El fenómeno Backstreet Boys

El último 28 de febrero se presentaron en el Festival de Viña del Mar, demostrando que luego de un cuarto de siglo en escenarios siguen siendo la mejor boy band de todos los tiempos.

Por lobesia botrana

1

“Todo el tiempo que nos dedican, nos mantiene vivos”

Humanos, imperfectos, con dramas emocionales que han ido sorteando en el camino, son cinco grandes que permanecido juntos y han hecho de su carrera un éxito que difícilmente otros puedan igualar. Ese es su ADN, su sello, su marca personal y su disco lo refleja sobradamente.

Ya sé, ya sé lo que me van a decir: que no son los únicos ni los mejores. Lamento decepcionarlos, a pesar de sus gustos. No soy yo quien lo dice, sino que la revista Rolling Stone posicionó a Backstreet Boys (BSB) como la mejor boy band de la historia, incluso por encima de The Beatles. Su lista de éxitos es enorme, no voy a reproducirla, pero no puede obviarse el detalle de que han vendido más de 140 millones de discos en todo el mundo, lo que los pone en la cima de todas las bandas a lo largo de la historia.

Los pioneros de este tipo de bandas, sin embargo, son los New Kids on the Block. Se formaron en 1984, pero se disolvieron en 1994. No obstante lo cual, en 2011 realizaron un disco y gira en conjunto con los BSB. Realizaron 80 conciertos y ganaron 40 millones de dólares.

Esta banda de cinco integrantes, se inició en 1994 por un casting convocado por un magnate: Lou Pearlman, quien puso un aviso en periódicos de Orlando. A la convocatoria llegaron Howie (el único que había tomado clases profesionales de danza) y A.J Mc Lean, la voz más importante del grupo, ambos adolescentes por ese entonces y que se conocían de audiciones anteriores. Luego apareció el joven Nick, de trece años, quien dejó atrás el proyecto del “Club de Mickey Mouse” junto a Justin Timberlake, Cristina Aguilera y Britney Spears para dedicarse a la banda. Más tarde se sumó Kevin, el mayor, que trabajaba en los parques de Disney como animador y fue él quien llamó a su primo Brian para que viajara desde Kentucky para formar parte del proyecto. Algo que pocos saben es que Ryan Gosling casi se suma a la formación en el inicio. A.J. era amigo de él y lo convenció de audicionar. A pesar de quedar seleccionado y a diferencia de Nick, Gosling desistió de la formación porque pensó que no iba a tener éxito. Algo que él mismo admitió como un error, aunque el talento lo llevó igualmente a la fama como actor y director.

Los chicos fueron sometidos a durísimos entrenamientos vocales, de baile, grabaciones y presentaciones pequeñas. Vivieron bastante tiempo en la casa de su mentor, pues él quería tenerlos cerca, cual padre, para evitar que se metieran en problemas. Años más tarde, la banda lo demandó porque consideraron que Pearlman los había explotado. Algo que quedó demostrado porque Pearlman terminó en la cárcel y tuvo que pagarle a los chicos interesantes regalías.

En esa casa había de todo: máquinas de Coca-Cola, mesas de pool, videojuegos. Allí se hicieron amigos, además de avanzar en el profesionalismo que se requería de ellos. Allí fue donde Nick y A.J se fueron a las manos por un juego de Mario Kart, allí también A.J. probó la cocaína por primera vez, con la complicidad del maquillador, y allí también Howie vio por primera vez a dos mujeres besarse en una película porno. Literalmente han crecido juntos. Cuando en 1995 lanzaron su primera canción, no tuvieron mucho éxito en EEUU pero debutaron en el top five en Alemania y otros países europeos. A partir de allí, Europa sería el lugar de inicio de lanzamientos y giras. Ya nada los detendría, el furor se extendió por todo el mundo y cada proyecto tenía más y más éxito. Vender millones de copias en la primera semana era algo común.

Pasaron por varios momentos. Demandas a su creador por ingresos injustificados, una cirugía a corazón abierto de Brian, la muerte de la hermana de Howie por lupus, cambio de discográfica, una gira cancelada por la internación de A.J. para recuperarse de su adicción al alcohol, la cocaína y depresión. Entre 2002 y 2006 se tomaron un descanso y varios de ellos iniciaron carreras en solitario. Incluso hubo una demanda a la discográfica por alentar el lanzamiento solista de Nick Carter por sobre los BSB, alegando incumplimiento de contrato.

