Las piezas del rompecabezas del futuro de Mendoza

"Es importante que los mendocinos pidamos más. A unos y a otros. A los que gobiernan, para que no se confíen solamente en la inercia y sean capaces de soñar más allá ty generar nuevos horizontes. Y a la oposición, para que no se tienen en ser solo una agencia de colocación de empleos en el Estado: que tengan un plan. Y si lo logran armar en estos escasos seis meses, que sea superador y no una enumeración de vaga de intenciones". Escribe el director de MDZ, Gabriel Conte.

Gabriel Conte

Las piezas del rompecabezas del futuro de Mendoza

Las piezas del rompecabezas del futuro de Mendoza

Hemos trabajado durante todo noviembre en el diagnóstico, las propuestas, las opiniones, análisis y datos duros sobre la Evolución de Mendoza. Y lo seguiremos haciendo, con la mirada puesta en el cierre de listas que es en junio. En ese mes, cada partido ya tendrá que tener no solo nombres, fotos y marketing, sino equipos para ejecutar un plan que a todas luces deberá ser superador al de Alfredo Cornejo.

Hasta ahora, la acción del oficialismo está en un término: "continuidad". El eje de la oposición varía desde la refutación de la bonanza que festeja el Gobierno mendocino hasta propuestas que van por replantear algunas de sus medias, reverlas completamente o simplemente, no decir nada: silencio.

Es importante que los mendocinos pidamos más. A unos y a otros. A los que gobiernan, para que no se confíen solamente en la inercia y sean capaces de soñar más allá ty generar nuevos horizontes. Y a la oposición, para que no se tienen en ser solo una agencia de colocación de empleos en el Estado: que tengan un plan. Y si lo logran armar en estos escasos seis meses, que sea superador y no una enumeración de vaga de intenciones.

Hasta ahora, hemos podido observar que las piezas de este rompecabezas que es el futuro de Mendoza poseen algunas características particulares. Y hay muchas otras que faltan o están defectuosas. Para ello, hicimos una lista:

1

El equipo de Cornejo

  1. El oficialismo confía en que ya tiene los equipos. Valora -como lo hace la gente, de acuerdo a las encuestas- la puesta en orden de las cuentas provinciales, que habían llegado a una situación catastrófica, por diversos motivos: impericia, pero también debido a la relación local entre gobierno y oposición y la nacional, de gobierno federal a provincial.
  2. La batalla por parecerse a Alfredo Cornejo y por no diferenciarse en lo más mínimo, está dejando de lado la posibilidad de superarlo. Cambia Mendoza, o Cambiando Mendoza -sea la marca que adquiera electoralmente la alianza que gobierna actualmente- no se está permitiendo hablar de proyectos a futuro: solo continuidad.
  3. Hasta ahora, hay algunos hitos que lo ponen por encima de la media de los últimos gobiernos, pero la crítica está centrada en por qué no hicieron más, aprovechando el apoyo popular del que han venido gozando. ¿Se pudo hacer más? Siempre se puede. Lo que sucede es que un factor de carácter plebiscitario del gobierno es la consulta previa, durante y post en encuestas, su Padrenuestro de cada día. Y si "la gente", esa entelequia que cantan los números de los resultados, no es vanguardista, el gobierno tampoco lo será.
2

Los equipos opositores

  1. El Partido Justicialista, Somos Mendoza (o la marca que vayan a adoptar para concurrir a las elecciones de 2019) ha echado mano a un viejo plan frustrado que tuvo su actual presidente, el chavista Guillermo Carmona, cuando era ministro de Ambiente de Celso Jaque. Puso al frente al exrector de la UNCuyo, Arturo Somoza, a juntar técnicos y darle vida a un plan que pretendía ser el manuald e acción para 2030. De todos modos, el peronismo no tiene una conducción sólida y un liderazgo fuerte. Quien sea candidato a gobernador, si gana, hará lo que le plazca y no lo que le indique ese plan. Por lo que surge la necesidad de establecer medidas colectivas que obligue a todos los partidos a mostrar sus equipos de gobierno antes de las elecciones y sus planes de acción.
  2. Desde Unidad Ciudadana, la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, ha venido concentrando oros equipos técnicos, además de participar en la conducción formal del PJ. Tiene su propio equipo de trabajo sobre la Mendoza 2030 y sus aportes -coincidentes o no con los de Carmona- serán una base concreta para concurrir a elecciones.
  3. El resto de la oposición no se sabe si concurrirá aliada al peronismo o dispersa. Hay más fuegos artificiales de marketing que equipos de trabajo capaces de conducir una provincia. Se muestran como "alternativa", pero bajo estos tiempos en que hay solo  cuatro años para gobernar, podrían pasarse gran parte del mandato a "ensayo y error", con las ideas, proyectos y personas asignadas a cada cargo. Hacen falta equipos de pensamiento y acción sólidos.
3

