Las mejores series (que vimos) del año

Comedias, dramas y hasta alguna de terror se inmiscuyeron en la lista de las mejores de este 2018. Mirá la lista, y decinos cuál fue la que más te gustó, o cuál creés que faltó.

Francisco Pérez Osán

Las mejores series (que vimos) del año

Las mejores series (que vimos) del año

El 2018 fue otro buen año para la TV, con algunas producciones que lograron destacarse en el aparentemente interminable mar de las series que se estrenan cada temporada.

Acá, una lista de las mejores series que vimos y de las que hablamos este año.

Las mejores series (que vimos) del año

1

Sharp objects

El thriller de HBO presentó una historia impactante, cinematografía excepcional y actuaciones consagratorias. Y todo en ocho capítulos.

La historia de una periodista que vuelve a su pueblo natal para investigar la muerte de dos adolescente tuvo absolutamente todo. Además de un componente emocional muy fuerte, el suspenso que se vivió a lo largo de la entrega es inigualable.

 

Es difícil elegir qué fue lo mejor Sharp objects, pero el consenso parece indicar que fue la actuación de Amy Adams. Alcohólica, emocionalmente inestable y muy insistente, su actuación como Camille Preaker marcará un antes y un después en su carrera.

En un año con series excelentes, Sharp objects supo conseguir la mezcla perfecta de drama y shock para separarse del resto.

Las mejores series (que vimos) del año

2

The haunting of Hill House

El terror pisó fuerte este 2018, con una de las mejores producciones de los últimos años. Netflix trajo a la vida -en una adaptación bastante libre- un libro del año 1959 sobre una familia que, con bastante mala suerte, se muda a la casa más embrujada del mundo.

El gran logro de la serie no fue el espeluznante ambiente que consigue, o las proezas técnicas que se consiguen en algunos capítulos -especialmente el sexto, filmado en tres largos planos secuencia, si no la poderosa historia familiar que cuenta.

 

A lo largo de sus 10 capítulos, el espectador va conociendo poco a poco la inquietante historia de los Crane, y como la interacción con los espíritus de la Casa Hill les cambió la vida. El éxito le valió una renovación para una segunda temporada, de la que todavía no se sabe casi nada.

Las mejores series (que vimos) del año

3

Atlanta

La historia de un aspirante a rapero y un aspirante a representante alcanzó picos de creatividad inusitados para una comedia dramática de episodios de 24 minutos. La producción de Donald Glover -también conocido como el rapero Childish Gambino- consiguió contar historias divertidas, nostálgicas, delirantes y aterradoras en sólo once capítulos.

 

No hay mucha discusión acerca del mejor capítulo de la temporada: Teddy Perkins recibió todas las alabanzas posibles y hasta algunos premios. Glover se metió en la piel de un extraño músico -muy comparable a Michael Jackson- que, como Jackson, tenía una “enfermedad en la piel” que lo hizo volverse blanco. La maestría con la que está contada esa historia mínima es envidiable, y muestra, además de la capacidad actoral de Glover, la capaz mano del director Hiro Murai, responsable también de algunos capítulos de Barry y Legion.

Las mejores series (que vimos) del año

4

Cobra Kai

La "resurrección" de Karate Kid fue un éxito arrasador, pero también logró innovar en una franquicia que parecía completamente difunta. Con un humor mucho más adulto y ácido del que se esperaba, la producción estrella de YouTube Red fue inmediatamente reconocida como uno de los logros del año.

 

La historia continuó avanzando en la ya legendaria pelea entre Daniel y Jhonny, pero le agregó nuevos elementos como el éxito de uno de los contrincantes y el fracaso del otro. Lo mejor fue que dejó la puerta abierta para una secuela, que podría llegar el 2019.

Las mejores series (que vimos) del año

5

Barry

Otra comedia dramática de HBO que sorprende por las actuaciones que consigue de actores insospechados. En este caso es el ex Saturday Night Live Bill Hader, quien encarna a un asesino a sueldo que comienza a tener sentimientos tras enrolarse, por un trabajo, en una clase de teatro.

 

Con una sutil mezcla de humor, drama y acción, Barry consigue atrapar desde el primer capítulo. Lo mejor, sin embargo, llega junto a los chechenos y el hilarante NoHo Hank. Otro que se destaca es Henry Winkler -sí, Fonzie-, quien interpreta a Gene Cousineau, un inepto que da clases de teatro sin ser particularmente bueno. Un papel similar interpretaría Michael Douglas en El método Kominsky, pero sin tanta gracia.

