La "pesada herencia" de asesores que deja una senadora puntana en el Congreso

Se trata de Liliana Negre de Alonso. La mayoría de los nombramientos los consiguió gracias a Amado Boudou. Incluye familiares de los Rodríguez Saá.

El Estado heredará nada menos que 39 empleados que pertenecían al staff de la senadora por San Luis, Liliana Negre de Alonso, quien entre sus asesores también incluyó a familiares de los Rodríguez Saá. 

La legisladora, que dejará el cargo el 9 de diciembre, obtuvo la mayoría de los nombramientos gracias a Amado Boudou. 

Cuando Gabriela Michetti asumió como vicepresidenta de la Nación y pasó a ocupar la presidencia de la Cámara de Senadores se encontró con la novedad de que la planta permanente de empleados se había incrementado fuertemente durante el 2015. 

De poco más de 2.000 pasó a superar los 4.000 puestos, a los que se debe sumar aquellos que están bajo el denominado convenio de "planta transitoria". El aluvión de designaciones llegó en noviembre de 2015, a pocos días de dejar el cargo Amado Boudou duplicó el número de trabajadores, ese beneficio recayó en los asesores de Negre de Alonso.

La más veterana de los legisladores en la Cámara Alta dejará en herencia 39 asesores (27 en planta permanente y 12 en planta transitoria). Entre sus colaboradores figuran familiares de Adolfo y Alberto Rodríguez Saá, por lo que gran parte de las designaciones fueron utilizadas como "caja política" según denunció la senadora Norma Morandini (Alianza Frente Cívico - Córdoba).

"El Senado es una caja clientelar. Al Estado no se ingresa por concurso. Es muy visible el nombramiento de gente. Ya no reconozco al personal que está en los pasillos", cuestionó Morandini. 

Fuente: El Puntano