Estrecho de Ormuz: Reino Unido afirma que Irán capturó dos buques petroleros en el estrecho de Ormuz

Las autoridades de Reino Unido denunciaron a Irán por la captura este viernes de dos barcos petroleros en el estrecho de Ormuz.

Redacción MDZ

El Stena Bulk navegaba por el estrecho de Ormuz rumbo a Arabia Saudita.

Medios iraníes confirmaron que el tanquero Stena Impero, de bandera británica, fue detenido por miembros de la Guardia Revolucionaria a petición de la Organización Marítima y de Puertos debido a que la embarcación "no respetaba las normas marítimas internacionales".

Indicaron que el petrolero había sido trasladado a la costa para ser sometido a los trámites legales correspondientes, de acuerdo con un comunicado de la Guardia Revolucionaria citado por la televisora iraní Press TV.

Los propietarios del Stena Impero, que navegaba rumbo a Arabia Saudita, dijeron que no habían podido entrar en contacto con el tanquero mientras se movía "en dirección a Irán".

De acuerdo con la compañía, la embarcación cuenta con 23 tripulantes y fue abordada por "pequeñas lanchas no identificadas y un helicóptero" en el estrecho de Ormuz.

Stena Bulk, propietario del barco, y Northern Marine Management, responsables de la gestión del mismo, confirmaron que el tanquero fue contactado a las 15:00 GMT de este viernes mientras estaba en aguas internacionales.

"No podemos contactar con el barco que en estos momentos se dirige a Irán. No ha habido información sobre heridos (entre la tripulación) y su seguridad es la principal preocupación tanto de los propietarios como de los administradores", dijeron en un comunicado.

El gobierno de Irán encargó a la Guardia Revolucionaria las labores de patrullaje en el estrecho de Ormuz.

Según las autoridades británicas, Irán también detuvo un segundo petrolero de nombre Mesdar, que cuenta con bandera de Liberia pero está operado por una naviera británica.

"Estas capturas son inaceptables. Es esencial que se mantenga la libertad de navegación y que todas las embarcaciones se puedan desplazar de forma segura y libre por la región", dijo Jeremy Hunt, ministro de Exteriores de Reino Unido.

Estos incidentes se producen en el contexto de las crecientes tensiones en las relaciones de Irán con Estados Unidos y Reino Unido.

Incidentes en aumento

La captura del tanquero se produjo al día siguiente de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara el derribo de un dron iraní (que Teherán niega) cerca del estrecho de Ormuz y poco más de una semana después de la captura por parte de Reino Unido de un tanquero iraní en el estrecho de Gibraltar.

Pero ha habido más incidentes.

En mayo, Estados Unidos envío al golfo Pérsico al Grupo de Ataque USS Lincoln, una de las diez unidades de operación más grandes de las que dispone la Marina de ese país para proyectar su poder alrededor del mundo.

En junio, Irán derribó un dron estadounidense, lo que estuvo a punto de generar una respuesta militar por parte de la Casa Blanca.

Además, se han producido varios incidentes en los que tanqueros comerciales que se encontraban en la costa de Emiratos Árabes Unidos, fueron objeto de supuestos actos de sabotaje.

En mayo, el barco noruego Andrea Victory fue golpeado por un "objeto desconocido" cerca de su línea de flotación cuando navegaba en mayo cerca del estrecho de Ormuz.

Todos estos incidentes han ocurrido en torno o directamente en el estrecho de Ormuz, ubicado entre el golfo Pérsico y el golfo de Omán.

Se trata de uno de los pasos marítimos más importantes y estratégicos del mundo, a través del cual circula alrededor de una quinta parte de las exportaciones mundiales de petróleo.

El trasfondo político de estos incidentes se relaciona con el aumento de las tensiones entre Irán y EE.UU.

En mayo de 2018, el gobierno de Donald Trump decidió se retirarse del acuerdo nuclear que Irán había firmado en 2015 con seis potencias mundiales.

En este acuerdo Teherán se comprometía a limitar su producción y reservas de uranio enriquecido a cambio de que se levantaran las sanciones internacionales que cumplía en ese momento.

Sin embargo, la decisión de la Casa Blanca de retirarse y de reinstaurar las sanciones puso en duda la viabilidad de ese compromiso.

En mayo pasado, Irán anunció que empezaría a incumplir con algunas de las restricciones que había aceptado, entre las cuales se incluía limitar la cantidad de material nuclear que producía y almacenaba.

Este aumento de la producción de material fisible por parte de Irán abre las puertas a medio plazo para el desarrollo de armas atómicas, precisamente aquello que se quería evitar con el acuerdo de 2015.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?