Las mejores series (que vimos) del año

6

BoJack Horseman

El caballo volvió a Netflix y lo hizo en todo su depresivo esplendor. Ahora, tras años de lucha, BoJack consiguió transformarse en un actor reconocido, y tiene su propio show “serio”, y, aparentemente, todo lo que siempre quiso.

 

Claro, estamos hablando de la serie de animación más deprimente que existe, y la felicidad parece no ser una opción para el hombre caballo. Si bien esta quinta temporada se movió por un terreno demasiado familiar (alegría inicial, problemas existenciales ocultos, problemas reales que afectan a todos los seres queridos de BoJack, final de temporada), tuvo puntos altísimos que demostraron que la serie de Raphael Bob-Waksberg tiene todavía mucho para dar, especialmente cuando se enfoca en los personajes secundarios.

Las mejores series (que vimos) del año

7

Better call Saul

El abogado chanta que todos queremos tuvo más bajos que altos en este temporada, pero la corrección de errores del pasado por parte de los productores hizo que la cuarta temporada del spin off de Breaking Bad sea tan entretenida como la primera.

Lo mejor fue que, finalmente, volvieron a concentrarse en la vida de Saul, y dejaron un poco de lado a Mike y, especialmente, a los traficantes mexicanos, que si bien son funcionales a la historia, realmente no es lo que todo el mundo quiere ver.

 

En cambio, hubo mucho de Huell (protagonista involuntario del mejor capítulo de la temporada), mucho de Kim, y un cierre bastante largo de la historia que Jimmy tenía con su hermano Chuck. El final de temporada, en el que Jimmy por fin se cambia el nombre, casi que se caía de maduro, pero lo que lleva hasta ese punto es lo que hace que esta serie se mantenga entre las mejores de la TV año tras año.

Las mejores series (que vimos) del año

8

The good place

Filosofía, demonios y contadores llenaron la tercera temporada de esta sorprendente comedia de NBC. Michael Schur, el creador de Parks and recreation, consiguió reinventar no una, si no dos veces el concepto de su última comedia, y de un infierno que parecía un paraíso pasó a una huida interdimensional, que en esta tercera temporada terminó en la Tierra.

Con algunos altibajos, el equipo de inadaptados liderado por Eleanor (Kristen Bell) consiguió mejorar como personas, durante algunos capítulos, pera después volver a viejos hábitos y poner en peligro el futuro de su alma.

 

El humor absurdo tuvo grandes momentos, y en algunos capítulos el guion está tan repleto de referencias internas que se puede volver difícil de seguir, pero, como alguna vez dijimos, The Good Place es una de esas series que recompensan a los espectadores fieles. Vale la pena serlo.

Las mejores series (que vimos) del año

9

Bodyguard

Fue el éxito más importante de los últimos años en Inglaterra, y, luego de que Netflix la llevara al resto del mundo, fue fácil ver por qué. La historia de un guardaespaldas que debe proteger a una alta funcionaria en medio de una ola de atentados en Londres tiene más acción y sorpresas en sus seis capítulos que algunas series durante toda su existencia.

 

Actuaciones ideales para una serie cargada de tensión, y más vueltas de tuerca de las que parecen posibles hicieron que Bodyguard también recibiera buenas críticas en cuanto lugar fue estrenada.

Las mejores series (que vimos) del año

10

Maniac

Sin dudas la producción más ambiciosa de este año en la TV. Maniac es un largo experimento que cuenta la historia de… un largo experimento. Con las actuaciones estelares de Jonah Hill y Emma Stone, no hay mucho que se pueda decir que tenga sentido sobre Maniac.

 

Lo que sí se puede decir es que está increíblemente bien actuada, y tiene una cinematografía sorprendente. La atención al detalle es superlativa, y en sus 10 capítulos parece no haber nada librado al azar, tanto en las “mini-historias” más intimistas o delirantes como en las que están repletas de acción.

Maniac es un bocado que puede ser difícil de digerir para algunos, pero que, en general, resulta exquisito.

Temas
  • mundo series
  • lista
  • mejores 2018
  • mejores series