Crisis en Venezuela: ¿qué riesgos corre Colombia al ser el "centro de operaciones" de la cruzada contra Nicolás Maduro?

Durante las últimas semanas, Colombia se convirtió en el epicentro de la cruzada internacional contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Boris Miranda (@ivanbor) Corresponsal de BBC News Mundo en Colombia

Duque (derecha) acompañó a Juan Guaidó en numerosas oportunidades en los últimos días.

BBC Mundo

Durante las últimas semanas, Colombia se convirtió en el epicentro de la cruzada internacional contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Esa misma urbe colombiana recibió el viernes pasado a unos 30 artistas que, junto al millonario británico Richard Branson, protagonizaron un mediático concierto multitudinario en demanda de la entrega de la llamada ayuda humanitaria.

Ese mismo día aterrizaron en Cúcuta los mandatarios de Chile, Sebastián Piñera, y de Paraguay, Mario Abdo, y apareció por sorpresa el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (Congreso) y reconocido por medio centenar de países como mandatario de su país, Juan Guaidó.

Desde hace dos semanas, la ciudad fronteriza de Cúcuta es el gran almacén de las donaciones que Estados Unidos y otros países enviaron con la intención de que llegaran a Venezuela.

Y el fin de semana fue el campo de batalla en el que camiones cargados con esas donaciones y miles de manifestantes venezolanos intentaron sin éxito romper el cerco militar y policial instruido por Nicolás Maduro.

Por si fuera poco, este lunes Bogotá fue la sede de una nueva cumbre del Grupo de Lima, una coalición de países que no reconocen al gobierno venezolano, con dos inéditos invitados estelares: el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y Guaidó.

El encuentro concluyó con un nuevo llamado a la comunidad internacional a unir fuerzas para doblegar al gobierno venezolano y el pedido a la Corte Penal Internacional para que "considere la grave situación humanitaria" de Venezuela.

Maduro rompió relaciones con Colombia el viernes, en el marco de dos conciertos fronterizos en apoyo y en contra de la entrada de la ayuda humanitaria.

El bloque también anticipó que responsabilizará a Caracas de cualquier atentado que pueda sufrir el "presidente encargado".

A todo esto se suma la ruptura de relaciones con Colombia por parte de Venezuela, que pone a ambos países en una situación de tensión que no se veía desde 2008, cuando Hugo Chávez y Álvaro Uribe protagonizaron una crisis diplomática que demandó la mediación de los países de la región.

BBC Mundo conversó con expertos en relaciones exteriores que señalan que Colombia se convirtió en el "centro de operaciones" de la cruzada internacional contra Nicolás Maduro y las consecuencias que eso puede tener.

El millonario Richard Branson aterrizó en Cúcuta para sumarse a la "operación humanitaria".

Los riesgos

El politólogo y columnista Fernando Posada señala que el papel de Colombia en la crisis venezolana se ha vuelto protagónico y eso no es gratuito.

"El envío de la ayuda tenía un componente inmensamente político y que no se haya logrado tiene consecuencias y costos. Se logró presionar a Maduro desde Colombia, pero el objetivo no fue cumplido", indica el analista.

Posada reconoce que Colombia es el líder del llamado "cerco diplomático" practicado por medio centenar de países para quitarle todo el oxígeno al gobierno venezolano.

"Cualquier resultado, negativo o positivo, tendrá serias implicaciones para el país. En este momento, por ejemplo, Colombia corre riesgos tales como que la violencia en la frontera escale al grado de un conflicto armado" apunta el columnista.

El fin de semana, los puentes binacionales de Cúcuta fueron escenario de choques entre manifestantes opositores y fuerzas de seguridad venezolanas.

La tensión fronteriza y sus consecuencias difíciles de anticipar son los mayores riesgos que corre Colombia en criterio de Posada.

"Todo cambia en el escenario de violencia militar, venga del lado que venga", concluye.

La gloria o...

"Puede llevarte la gloria o cargar con la derrota".

Así describe la analista política Marcela Prieto la situación en la que se encuentra Colombia al haber asumido un papel protagónico en el llamado "cerco diplomático" contra el gobierno venezolano.

"Asumir el liderazgo puede generar un desgaste político pese a que te enfrentes a un régimen totalitario y mafioso. Un gobierno con estos niveles de totalitarismo vuelve a cualquier acción internacional en algo complejo", explica la investigadora a BBC Mundo.

Para la experta, es casi lógico el papel que juega Colombia debido a su situación geográfica y ser el más afectado por la crisis venezolana.

"El factor migratorio afecta nuestras propias capacidades de brindar bienes y servicios básicos a la población. El ingreso de más de un millón de personas claro que incide y nos convierte en una parte interesada", indica Prieto.

Finalmente, la analista indica que hechos como que Colombia sea el depositario de los cientos de toneladas de ayuda humanitaria le otorga una responsabilidad mayor al país y al gobierno de Iván Duque.

¿Colombia líder?

Desde Cúcuta, en una de las entregas de las donaciones hechas por EE.UU. la anterior semana, el embajador estadounidense, Kevin Whitaker, afirmó que Colombia se había convertido en el "líder mundial por la liberación de Venezuela".

Mientras que el presidente Iván Duque reiteró que su país seguirá prestando todo el apoyo logístico para el "operativo humanitario" pese a que no tuvo éxito el 23 de febrero pasado.

Pese a los riesgos observados, los expertos consultados por BBC Mundo coinciden en que un eventual desenlace favorable a la coalición internacional detractora del chavismo posicionaría a Colombia y a su mandatario en una situación de liderazgo regional.

"Colombia asumió una posición de vanguardia en el escenario internacional, luchar por la libertad de Venezuela", explica la analista Marcela Prieto, quien añade que si ese objetivo se cumple, el país será parte de ese triunfo.

Después del intento de romper el cerco de Maduro el 23 de febrero, las protestas en la frontera bajaron de intensidad.

Mientras tanto, Fernando Posada señala que la administración de Duque ya obtuvo algunos logros prácticos dentro de estas crisis como la acogida a los militares desertores venezolanos, "algo que no le debe gustar a Maduro".

Las encuestas de las dos últimas dos semanas publicadas en medios locales indican que el presidente de Colombia subió varios puntos en su popularidad y eso es atribuido a su posición activa sobre Venezuela (y discurso fuerte contra la guerrilla del ELN).

Con Guaidó todavía en territorio colombiano, Iván Duque instando al mundo entero a apretar más el "cerco diplomático" y toneladas de cajas y bolsas con comida y alimentos en Cúcuta, parece difícil que este país pueda quedar fuera de la ecuación de lo que vaya a suceder en Venezuela, opinan los expertos.

Es más, señalan, a estas alturas cualquier desenlace posible repercutirá en las esferas de poder de Bogotá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?