Después de ese descanso, limaron asperezas y lanzaron “Incomplete”, canción en homenaje a la muerte del padre de Kevin, apareció como un cambio en el estilo inicial, mostrando una nueva faceta que cautivó a los fans, que habían crecido también con ellos. Luego, Kevin abandonó la banda durante varios años, con presentaciones esporádicas junto a sus compañeros, pero regresó definitivamente para la gira con los New Kids on the Block.

¿Qué tienen?

1

Son lindos, eso no se puede negar. Pero no alcanza. Descubrieron un éxito que ninguna banda posterior (N Sync, Take That, Jonas Brothers, Five, Westlife, One Ditection) ha logrado, incluso con el avance de las redes sociales que no existían cuando aparecieron los BSB.

En 2000 realizaron una gira de 100 horas entre Suecia, Japón, Australia, Sudáfrica, Brasil y EEUU, 55 de esas horas fueron empleadas en los trayectos y 45 fueron arriba del escenario. Con ese rally musical lograron las mejores ventas internacionales en una semana para un álbum en la historia, vendiendo más de cinco millones de discos en ese lapso y superando a The Beatles, haciéndolos ganar más de un millón de dólares en ventas en forma consecutiva en las primeras semanas del lanzamiento.

Cada uno de sus discos tiene mucho trabajo atrás, mucha disciplina, mucho dinero. La experiencia de vivir juntos en sus primeros tiempos ha marcado un método y cada vez que van a grabar, se mudan para convivir a tiempo completo. Además de ser el lugar en donde son auténticamente chicos de la calle de atrás, artistas que empezaron desde cero, con un buen padrino pero de cero, la casa de los BSB es un lugar en donde las fanáticas saben hacerse notar. Cómo lo hacen en cuanto hotel se alojan durante las giras. En una de ellas, las chicas lograron insertarse como botones y cuando Brian abrió la puerta de la habitación, se encontró con un grupo de fanáticas enloquecidas.

Donde se presentan, las localidades se agotan en horas. La vigencia no sólo es por el fanatismo, que dura poco si los seguidores se desmotivan. Han sabido reinventarse y mantener a sus fans muy cerca. Uno de sus recursos son los cruceros.

1

Sí, se embarcan en un crucero con sus fans. Han realizado seis de ellos, el último en mayo de 2018. ¿El precio? Entre 670 y 10 mil dólares, dependiendo el camarote. En esos cruceros pasa de todo, pero las fans tienen dos shows por día de sus ídolos. Además ellos participan de las fiestas temáticas y demás actividades del crucero, en donde comparten con sus fans, se sacan fotos, firman discos, remeras, vasos y todo lo que ellas les ponen a la mano. Los cruceros se anuncian un año antes y no hace falta decir que los boletos se agotan en minutos. Hombres y mujeres de todas las edades y de los cinco continentes se embarcan en esa aventura única.

Ahora tienen nuevo disco y nueva gira: ADN (DNA en inglés). Aparecieron en enero de este año en un video con sus mujeres e hijos, mostrándose en su lado más sencillo.

Estuvieron hace una semana en el Festival de Viña del Mar, donde la Quinta Vergara los vio nuevamente después de 21 años. Los fans agotaron las entradas en dos horas, y llegaron ataviados con cintas en la cabeza, posters, carteles, vinchas luminosas, gorras, remeras, máscaras. Se cantaron todo. Ellos, con cuatro cambios de ropa y remake de las mejores coreografías dieron un show intenso de una hora y media soñada, con algunas palabras de amor en castellano y algunos solos a capella, para alejar fantasmas de playback. Nick grabó en vivo con su teléfono desde el escenario. Estuvieron un poco menos intensos con el baile, y no es para menos, ya que el promedio de sus edades es de 43 años, pero su estado físico es de todas maneras envidiable. Brian, además, padece una disfonía crónica por estrés, lo que lo pone al borde de las posibilidades vocales en cada show. Los entendemos y admiramos aún más, ¡quién pudiera llevar semejante training a esa edad! Ya transitando su cuarta década y con 26 años arriba de los escenarios, siguen demostrando que son profesionales, que saben lo que hacen y que la fórmula funciona por demás.

Tienen previstos 80 conciertos en lo que va del año hasta setiembre, casi todos agotados, con entradas que oscilan los 500 dólares en los mejores escenarios del mundo, incluyendo una semana completa en Las Vegas. Volverán por aquí en 2020 a presentar un álbum que ya lleva millones de reproducciones. Cada día en sus redes sociales se los puede ver juntos, en presentaciones, entrevistas, situaciones de entrecasa, con familias, cansados después de los shows y agradeciendo a su gente por todo el amor que les entregan.

Temas