F. Pérez Osán

The sinner: el pasado de una pecadora

¿Por qué una ama de casa aparentemente normal mata a sangre fría a un hombre? Esa es la pregunta que desvelará a los espectadores en esta nueva serie.

 A grandes rasgos, hay dos formas de encarar un misterio: la más común es desde el lado del autor, o sea, algo que pasa y nadie sabe quién lo hizo. The sinner (La pecadora) toma la ruta menos transitada y más compleja, ya que no hay dudas sobre quién comete el crimen, pero el misterio radica en el por qué.

La serie original que Netflix estrenó el mes pasado, basada en un libro de Petra Hammesfahr, es un viaje apasionante al pasado de un ama de casa aparentemente normal que un día cualquiera mata a puñaladas a un joven en una playa. Hay decenas de testigos del ataque -entre los que se encuentran su marido y su hijo-, y a nadie le cabe la más mínima duda sobre su culpabilidad. Pero un detective decide que es importante saber por qué esta mujer mató a sangre fría a otra persona, y ahí comienzan las incógnitas.

La historia descansa en los hombros de Jessica Biel, quien interpreta a Cora, y a Bill Pullman, un detective llamado Harry Ambrose que se toma el trabajo de investigar si hay algo más sobre la joven asesina que lo que se ve a primera vista. Con el paso de los capítulos, nos enteraremos de que sí, hay mucho, mucho más.

Las actuaciones son el fuerte de la serie: Biel interpreta a la perfección a una mujer sobrepasada por su situación, mientras que Pullman es un detective compasivo que se rehúsa a quedarse con la explicación obvia. Sus demonios personales también ocuparán buena parte de los últimos capítulos, y podrían seguir siendo explorados en el futuro.

The Sinner

Con un tono oscuro y descarnado, The sinner "avanza para atrás", y con cada uno de los ocho episodios se descubre mucho más del pasado de Cora, con historias que van desde una hermana con una enfermedad terminal hasta el abuso y las drogas. La historia de la supuesta criminal está marcada por la exagerada religiosidad de su madre, quien confía en que la oración y las privaciones pueden llegar a salvar a la pequeña Phoebe, y por la propia chica enferma, que se revela como una persona controladora y algo perturbada (en un capítulo la describen, acertadamente, como "un vampiro).

Desde el primer momento es claro que la intención del creador de la serie, Derek Simonds, busca que el espectador no pueda dar por sentado nada. La relación de Cora con su marido Mason, la complicada vida del detective Ambrose (envuelto en una relación extramatrimonial masoquista con una joven), y una fatídica noche se mezclarán hasta que se hace casi imposible saber qué es verdad y qué mentira. La confusión, intencional, consigue generar altos niveles de tensión, sobre todo cuando se descubre, poco a poco, que la verdad es mucho más oscura de lo que parece.

En este punto hay que hacer un parate y destacar que, a diferencia de tantos shows nuevos, The sinner no se queda en explicaciones a medias. Si bien el desarrollo de la trama es poco lineal, el productor tenía bien en claro que el final debería ser totalmente cerrado, sin cabos sueltos. Claro que en vistas del éxito monumental que alcanzó -en Estados Unidos fue el estreno más visto del año-, ya hay tratativas para una nueva temporada, aunque todavía no se define cómo será llevada a cabo. Una de las ideas es ahondar en el pasado del detective Ambrose, un personaje fascinante.

Con ocho capítulos de poco más de 40 minutos, The sinner es una de las apuestas que mejor paga de Netflix. Imperdible.

Opiniones (1)
17 de enero de 2018 | 02:40
2
ERROR
17 de enero de 2018 | 02:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Recomendadísima te vuela la peluca!
    1
En Imágenes
El ciclón que congela a los Estados Unidos
4 de Enero de 2018
El ciclón que congela a los Estados Unidos