Deportes

Que la derrota no tape su grandeza

A pesar de su caída en la final del Abierto de Estados Unidos frente Novak Djokovic, Juan Martín ha demostrado con creces su enorme talento y fuerza ante la adversidad.

Por Juan Pablo Borsani

Nole jugó un partido increíble y Delpo no encontró herramientas para superarlo.

Luego de haber estado casi retirado del Circuito ATP por sus reiteradas lesiones y sus consiguientes cirugías, de haber estado alejado del mismo prácticamente tres temporadas y con ausencias momentáneas durante estos últimos tiempos, la torre de Tandil ha sabido reinventarse una y otra vez.

Logró hace un par de años un gran regreso, viniendo desde atrás, con impecables actuaciones en los Juegos Olímpicos de Río y en Copa Davis, teniendo que jugar con un revés a una mano que tuvo que trabajar y mucho para lograr hacer daño en el circuito profesional.

Ahora, con mayor confianza en este golpe, animándose a jugar a dos manos también, ha hecho estragos en este US Open. Logró victorias cómodas ante jugadores respetables y por supuesto, también ilusionó a todos los amantes del tenis argentino de poder lograr su segundo Grand Slam. Sin embargo, se topó con un enorme rival, Novak Djokovic, que luego de tener un comienzo de año para el olvido, logró remontar confianza en base a victorias y llegó a esta final con un tenis digno de un número uno y con ese ímpetu pudo doblegar en sets corridos al argentino.

Sabemos que al igual de maravilloso, este también es un deporte ingrato. Podés jugar como el mejor del mundo durante varios partidos y de un día para el otro las cosas dejan de salir. Algo así le pasó este domingo a Delpo, intentó por todos lados, pero poco pudo hacer ante tremendo rival que devolvió todo y contra atacó aún mejor.

Los argentinos somos exitistas, así, muchas veces idolatramos a nuestros deportistas por sus actuaciones, pero cuando las cosas no salen también los criticamos. No faltan los que menosprecian y tildan de “Pechos fríos” a varios de ellos, sin tener en cuanta el esfuerzo y el pasado que llevan en sus espaldas. Espero que en esta oportunidad pongamos en la balanza antes de criticar a un jugador que bien podría estar fuera de las canchas si no fuera por sus ganas de revancha.

Tags

  • Juan Martín Del Potro