Política

Antes de reunirse con Macri, Cornejo saca cuentas

Los gobernadores de todo el país analizan la propuesta de recorte que incluirá el Presupuesto nacional. Cornejo dialoga con mandatarios peronistas "sensatos", pero no en caracter de negociador. Las repercusiones políticas que podría tener un cambio en el régimen del Poder Judicial y las dudas sobre los recortes. 

Por Pablo Icardi

Macri se reunirá con los gobernadores esta tarde.

La reunión entre Mauricio Macri y los gobernadores será un hecho político importante, aunque más para el Presidente que para los líderes provinciales. Pero el detrás de escena de la “foto deseada” tiene otra impronta: un análisis fino de los números del Presupuesto y la estructura fiscal que el Gobierno nacional busca sancionar para el año que viene. Y en ese análisis no hay distinciones partidaria, sino pragmatismo puro. Es que los gobernadores sacan cuentas sobre los recursos que vendrán y los que no en 2019.

Alfredo Cornejo tiene un rol particular en ese camino. Pero por ahora priorizó el que le toca como gobernador de Mendoza y por eso pidió  hacer una radiografía de las planillas del proyecto de Presupuesto antes de ir a Buenos Aires a negociar y, sobre todo, a firmar algún acuerdo. Cornejo estuvo en contacto con pares del que consideran el “peronismo sensato”. Entre ellos están Juan Schiaretti, de Córdoba, Juan Manuel Urtubey, de Salta, y el sanjuanino Sergio Uñac. Más que convencerlos, Cornejo buscaba intercambiar información y opiniones.

El recorte a los privilegios

Fuera de las planillas, hay otras dudas sobre la impronta política del Presupuesto. Una de ellas está en los cambios sobre el régimen de jubilaciones y el pago de contribuciones de funcionarios judiciales y jueces federales. En los borradores de la “Ley de leyes” se menciona un plan para estirar la edad jubilatoria, aumentar los aportes y obligar a que todos paguen impuesto a las ganancias. La intención es que los jueces pasen a pagar un 15% de aportes y que los nuevos jubilados paguen una contribución solidaria del 6%.

Todos estén de acuerdo en la filosofía de esas medidas porque consideran a los jueces como los “privilegiados” del sistema.  Pero no es tan sencillo en la ejecución, y particularmente en Mendoza. Si hay algún cambio en ese sentido, podría afectar no solo a los jueces federales que actúan en la provincia, sino a todo el Poder Judicial de Mendoza, que tiene sus salarios y jubilaciones atados al régimen federal. Desde el 2008 los jueces locales están aggiornados a los privilegios federales luego de que el entonces gobernador Celso Jaque firmara un acuerdo ene se sentido que también le puso fin a un largo conflicto de poderes por los salarios de los magistrados. Por eso algún cambio en el esquema no sería inocuo para Mendoza.

Cornejo se planta a negociar en condiciones distintas con la Nación. Mientras que en diciembre del 2015 no le quedaba otra que la resignación por la alta dependencia de ayuda nacional para sanear las cuentas, ahora las cuentas provinciales tienen mayor solidez. Igualmente desde la Nación aseguran que la mejora de Mendoza no fue solo por pericia local, sino porque aumentaron las transferencias automáticas desde Casas Rosada y también hubo ayudas para la contingencia que ahora necesitan una "contraprestación política". 

La situación es parecida en varios distritos, donde se revirtió la carga: las cuentas locales están más equilibradas que las nacionales. Los gobernadores miran con recelo el pedido de más ajuste. Por ahora lo ya saldado tiene que ver con la caída de los "fondos soja", los subsidios al transporte y también a la energía. 

Tags

  • Presupuesto
  • Datos
  • Jubilaciones
  • Jueces