La consternación en España por el triple femicidio que cometió un hombre frente a sus hijos

Un hombre de 45 años asesinó a su exesposa, a su exsuegra y a su excuñada en presencia de sus hijos. Se trata de un grave crimen de violencia machista que consternó a la sociedad española.

bbc mundo

La Guardia Civil recoge evidencia en la escena del crimen en Valga.

José Luis Abet, de 45 años, fue arrestado en España tras confesar un triple crimen en el que mató a su exesposa, a su exsuegra y a su excuñada en presencia de sus dos hijos.

El tripe crimen machista ⁠-como se le describe en la prensa española⁠- ocurrió el 16 de septiembre en la mañana cuando los niños, de 4 y 7 años, se preparaban para ir a la escuela.

Los hechos se produjeron en la casa en la que la pareja había convivido hasta el divorcio, hace casi dos años, ubicada en el municipio de Valga (Galicia), en el noroeste de España.

Los femicidios causaron consternación en en el país, donde son ya 41 las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año y 30 los menores que han quedado huérfanos, informa la agencia de noticias española Efe.

"Desde 2003, 1.016 mujeres han sido víctimas mortales de episodios machistas en España", recoge la misma fuente. Ni la excuñada ni la exsuegra, también asesinadas, formarán parte de las estadísticas oficiales.

El presidente de España, Pedro Sánchez, calificó lo ocurrido como una "terrible" tragedia.

Un triple crimen

El suceso ocurrió a primera hora de la mañana del lunes, cuando Sandra B.J., de 39 años, estaba preparando a sus hijos para llevarlos al colegio.

Según la información obtenida por la policía, Abet se acercó al vehículo en el que su exmujer había subido a sus hijos para llevarlos a la escuela y empleó un arma corta para dispararle, frente a los menores, que fueron testigos de lo ocurrido.

Tras acabar con la vida de su expareja, el homicida disparó contra su excuñada de 27 años, que estaba junto al coche llamando al 112 para alertar del suceso y, posteriormente, a pocos metros de allí mató a su exsuegra, María Elena J.F., de 57, que acababa de llegar, informa la agencia de noticias española Efe.

Abet huyó del lugar, tiró el arma en un río y se refugió en la casa de su madre, donde llamó a las autoridades para confesar el crimen y entregarse, según la prensa española.

El primer ministro de España, Pedro Sánchez calificó al evento como una "terrible" tragedia.

Las autoridades informaron que no había constancia de antecedentes ni denuncias previas por violencia de género ni en los servicios sociales ni en el Centro de Información a la Mujer de la localidad en la que residían.

Los medios locales reportaron que Abet había mandado mensajes a su exesposa acusándola de "bloquearle" el acceso a sus dos hijos.

"Deja de ir de víctima que ya cansas", escribió el hombre en Facebook, según el diario español El Mundo. "Me pides el divorcio y encima no me dejas ver a los niños".

Después de que el juzgado de Caldas de Reis decretara prisión provisional y sin fianza para Abet, el hombre ingresó a la cárcel este 17 de septiembre, a la espera de juicio.

El gobierno local decretó tres días de luto en Valga por los asesinatos y este martes se convocaron varias manifestaciones. Los niños se encuentran bajo la custodia de un tío.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?