
    5
  2. desgraciadamente puro humo, una gran oportunidad perdida
    4
  3. LA ARGENTINA TIENE DOS POLÍTICOS QUE DEMOSTRARON LO QUE HOY LES FALTA A TODOS LOS DEMÁS: COHERENCIA, HONESTIDAD Y AUSTERIDAD. SE LLAMAN RAUL ALFONSÍN Y ARTURO ILLIA.
    3
  4. Excelente recordatorio de lo hecho por Raúl Alfonsín, conozco el trabajo de la agrupación Alem en Gllén y me sigue sorprendiendo las ganas y convicciones que le ponen a la militancia. Felicitaciones porque sobre todo son buena gente.
    2
  5. Reforma agraria????? ayayay Ricardito firmando con De Narvaez...parece que no fuiste criado en la misma casa...que cosa seria...
    1