Las cinco claves para entender el futuro del PJ mendocino

El peronismo puso en marcha la maquinaria para encontrar una fórmula que compita en 2019 en un contexto en donde las encuestas no lo favorecen. Hay una dirigente ya anotada, Anabel Fernández Sagasti, y está Rodolfo Gabrielli que no se termina de lanzar del todo. Existe uno más que se sumó en medio de muchas dudas: Alejandro Bermejo. Los intendentes armaron un amañado método de desdoblamiento electoral,  para terminar votando el mismo día cargos municipales y provinciales y sumarle así chances a su candidato a gobernador.  

Marcelo Arce

Las cinco claves para entender el futuro del PJ mendocino

Las cinco claves para entender el futuro del PJ mendocino

El peronismo mendocino se enfrenta a una de sus peores escenarios  históricos de cara a la elección de 2019: sin candidato definido y en un proceso de reunificación, tratará de llegar a una fórmula de consenso para competir contra el candidato de Alfredo Cornejo. Lo que hoy domina es la incertidumbre, aunque ya empezaron las primeras negociaciones para intentar que todo se resuelva antes de marzo sin tener que terminar en una interna.

Las cinco claves para entender el futuro del PJ mendocino

1

El contrataque que no llega

El peronismo mendocino resolvió que un comité de expertos resolviera de qué manera impulsar un contrataque judicial por la decisión de Alfredo Cornejo de promulgar, a través de un decreto, el límite a la reelección indefinida de los intendentes votada en una enmienda constitucional de 2009. Los caminos eran dos: o se decidía presentar una medida cautelar para intentar frenar inmediatamente la medida en la Justicia o se apostaba a una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte. Para la primera decisión, los plazos ya vencieron. Para lo otro aún se espera. Durante toda la semana pasada se barajó que el viernes 14 era el día elegido para que los abogados del PJ, encabezados por Efraín Quevedo Mendoza, acudieran a la Corte. Pero nada sucedió: las autoridades del partido insisten en que todavía corren los plazos (al menos hasta finales de año) y afirman en ese sentido que la jugada judicial para buscar voltear el decreto del gobernador se hará. Sin embargo, difícilmente esa movida alcance a cambiar el escenario electoral para 2019 en donde los principales caciques del peronismo estarán vedados para volver a presentarse. En San Rafael insisten con que Emir Félix será candidato más allá de este intríngulis jurídico. Habrá que estar muy pendiente de la batalla electoral en el Sur, ya que allí es dónde Cornejo apuntará buena parte de su arsenal electoral para destronar a los hermanos Félix del poder.

Las cinco claves para entender el futuro del PJ mendocino

2

Desdoblo, pero no del todo

Una situación bastante particular se desencadenó luego de que Cornejo apostara a jubilar a los caciques del Justicialismo, poniéndoles un límite a las reelecciones en sus departamentos. Cuatro de ellos (Jorge Giménez en San Martín; Roberto Righi en Lavalle; Martín Aveiro en Tunuyán y el propio Félix) anunciaron que iban a hacer uso de la potestad para separar la elección de cargos municipales de los provinciales en cada una de sus comunas. Pero lo terminaron haciendo a medias: pusieron fecha para las PASO, que se harán el 28 de abril, aunque no para la elección general. Allí solo fijaron que se harán en setiembre. Si, como se descarta, Cornejo decide desdoblar a su vez la elección de cargos provinciales de los nacionales, es un hecho que en la única instancia en la que se votará de manera diferenciada será en las internas abiertas. Es decir que en las comunas desdobladoras se votará el mismo día para intendente que para gobernador. La manipulación a ese extremo del andamiaje electoral está explicado en un punto: el peronismo quiso mandarle una señal a Cornejo por lo que hizo, pero también trata de reforzar las chances de su candidato en la provincia jugando como siempre al efecto arrastre de los intendentes. De todas formas la provincia apunta a tener un calendario electoral tan extraño como extenuante el año que viene. En algunos departamentos se podría llegara a votar hasta seis veces, producto de las ambiciones para inentar retener el poder.