Los vanguardistas

Hay grupos humanos de altísimo nivel de formación trabajando, ganando dinero, integrando equipos de trabajo y promoviendo nuevas formas de relacionarse comercialmente. Asimismo, son los protagonistas de una nueva forma industrial sin chimeneas: las startups. Pululan, quieren contagiar, requieren capital humano calificado o bien, lo forman para que estén a la altura de sus necesidades. Allí radica gran parte del futuro más cercano, una especie de presente continuo en ascenso. Resta que su lenguaje tribal sea comprendido por el resto de los emprendedores, a veces se siente ajeno y, por lo tanto, en lugar de cooperar, frena, se distancia o los combate.

Hay vanguardia, de todos modos, también en las actividades tradicionales. La industria clásica, incluyendo la del vino, tiene quienes quieren más y los que se conforman con lo que tienen. Es cuestión de que comprendan la proyección inmediata de sus acciones para subirse a la carretera que les permitirá seguir andando. O sucumbir con sus motores agotados al costado de esa ruta y que sus vehículos -su actividad- sean vendidos como chatarras.

4

Los conformistas

Por supuesto que hay muchos mendocinos que sostienen que "así como estamos, estamos bien". Los protagonistas de la generación de recursos y empleos que así piensan no deberían ser considerado solamente conservadores en esta época, sino lastre. Impiden pensar nuevas salidas, multiplicar resultados, agrandar la torta. El miedo -probablemente- sea lo que los estanca y para eso no hay mejor remedio -de acuerdo con los especialistas que hemos venido consultando- que la educación, una educación que muestre el camino, que sopese datos duros y que no resulte romántica en cuanto al proceso económico, sino realista. Eso exorcisará a todos sus fantasmas.

5

Los disconformistas

Aquellos que lideran sectores y que están siempre disconformes son fundamentales. Si son mayoría, probablemente busquen levantar la vara. Pero si su disconformismo es dogmático, nada los pondrá en carrera. El ego ha sido uno de los grandes obstáculos políticos, económicos y sociales del país y de Mendoza: hay gente que cree -aun hoy- en el caudillismo como salida. Y la verdad es que no sirve el trabajo en solitario.

Otros disconformes son minorías activas que llevan adelante "luchas". El dogma los paraliza y nos contagia a todos. Por lo que si quieren ser una pieza que encaje para un futuro mejor para todos sería importante que intenten ser mayoría: convencernos, hacer planteos sustentables y beneficiosos y no solo palos en las ruedas de todo vehículo que quiera acercanos al futuro. La otra opción es involucionar y volver a primitivas formas de vida.

6

El campo y las ciudades

  • Campo y ciudad, abordados en conjunto. Mendoza es un lugar en el mundo en que la creatividad puede domar a los robots y ponerlos a su servicio.
  • Un campo productivo de acuerdo a las posibilidades comerciales y no por gusto, tradición o conveniencia. Con empresarios y productores visionarios, con respaldo en sus trabajadores capacitados, como los que fundaron la economía de Mendoza, que lo hicieron acorde a esos tiempos. Y no productores ricos con campos y empleados pobres, subsidiados para pedalear en el barro. EL mundo espera productos certificados por su calidad, por ser orgánicos y por las condiciones especiales de esta tierra, no por la homogeinización con el resto del mundo. Valor agregado.
  • Las ciudades están empezando a ser verdaderos campos industriales del conocimiento. Los inventos, diseños, programas se "fabrican" en casas recicladas, galponcitos, espacios de "coworking" readaptados. La calidad de vida con naturaleza inserta en la mancha urbana, deportes y diversión son una alianza exitosa en cualquier parte del mundo.
7

La educación

El gran factor movilizador de la sociedad hacia mejor forma de vida es la educación. Sin embargo, allí radica una de las mayores resistencias. No de parte de los docentes, sino que hay que insistir en que la misma sociedad está poco advertida de los verdaderos peligros de no estudiar lo que hay que estudiar: no tener de qué vivir. No hay "poesía" posible ni consignas pegadizas en este punto. Pero además, tampoco hay demasiado tiempo para revolucionar el sistema educativo. El tiempo perdido no se recupera yendo a mayor velocidad,s ino empezando lo antes posible. Pero es necesario conseguir el apoyo de la sociedad.

Esa es la pieza más difícil, pero la más crucial, para armar el rompecabezas de la Mendoza del futuro: contar con una sociedad que comprenda que hay que acelerar el paso, avanzar, salir del espacio de confort. Por nuestros hijos y nietos, ya que antes pocos lo hicieron por nosotros.

Temas
  • Evolución
  • MDZ
  • Gobierno mendocino