Cinco perlitas que dejó el funeral de Mandela

El último homenaje al líder sudafricano fue motivo de encuentros casuales y hastra de chistes entre el centenar de mandatarios que llegaron a despedirlo.

Con un centenar de mandatarios presentes en el funeral de Nelson Mandela en Sudáfrica, una sucesión de encuentros, hechos y anécdotas acompañan la despedida a uno de los líderes mundiales más venerados.

No solo fue el apretón de mano cordial y protocolar entre Barack Obama y Raúl Castro.

Aquí, algunas de las "perlitas" de la despedida a Mandela:

Obama y Rajoy, en el gimnasio. El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, tuvo un encuentro informal con el estadounidense Barack Obama en el gimnasio del hotel en el que se alojan, el Radison Blu. Según ElConfidencial.com, Rajoy, más volcado en la vida sana desde que ha dejado de fumar, decidió aprovechar el poco tiempo que la apretada agenda de los funerales de Mandela le dejaba para acudir a correr y a hacer máquinas para quemar calorías. La sorpresa del dirigente español fue cuando se encontró en las instalaciones nada menos que al inquilino de la Casa Blanca, que había tenido la misma idea que Rajoy. Según confirmaron fuentes oficiales, ambos mandatarios aprovecharon el curioso encuentro y el lugar para conversar sobre la nunca concretada visita de Rajoy a Washington cuando ya han transcurrido dos años desde que asumiera la presidencia del Gobierno español.

La autofoto de Obama. En una de las filas estaban sentados el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, la primera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt y el presidente de los Estados Unidos Barack Obama. En un momento del funeral, según cuenta la Cadena Ser, se les ocurre hacerse una autofoto los tres con el móvil. Y un fotógrafo de AFP llamado Roberto Schmidt les pilla a los tres sonriendo y sujetando el móvil mientras Michelle Obama, muy seria, mira el funeral. La foto está circulando como la pólvora ahora mismo por las redes sociales y es el hazmerreir de internet: tres líderes mundiales haciendo el tonto en el momento más inadecuado.

 
Que no falte el glamour.
La "amiga entrañable" del rey de España, Juan Carlos de Bordón, Corinna Zu Sayn Wittgenstein, participó del funeral como acompañante de Charlene y Alberto de Mónaco. Además de Charlene, en la ceremonia religiosa ha podido verse a numerosos representantes de la realeza, desde Rania de Jordania a herederos europeos, como Haakon de Noruega, Victoria de Suecia o el propio Príncipe de Asturias. El príncipe Felipe -quien sustituía a su padre, recién operado- viajó con Rajoy a la ciudad sudafricana. El heredero ha expresado su "gran tristeza" por la muerte del Mandela, "una persona querida y respetada en todo el mundo" y una figura importante "para el fin de un símbolo oscuro del pasado, el apartheid", a la que tuvo "la suerte y el honor" de tratar. Nelson Mandela, de hecho, acudió a su boda en Madrid, celebrada el 22 de mayo de 2004.
 
La reconciliación de las viudas.
Winnie Mandela, la segunda mujer del ex presidente sudafricano, y su viuda, Graça Machel, se fundieron en un afectuoso abrazo y se besaron ante los miles de sudafricanos que abarrotaban el estadio FNB de Soweto (Johannesburgo). Dos de las mujeres más importantes de la vida de Mandela se saludaron así al coincidir en una de las gradas del estadio que acoge la ceremonia en memoria de Mandela. Ambas de luto y muy emocionadas quisieron hacer visible así el afecto que comparten por el icono de la lucha contra el 'apartheid', mientras miles de asistentes celebraban el gesto. El abrazo sellaba así la polémica entre las mujeres de Mandela, que amenazaba con enturbiar el modélico homenaje que se está rindiendo al líder en la semana posterior a su muerte.
 
El arzobispo cholulo. Ambos representan símbolos de paz y movilización para el mundo: hablamos del arzobispo y Premio Nobel Desmond Tutu y de Bono, el cantante de U2. Se reunieron en el funeral de Mandela y se tomaron una fotografía juntos. Tutu fue el último protagonista del acto en memoria de 'Madiba', con una intervención en la que reclamó a los asistentes que prometieran a Dios que seguirán "el ejemplo de Nelson Mandela" para poder darles su bendición. Tras las palabras del arzobispo emérito, el presentador del acto lo dio por concluido deseando "larga vida a Nelson Mandela".
 
 
Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 18:00
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 18:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes