Opinión

El paseo de Macri por Mendoza y un anuncio a destiempo

En un contexto económico, político y social adverso, el presidente Mauricio Macri confirmó la fecha del llamado a licitación de una obra que costará más de 1.000 millones de dólares: Portezuelo del Viento. Desde la Provincia confirmaron que se hará bajo el esquema de participación público-privada. ¿Qué empresas están capacitadas financiera y judicialmente para desarrollarlo?

Por Santiago Montiveros

Macri pasó la mayor cantidad de su estadía en Mendoza en Potrerillos

Después de alternarse en los tribunales de Comodoro Py por la causa de los cuadernos de las coimas, esta semana representantes de algunas de las constructoras más importantes del país tuvieron nuevamente un mismo destino, aunque más amigable: la Dirección Nacional de Vialidad, donde se reunieron con la persona a cargo del organismo, la mendocina Patricia Gutiérrez. El motivo de la reunión fue, literalmente, "ver qué pasará" con obras en ejecución durante esta "turbulencia" que duplicó y hasta triplicó el precio del asfalto en apenas tres meses.

Mientras tanto, después de una devaluación de casi 40% en una semana, algo que no reconoce antecedentes desde la presidencia de Eduardo Duhalde, Mauricio Macri le confirmó a Alfredo Cornejo la licitación de una obra que hoy en día costaría más de 1.000 millones de dólares: Portezuelo del Viento. Todo esto ocurre mientras algunas empresas esperan a que se sancione el Presupuesto 2019 para ver qué trabajos continúan y cuáles quedarán postergados.

En los últimos 12 años, hubo escenarios sustancialmente más favorables para la concreción de este mega dique que acordaron Néstor Kirchner y Julio Cobos como compensación de las pérdidas que sufrió Mendoza por la promoción industrial de las provincias vecinas. Sin embargo, lo económico no tuvo un correlato político y el "no positivo" del ex vicepresidente sepultó las posibilidades de favorecer a Mendoza durante el kirchnerismo con la construcción de este embalse sobre el río Grande, que sería cinco veces más grande que Potrerillos. 

Hoy, ocurre lo contrario: la relación Macri-Cornejo es buena, pero los recursos son escasos. A sabiendas de esto, Nación promueve el esquema de participación público-privado (PPP) que contempla aportes de las empresas y que no sea sólo el Estado el que invierta. Consultados por MDZ, desde el Ministerio de Economía mendocino confirmaron que Portezuelo se licitará bajo esta fórmula PPP. En esa línea, destacaron que la Provincia cumplió con todo lo que se le solicitó y que el secretario de Infraestructura y Política Hídrica, Pablo Bereciartúa, avanza rápidamente para que el dique sea una realidad.

Políticamente, y más allá de que después de años finalmente se concrete Portezuelo, la construcción bajo el esquema PPP habrá representado un incumplimiento del acuerdo al que llegaron en su momento Kirchner y Cobos, el cual preveía que el proyecto sea solventado por la Casa Rosada.

Pero más allá de esto, el contexto actual significa una gran dificultad para emprender una obra de 1.000 millones de dólares bajo el PPP. Por un lado, la inestabilidad económica y la desconfianza global sobre Argentina frenan la llegada de financiamiento internacional.  En este sentido, Mendoza fue testigo de esto recientemente, cuando la petrolera Pentanova preveía inyectar U$S54 millones en el área Llancanelo, pero no consiguió inversores externos.

Otra incógnita que genera el anuncio de Macri, durante un paseo por Mendoza que incluyó algunas actividades oficiales,  pasa por las constructoras. Hoy , quienes tienen la capacidad para afrontar este desafío aparecen vinculadas en el mayor escándalo de corrupción público-privado de los últimos tiempos. Por ejemplo, mientras ejecutivos de Impsa están imputados en la Justicia, la empresa destaca la importancia que tendría el dique malargüino para la recuperación de la metalúrgica.

En este contexto, llama la atención que Macri haya confirmado la fecha del llamado a licitación (18 de diciembre) sin que el Gobierno nacional haya resuelto -más allá de la decisión que tomará la Justicia- qué sanción aplicará a las constructoras que formaron parte de la cadena de coimas durante el kirchnerismo. ¿Será sólo económica o se les impedirá tomar obras nuevas? ¿Deberían participar Industrias Metalúrgicas Pescarmona o José Cartellone, mencionado por el "arrepentido" expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner, en la licitación en cuestión?

En un país normal, una obra de la importancia de Portezuelo del Viento, con lo que representaría en el esquema nacional de creación de energía y las eventuales ganancias por la venta de los megas generados, se hubiese desarrollado hace tiempo. De hecho, los planos del dique anteceden por décadas al compromiso de Kirchner. Sin embargo, pasaron casi cuatro presidencias, se sucedieron varias promesas de campaña, pero ningún embalse se levantó sobre el único río de Mendoza que, paradójicamente, casi nada le deja a la provincia.

Tags

  • Portezuelo del Viento
  • Mauricio Macri
  • Alfredo Cornejo
  • Río Grande
  • Energía
  • Argentina
  • Impsa
  • Cartellone
  • Pescarmona
  • Cuadernos de la corrupción
  • Cuadernos
  • DNV
  • Dirección Nacional de Vialidad
  • .