MDZ Femme

La marca mendocina que se animó al upcycling estará en el MFWeek

#NewFace tuvo la oportunidad de entrevistar a las diseñadoras de RE, la marca ganadora del SEMILLERO MFW 2018. Juana Peñalva, Martina Kretschmar y Rocío del Mar, nos cuentan como surgió su marca y de qué se trata esta tendencia que se instala entre los diseñadores. 

Por Juanita Casá

La marca mendocina que se animó al upcycling estará en el MFWeek

El pasado 16 de agosto, en la Taverna Culture Hall, las chicas de RE fueron tituladas como las ganadoras del SEMILLERO MFW 2018 junto a otra marca mendocina denominada Boppard. 

Lo interesante de esta marca que es que le dan vida a prendas que ya no se usan, ¿cómo? Creando una nueva. 

Te lo cuentan mejor, en esta entrevista; Juana Peñalva, Martina Kretschmar y Rocío del Mar.

- ¿Qué significa RE?

- Juana: RE, significa reutilización, revalorización y resignificación.

- Martina: RE-DISEÑO, el nombre de nuestro Instagram, “_re.design” también significa rediseñar las prendas

- ¿Cómo surgió la idea de la marca?

- Juana: Surgió en el momento que comenzamos con la tesis, en cuarto año de la facultad, con la Licenciatura de Diseño. Teníamos que armar un tema de tesis, nosotras ya veníamos trabajando juntas y trabajábamos bien, nos complementábamos, era un buen equipo de trabajo. Y para el trabajo final, se nos ocurrió reciclar la ropa, porque las tres tenemos mucha ropa, de la cual la mitad no usamos. Las tres coincidíamos que la idea de las ferias de ropa ya estaba media quemada, entonces se nos ocurrió la idea de poder reutilizar esa prenda que ya no utilizábamos más, agregarle valor y reciclarla en vez de desecharla.

- Rocío: De darle un nuevo uso.

- Juana: Claro y meterla de nuevo al mercado. Entonces a partir de eso, surgió la idea de recolectar prendas en desuso que nos de la gente o de nosotras, ropa que puede estar en mal estado, manchada o que este nueva y no se usó, y a partir de eso nosotras creamos una nueva prenda.

- Rocío: Básicamente queríamos cambiar la idea sobre la reutilización, porque uno capaz se imagina un ensamblaje de varias telas cuando hablamos de reutilizar y no, la idea es que sea algo de moda, tendencia. Que sea lindo y estético.

La ropa reciclada de RE

- ¿Buscaron referencias sobre la técnica que ustedes utilizan?

- Juana: Como era para la tesis, tuvimos que informarnos de todo, de que era la reutilización, cuáles eran las técnicas, buscar referentes, gente que haga lo mismo o algo parecido.

- Roció: Y ahí nos encontramos con un montón de gente que lo hace. También nos informamos de tendencias.

- Juana: La tesis nos obligó a introducirnos en el tema e indagar en todo.

- Martina: Y llegamos la conclusión de lo que nosotras hacemos no es reciclaje, sino que es una técnica que se llama “upcycling”

- Roció:

Dentro de la sustentabilidad, hay muchas estrategias que uno puede aplicar para contribuir al medio ambiente y nosotras estamos inclinadas a esta técnica que se llama “upcycling”, que es reutilizar o darle valor a una prenda que estaba en desuso. Entonces de esta manera evitas que se tire, que se incinere. No es reciclar, porque no estamos descomponiendo la materia prima para hacer algo nuevo.

- Juana: Toda la producción de nuestras prendas es sustentable, tratamos de contaminar lo menos posible al ambiente. No llevamos la ropa a confeccionar a una fábrica, no la desechamos, utilizamos hasta el mínimo pedazo que podamos utilizar de una prenda así no se tira.

- Roció: Hasta los cierres y botones, si están en buen estado los aprovechamos

- Martina: También la cintura de los pantalones, los bolsillos

- Juana: La industria textil, es la segunda industria que más contamina después de la del petróleo.

- ¿Cómo es el proceso de la creación de una prenda?

- Juana: Primero, claramente recolectamos la ropa, hacemos un diseño bocetado, en un figurín y a partir de ese diseño, vemos que prendas o telas van a ser las que mejor queden o se adapten al diseño. Entonces a partir de eso, comenzamos con el desarmado de la prenda. En una prenda que no se usa, podemos cambiarle la tipología, por ejemplo, de ser una campera que pase a ser una falda; podemos aprovechar la campera, si se le rompieron las mangas, se las sacamos y formamos un chaleco, pero a partir de esa campera; y si no, si la campera ya no sirve más, ver que parte podemos rescatar. Después de eso desarmamos la prenda en desuso…

- Rocío: Que lleva mucho tiempo…

- Juana: Realizamos la moldería para ese diseño en particular y lo comenzamos a confeccionar.

- Pudimos observar que fueron parte del Semillero, cuéntenos un poco de la experiencia.

- Rocío: Nosotras veníamos trabajando con la tesis y surgió el concurso. Dijimos bueno es una buena oportunidad, es ahora o nunca. Decidimos seguir con la misma temática, que nos parecía re interesante la propuesta y ensamblamos esto de reutilizar ropa con la temática que proponían en el concurso.

