Política

Clarens también mencionó a Cartellone y desde la empresa niegan acusaciones

La constructora mendocina ya es investigada por el correlato local del Lava Jato brasileño. En la causa de los cuadernos, Cartellone fue mencionada por dos "imputados colaboradores": el expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner y, recientemente, el financista de Néstor y Cristina Kirchner, Ernesto Clarens, aceptado la semana pasada como "arrepentido".

Por Redacción MDZ Online

Cartellone, junto al embajador en Chile, José Octavio Bordón

A diferencia de Enrique Pescarmona, el nombre de José Cartellone no aparece en los cuadernos de Oscar Centeno. Sin embargo, la constructora del empresario mendocino fue vinculada al esquema de pago de coimas a través de los testimonios de dos arrepentidos: primero, el expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner y, recientemente, el financista de los Kirchner, Ernesto Clarens.

Cartellone ya estaba vinculado al correlato argentino del megaescándalo de corrupción brasileño "Lava Jato" por haber formado un consorcio con Odebrecht, entre otras empresas locales, para la construcción de una planta potabilizadora. La empresa de Brasil confesó que para poder realizar esa obra pagó sobornos, lo cual salpicó a todas las firmas que integraron la UTE.

Ahora, Wagner y Clarens ubican a Cartellone en al menos 10 obras por las que habría pagado sobornos al kirchnerismo. Sin embargo, por el momento no ha habido citación para el empresario mendocino y desde la empresa, en comunicación con el periodista Hugo Alconada Mon, de La Nación, niegan las acusaciones de los "arrepentidos". "Somos una empresa transparente", indicaron.

"Somos una empresa transparente. Rechazamos lo que declaró Wagner o cualquier otro arrepentido y ya nos hemos puesto a dispoción de la Justicia", manifestó la empresa a Alconada Mon mediante un vocero.

Por otra parte, este domingo se conocieron algunos detalles de lo que declaró Pescarmona en la causa de los cuadernos, donde está imputado, pero integra la lista de "colaboradores" o "arrepentidos". De acuerdo con el empresario, el dinero entregado a Roberto Baratta, mano derecha de Julio De Vido en Planificación, era para destrabar los pagos que adeudaba el gobierno chavista de Venezuela.

En aquel país, Impsa vendió turbinas para las represas de Tocoma y Macagua. De hecho, ante la interrupción en los pagos, en la empresa mendocina quedan hoy en día varias palas de turbina que se produjeron para enviar a Venezuela, lo cual nunca se concretó.

Esta nota incluye información de: La Nación

Tags

  • Cuadernos
  • Lava Jato brasileño
  • argentino
  • brasileño
  • Odebrecht
  • Brasil
  • Cámara de la Construcción
  • CAC
  • Mendoza