Las cinco claves para entender el futuro del PJ mendocino

3

Los candidatos

La radiografía del PJ de cara a los que se viene es clara: el peronismo mendocino está en una etapa que muchos comparan con la crisis de los ´80, cuando perdieron las elecciones en el regreso de la Democracia. Ahora no solo les está costando que se termine por borrar en la sociedad la imagen que dejaron tanto el gobierno de Celso Jaque como el de Francisco Pérez, sino que además se enfrentarán al candidato de un Gobierno, como el provincial, que vuela en las encuestas.

Hoy existe en el tablero una candidata que ya dijo que quiere ser, Anabel Fernández Sagasti, otro que apuntó pero que todavía no lo define del todo, Rodolfo Gabrielli y apareció en escena un nombre más: Alejandro Bermejo.

El intendente de Maipú está explorando la alternativa de una fórmula de unidad y, si bien ya se comenzó a mover políticamente detrás de ese objetivo, por ahora no se lanza al ruedo oficialmente.

Guillermo Carmona, el presidente del PJ, está tratando de que más candidatos salgan a la cancha: mencionó públicamente a Omar Félix, a Patricia Fadel y a otras legisladoras  como Fernanda Lacoste como una forma de impulsarlos para que salgan a a caminar sus territorios.

Las cinco claves para entender el futuro del PJ mendocino

4

La fórmula de unidad

El objetivo del partido es que la fórmula para gobernador y vice ya esté definida para los primeros días de marzo, en sintonía con la Fiesta de la Vendimia. Y que además esos nombres surjan de un acuerdo sin la necesidad de dirimirlos en una interna. El plan trazado es encontrar una síntesis que abarque a todos los sectores y que en  los distritos en los que no haya arreglo se vaya a una PASO. Pero el recorrido para llegar a ese destino será arduo en los siguientes dos meses y medio. Todavía le cuesta al PJ la unidad de los bloques legislativos, como primer paso imprescindible para cumplir el objetivo, y eso se vio en el debate por la reforma de la ley 7722. El proyecto fue impulsado por dos senadores del PJ y no obtuvo el respaldo de todo el bloque.

Esta última semana Alejandro Bermejo se reunió con Anabel Fernández Sagasti y con Lucas Ilardo para poder comenzar a tejer una fórmula en conjunto. El resultado no fue del todo negativo, aunque todavía no existe ni remotamente la posibilidad de un acuerdo. El kirchnerismo puja y no resigna la alternativa de que la senadora nacional encabece la fórmula y para el resto del PJ es inviable que ella sea la candidata en un marco de unidad. Asimismo Sagasti e Ilardo siguen de cerca la manera en que se votará finalmente en las comunas. Ambos son conscientes de que el desdoblamiento es el peor escenario para sus aspiraciones porque no podrán llevar a Cristina Kirchner en la boleta.

Las cinco claves para entender el futuro del PJ mendocino

5

Las alianzas

No existe en la actualidad, de cara a las definiciones, la alternativa de que el PJ impulse una fórmula en la que sus dos integrantes no sean peronistas.

Las autoridades del PJ ya tienen bastante aceitados los contactos para hacer acuerdos con el Partido Humanista, con el Verde, con el Partido Intransigente y con el Comunista, entre otros. Pero no está en el horizonte la alternativa de un acuerdo político electoral con José Luis Ramón y su nueva partido Protectora. Los contactos existieron, pero Ramón está metido por ahora en la construcción de su nueva agrupación política y aspira a ensayar, desde allí, una aventura para pelear por la gobernación en 2019. Para el peronismo el aporte de Protectora serviría para captar a mucho votante desencantado de Cambiemos y no para mucho más. Sin embargo todavía falta: el único límite para un acuerdo entre otras fuerzas y el PJ es Cornejo. Todo lo demás, es viable.