MDZ Show

¿Hasta cuándo? Cinco series exitosas que cansaron a todo el mundo

El éxito es un arma peligrosa, y si bien sirve para que nuestros shows favoritos sigan en el aire, algunas veces hacen que sigan en grilla mucho más de lo que es recomendable y pierdan toda la gracia. En este "Series en Lista" presentamos cinco casos en los que los productores deberían haber sabido cuando terminar, pero no lo hicieron.

Por Francisco Pérez Osán

La relación entre Joey y Rachel, un punto bajo de Friends.

"Todo tiene un final, todo termina", decían los Vox Dei en Presente. Lo que no decían es que el final a veces se demora mucho, como sucede muchas veces con las series. Esto es una realidad tan evidente que hasta tiene una frase que la describe: saltar el tiburón (viene de un episodio de Días felices en el que Fonzie, literalmente, salta sobre un tiburón, marcando el comienzo del declive de ese programa).

En esta lista, cinco series exitosas que ya terminaron, pero que se demoraron en poner punto final.

ADVERTENCIA: esta lista contiene spoilers de todas las series que menciona.

1

How I met your mother

Sí, todos los queríamos. Ted, Marshal, Barney, Lily y Robin fueron durante años como parte de la vida de los fanáticos de las sitcom. La historia sobre Ted conoció a la madre de sus hijos era atrapante desde un comienzo. Pero con el paso del tiempo el foco pareció perderse, y las situaciones en las que se metían los amigos fueron cada vez más delirantes.

Lamentablemente, a un show que explotaba una idea novedosa y una forma de narrativa casi nunca utilizada en comedias, le sobraron por lo menos dos temporadas. Quizás lo peor fue que al fina realmente ni importaba quien fuera la madre, ya que los creadores decidieron hacer lo obvio, y, finalmente, dejar que Ted estuviera con Robin.

No hace falta decir que las últimas e innecesarias temporadas no quitan lo bueno e innovativo que tuvo esta serie. Y Slapsgiving, claro, siempre quedará Slapsgiving.

2

True blood

HBO no pudo quedarse ajeno a la locura por los vampiros que existía tras la publicación de Crepúsculo, y consiguió su propio libro para adaptar a la TV. True blood mostraba la vida de vampiros y humanos en un pequeño pueblo del sur de Estados Unidos, y mezclaba romance con violencia con sexo con comedia y drama. Y lo hacía bien.

Sus primeras temporadas fueron un éxito rotundo y atraparon a millones de espectadores. Pero la fascinante historia de Sookie y Bill -o el vampiro Bill, depende de quién dijera el nombre- se fue diluyendo año tras año. Tras siete temporada, el centro de la serie había rotado hacia otros personajes menos interesantes, e historias más rebuscadas. Hombres lobo, hadas, magos, y todo lo posible por parecer una versión XXX de Buffy, the vampire slayer.

Poco ayudó el decepcionante final, en el que Sookie literalmente mataba a Bill por una oportunidad de llevar una vida normal, algo que había rechazado durante toda la serie. Un consuelo: Lafayette logró sobrevivir todas las temporadas.

3

Friends

Otro caso de un grupo de amigos que no supo cuando retirarse. Friends es un clásico de las sitcom y con razón: además de presentar al grupo de veinteañeros más querido de la historia de la televisión, supo meterlos en situaciones hilarantes y emocionantes casi en igual medida, y consiguió que todo el que la viera se interesara por lo que les pasaba.

Pero 10 temporadas de 24 capítulos es demasiado para cualquiera. Con 236 episodios, es casi natural que a los escritores se les acabaran las ideas, y comenzaran a meter a los personajes en situaciones cada vez más absurdas, al punto que terminaron siendo caricaturas de si mismos.

De todas maneras, nadie que la haya visto puede negar que es entristecedor durante el útlimo capítulo ver como el grupo deja del departamento en el que todos habían vivido alguna vez.

4

Smallville

"¿Una serie que se basara en los años formativos de Clark Kent, antes de convertirse en Superman? Sí, por favor". Eso pensamos los fanáticos de los cómics cuando Warner anunció el lanzamiento de Smallville durante el 2001. Diez años después, la única pregunta que interesaba que los fans querían que se responda era: "¿Cuándo se va a poner el traje de una buena vez?".

Smallville fue víctima de su propio éxito. Sus creadores no querían mostrar a Clark volando y con su característico traje, pero no esperaban que el show durara 10 temporadas. Al final, los pocos espectadores que tenía sólo querían que termine.

5

Lost

¿Cuántos espectadores de Lost esperaban que todos los misterios se solucionaran en la última temporada? Seguramente no muchos, pero, a pesar de esto, el final fue una decepción para cientos de miles de personas.

Uno de los problemas del episodio doble en el que los sobrevivientes del vuelo 815 de Oceanic es que ni se tomó el trabajo de resolver algunos de los enigmas que habían aparecido a lo largo de las seis temporadas que duró el programa. Quizás no fue culpa del capítulo: a lo largo de 121 episodios, sus creadores no hicieron otra cosa más que sumar misterios sobre misterios, y no se tomaron el trabajo de dar muchas respuestas.

Además, en algún punto comenzó a ser evidente que los giros sorpresivos sólo buscaban estirar una historia que estaba agotada. Igualmente, es innegable que Damon Lindelof, Jeffrey Lieber y J.J. Abrams eran unos maestros en ese aspecto. Si no, ¿por qué todos recordamos que ese no es el bote de Penny?

Tags

  • Series en lista
  • series
  • espectáculos
  • friends
  • true blood
  • lost
  • how i met your mother
  • smallville