"Huso horario: papelones nada más"

Este lector, desde su punto de vista, analiza el cuestionado huso horario que se ha implementado desde la Nación. Pone como ejemplo a la provincia de San Luis y exhorta a nuestros políticos a tomar determinaciones al respecto.

Cualquier ignorante se da cuenta de que todo se sigue haciendo absolutamente mal. Y esto es así porque siempre en los ineptos de turno que nos gobiernan hay desconocimiento y temores en tomar una sana y adecuada determinación. Además hay intereses y compromisos en juego.

No se actúa de acuerdo a lo que la ciencia y la naturaleza aconsejan. Así como no se tiene en cuenta a los estudiosos al momento de un reconocimiento económico por su labor investigativa y aportes científicos, con más razón se los ignora cuando dan su opinión sobre el tema tan importante de los husos horarios.

Si la experiencia , los estudios, y la mayoría de la gente de la zona Oeste del país aconsejan sobre la necesidad de tener una diferencia horaria en relación al Este, entonces, ¿por qué no hacerlo?

Acaso los grandes países del primer mundo, (de los cuales sólo imitamos lo malo y no lo bueno), no cuentan algunos con dos, tres y más husos horarios? Tal es el caso de EE.UU., sobre el cual nuestra clase política (equivocadamente o no) siempre toma como ejemplo. Ese país tiene cuatro husos horarios con diferencias de una hora entre sí, a saber : EST, CST, MST y PST, habiendo una clara diferencia horaria entre los estados del Este y los del Oeste. Para evitar el mismo problema y polémica social de todos los años, ¿No habrá llegado el momento de tomar una determinación atinada y definitiva?

No hablo de estudios previos porque los estudios ya se han realizado y con creces. No vaya a ser que ahora se busquen argumentos para estudiar el tema y con ello comenzar a viajar por el mundo a fin de ver cómo han hecho otros países para solucionarlo y patear el problema para el año que viene, cuando nos encontraremos nuevamente en la misma encrucijada. O también comenzar a realizar frecuentes y prolongadas reuniones legislativas que generalmente fracasan por falta de quórum y que nunca llegan a nada porque nadie arriesga, nadie se compromete o simplemente no están preparados para tomar decisiones.

Por otro lado, además de la incapacidad de quienes tienen que tomar cartas en el asunto a nivel gubernamental (llámese Ejecutivo, Legislativo, etcétera), existe una especie de carencia total de federalismo por parte de algunas provincias que con tal de quedar bien con el jefe/a  supremo a nivel nacional perjudican a su provincia y a su gente con una determinación equivocada.

A ello habría que sumarle la falta de solidaridad por parte de gobernadores de algunos estados provinciales que, aunque conscientes de la necesidad de cambiar de horario con respecto a Buenos Aires, no lo hacen por al menos dos razones:

a) Por no contradecir a la propuesta del ejecutivo nacional.
b) Por no solidarizarse con otra provincia del mismo meridiano , ya sea por estar gobernadas por un partido de distinto color político, o simplemente por tratarse de una provincia con la cual compite en sus economías y desarrollo regionales.

¿Cuánta ignorancia no ?

Un ejemplo patético es lo sucedido con San Luis donde Rodríguez Saa, con buen criterio, decide volver atrás con los relojes. Este, tal vez no hubiera hecho lo mismo si el presidente de la Nación hubiese sido Menem. Por otro lado, Gioja en San Juan no quiere el cambio de horario para no contradecir a Cristina y para no comulgar con Mendoza ante un potencial cambio que hubiese propiciado Jaque. Este último, al igual que Gioja, por no contradecir a Cristina y ante el temor de que suceda lo que años atrás (Mendoza aislada como ahora lo será San Luis), decide unilateralmente seguir con el horario propuesto por la Nación, siendo que él, con seguridad, en su fuero interno tampoco está de acuerdo.

 A modo de conclusión, se demuestra que no se actúa con conocimiento, raciocinio, federalismo y al servicio de los ciudadanos.

Muchachos: de una vez por todas, dejen de hacer papelones. Pónganse los pantalones, reúnanse los jefes de gobierno de las provincias del oeste. Hágan realidad el federalismo y gobiernen para bien de sus provincias y de su gente.
Opiniones (5)
21 de junio de 2018 | 17:07
6
ERROR
21 de junio de 2018 | 17:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No solo no sirve para ahorro de energía, porque en mi caso particular encima me acuesto a descansar más tarde, por lo tanto me levanto mas cansada y a mis hijos no los puedo mandar a la 10 de la noche si recien esta oscureciendo eso implica mas tv, mas luz, mas compu, más luz, mas ventiladores prendidos, mas luz, cual es el beneficio???. Me parece seria mas beneficioso para todos usar el federalismo de una buena vez y pensar en la gente de cada provincia y no solo en capital federal?.
    5
  2. Si las teorías de Einstein se han confirmado, podemos optar porque cada persona tenga su horario, su reloj biologico, habrá gente, los madrugadores, que para ellos las ocho de la mañana es cuando esta amaneciendo y ya es de noche a las cuatro de la tarde, luego están los trasnochadores, para estos amanece a las once, hay resaca, por lo que el desayuno debe ser meditado y suculento, de modo tal que se le junta con el almuerzo, esta gente gusta de largas siestas, despiertan a las cinco y treinta y alli empiezan a trabajar duro salvando las papas calientes, las urgencias y para ellos anochece a las 22hs, que es cuando se emperifollan y se ponen el ol espaice para salir de milonga. Hay otras percepciones del tiempo, los vagos, estos detestan amanecer en postura horizontal y prefieren que el dia transcurra entre amigos discurriendo de temas diversos, para estos ultimos el tiempo siempre sobra para pasarla bien. En fin es complicado el asunto
    4
  3. En mi humilde opinión, no hace falta cambiar ninguna hora ni huso horario: en todo el planeta se podría adoptar una misma única hora - (*) - pudiendo cada región o país ejercer sus usos y costumbres al momento que le conviniere. Por ejemplo: En Londres amanecería a las 6, en Buenos Aires a las 10 y en Sydney a las 22. En Londres ingresarían a trabajar a las 8, en Buenos Aires a las 12 y en Sydney a las 24. Y así sucesivamente. (*) Hora mundial que de hecho ya existe: Swatch Internet Time o Biel Mean Time (BMT). Ver http://es.wikipedia.org/wiki/Hora_Internet
    3
  4. cuando no hay muchas noticias, hay que inventar algun escándalo. en otros tiempos fue hasta el Chupa Cabra. Ahora sin querer o queriendo nos han aturdido biologicamente. Tienen tiempo de seguir improvisando, nosotros aturdidos y solo conversando de este tema y hasta solidarizandonos intercambiando "pastillitas" para dormir.
    2
  5. Estoy totalmente de acuerdo con el Sr. Riportella. Quisiera saber si alguno de los cientos de asesores que transitan por la Casa de Gobierno le alcanzó al gobernador un estudio realmente concreto sobre el supuesto ahorro de energía que produciría el cambio de horario. Seguramente no. Lo que demuestra una vez más lo improvisado de nuestros políticos, nuestro gobernador y nuestra presidenta. Sólo hacen eso: impovisar.
    1