- ¿En qué se basaron a la hora de elegir la prenda que iban a presentar en el SEMILLERO? ¿Cómo fue la confección de la campera?

- Juana: La temática del semillero era “Carnavales Andinos” cuando surgió la propuesta del concurso decidimos basarnos mucho en las tendencias o lo que se usa ahora, como lo que es hoy en día el denim y elegimos el carnaval “La Diablada” de Bolivia. Queríamos presentar algo que tuviera onda, que llamara la atención….

- Rocío: Y que siga con nuestro estilo también, ropa usable, con la cual cualquiera se pueda identificar.

- Juana: Claro que se pueda usar y combinar de varias maneras.

- Martina: La confección de la campera fue a partir de 9 pantalones de jean.

- Juana: Le hicimos bordados, todos a mano, lo cocimos nosotras.

Con 9 pantalones de jeans las chicas confeccionaron una campera

- Martina: Nos llevó mucho tiempo hacerla, diez días muy intensos.

- Rocío: El bordado es algo muy lento. Y antes de comenzar elegimos los jeans, vimos sus tonalidades, para decidir en qué sector de la prenda colocar cada uno.

- Juana: Además, quisimos tener un outfit lo más completo posible y seguir con la temática de lo artesanal y lo reciclado, entonces hicimos un turbante que también estaba bordado, unos lentes en los cuales quisimos aplicarle algo artesanal, entonces aplicamos vitrofusión y nos contactamos con “Xinca”, que nos dieron unas zapatillas de jean que son ecológicas.

- Fueron las ganadoras ¿Cómo les influyo eso?

- Juana: Sí, estamos muy contentas por haber ganado, porque también ahí empezó nuestra marca de una manera más profesional. Lo que nos dio el Semillero y haberlo ganado, es más que nada la publicidad, la promoción de nuestra marca y de lo que hacemos.

- Martina: Y también un incentivo para nosotras para seguir y darnos cuenta de que estamos haciendo las cosas bien, porque en la tesis capaz sentís que no estás haciendo las cosas bien y ganar nos dio mucha más confianza en nuestro trabajo

Las chicas de RE charlando con Juanita Casá: la modelo de su marca


- Juana: El concurso fue más descontracturado que la tesis y pudimos hacer algo que realmente nos copaba. Obvio siempre a partir de un tema.

- Rocío: Tuvimos buena repercusión.

- Sabemos que por ser finalistas del SEMILLERO van a tener una pasada en el Mendoza Fashion Week ¿Qué día va a ser?

- Juana: sí, este jueves 13 de septiembre a las 18:30.

- ¿Tiene en mente agrandar la marca? ¿Hacerla más formal?

- Juana: Recién estamos empezando, ósea arrancamos a partir del concurso. Después del Semillero nos planteamos:“Está buenísimo lo que estamos haciendo, a la gente le gusta y a nosotras también”. Además, a partir de nuestro proyecto, también contribuimos al medio ambiente, porque de alguna manera podemos generar conciencia y buscar otra alternativa en vez de tirar ropa.

- Martina: Nosotras le decimos tirar, pero en realidad nos referimos a esa ropa que tenés guardada en el ropero y no la usas.

- Juana: O si está manchada la tiras y en realidad podés usar algo. A lo que vamos, es que, si recién ahora empezamos a ver el tema de la marca, la idea es avanzar con nuestro proyecto.

- ¿La gente se prende con su propuesta? ¿Les da prendas que no usan, para que ustedes hagan algo?

- Juana: Al principio mucha gente nos preguntó, si hacíamos encargos a pedido y dijimos que por ahora no. Pero actualmente, nos pidieron una prenda para concurrir al Mendoza Fashion Week y como consideramos que está bueno que sea lucida en un evento de moda, dijimos que sí. La que nos la encargó, nos trajo ropa que no usaba para poder confeccionar la prenda. Sí, la gente se copa, nos ayuda y al mismo tiempo tiene algo nuevo.

- Cuando quieran comenzar con su marca y empiecen a confeccionar las prendas ¿de dónde van a sacar los elementos?

- Juana: Tratamos de sacar de la ropa que nosotras tenemos, pero también de conseguir. La idea sería hacer una promoción, para que la gente colabore con nosotras y pueda tener un beneficio adquiriendo nuestra prenda. Ellos traerían eso que no utilizan más y nosotras las haríamos un descuento en la prenda.

- Rocío: Haríamos un canje, nos entregarían la ropa, pero tendrían un beneficio por parte de nosotras. Nosotras apuntamos a tener prendas de calidad, entonces haríamos una selección de las telas y lo que no podamos utilizar, lo donaríamos.

- Juana: Claro, lo que no utilizamos para hacer las prendas, porque consideramos que no nos sirve la donamos.

Eran estudiante de diseño y el Semillero fue el primer paso de su proyecto

- ¿Confeccionan prendas únicas?

- Juana: Si son únicas, podríamos hacer el mismo diseño, pero con otras telas.

- Rocío: Ya sería otra prenda, porque como son telas distintas ninguna va a ser igual a otra.

- Martina: Puede ser el mismo modelo, con diferentes telas.

Las chicas nos muestran no solo que con lo que tenemos en nuestras casas nos podemos vestir, sino que a partir de la ropa que está en desuso en nuestro ropero, podemos hacer prendas nuevas.

¿Qué te parece?

Tags

  • moda