Política

Clarens recaudó $30 millones de coimas para el plan Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo

En su extensa confesión, el financista aseguró que recibía órdenes de Lázaro Báez o José López. Entre las misiones más insólitas que le encomendaron se destaca recaudar para el plan Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo y ayudar a la empresa constructura Gotti.

Por MDZ Dinero

Clarens recaudó $30 millones de coimas para el plan Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo

Ernesto Clarens contó que "no recibía órdenes directas" de Néstor Kirchner ni de Cristina, sino a través de Lázaro Báez o José López. En su confesión reveló dos misiones insólitas que le encomendaron: recaudar coimas por 30 millones de pesos para el plan Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo y reunir otros 70 millones para la empresa constructora Gotti. 

En su larga confesión, el financista aseguró que tanto Néstor como Cristina “estaban al tanto” de los pagos que se le encomendaban a través de terceros, aunque señaló que no los conoció personalmente y que ellos lo conocían como “el financista de Lázaro Báez”.

Uno de esos pagos fue para “el plan Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo” por una orden que recibió del ex secretario de Obras Públicas, José López. Este pago habría sido en 2013 cuando estalló el escándalo del desvío de 200 millones de pesos de fondos públicos al plan de viviendas sociales que manejó Sergio Schoklender hasta pelearse con Hebe de Bonafini. La misión de Clarens en aquel momento habría sido tapar ese hueco.

De acuerdo a la información difundida por Clarín, Clarens explicó que ese y otros pagos los entregó a Daniel Muñoz, el secretario privado de Néstor y Cristina, en el departamento de los Kirchner de la calle Uruguay o en los hoteles Panamericano o Faena, en habitaciones siempre distintas.

La otra misión llamativa que recibió Clarens fue “un pedido de Cristina” de recaudar para ayudar a Gotti Construcciones. Un firma de obra pública de Santa Cruz, cuyo dueño murió y luego pasó a ser controlada por Báez y usada para “cartelizar” la obra pública en esa provincia.

Clarens habría llegado a “juntar unos 70 millones de pesos” para tapar los agujeros de Gotti que tuvo que pagar “a un estudio de abogados de Mendoza” cuyo nombre no recordaba.

Al relatar cómo era el mecanismo de recolección de coimas de la “Camarita” (la Cámara Argentina de Concesionarios Viales) y la “Cámara” (la Cámara Argentina de la Construcción que en esa época manejaba Carlos Wagner) Clarens contó que de la primera recibía unos 300 mil dólares mensuales. Luego le entregaba los bolsos con la plata a Muñoz y todos los viernes en “aviones oficiales desde la base militar de aeroparque” llevaban la plata a Río Gallegos o la casa de los Kirchner en El Calafate. 

Esta nota incluye información de: Clarín

Tags

  • Cuadernos de la corrupción
  • coimas
  • Clarens