Evacuación masiva en Filipinas por tifón "Yolanda"

Gobernadores y alcaldes supervisaban la evacuación de miles de vecinos, que se alejaron de comunidades propensas a deslaves e inundaciones.

Miles de personas de la región central de Filipinas, entre ellos los de una provincia devastada por un terremoto reciente, se alejaron el jueves de la zona ante la llegada uno de los tifones más poderosos de este año.

El tifón Haiyan o Yolanda intensificó y aceleró su desplazamiento al acercarse al archipiélago con vientos sostenidos de 255 kph (140 mph) y ráfagas de hasta 260 kph (162 mph), y pudiera fortalecerse más en el Pacífico antes de tocar el viernes la provincia oriental filipina de Samar la madrugada del viernes, según el meteorólogo del gobierno Buddy Javier.

A las 9 de la noche, el vórtice del tifón se encontraba a 338 kilómetros (211 millas) al sudeste de la aldea de Guiuan, en la provincia de Samar Oriental. La tormenta se desplazaba a 33 kph (24 mph), de 33 kph (20 mph) anteriormente.

La tormenta seguramente no alcanzará directamente Manila, más al norte. La advertencia más baja en el nivel de cuatro que acompaña los tifones fue emitida en las zonas bajas de la capital, que podrían sufrir vientos de hasta 60 kph (37 mph) y lluvia.

El Centro Conjunto de Advertencia de Tifones de la Armada de Estados Unidos en Hawai informó que es el ciclón tropical más fuerte del mundo en lo que va de año, aunque el ciclón Phailin, que afectó la región oriental de la India el 12 de octubre, tenía vientos de 222 kph (138 mph) y ráfagas más fuertes.

Gobernadores y alcaldes supervisaban la evacuación de miles de vecinos, que se alejaron de comunidades propensas a deslaves e inundaciones ante la llegada del tifón, dijo Eduardo del Rosario, jefe de la agencia gubernamental a cargo de respuesta a desastres.

El presidente Benigno Aquino advirtió a la población que abandone las zonas peligrosas, incluyendo 100 comunidades costeras donde según los meteorólogos la marea podría subir 7 metros (23 pies). Aconsejó a los surfistas que se alejen de la mar embravecida.

Aquino pidió a la población que mantenga la calma y evite el pánico en la compra de alimentos básicos, y aseguró al público que fueron adoptadas medidas de tiempo de guerra: tres aviones de transporte C-130 y 32 helicópteros militares y aviones están preparados para intervenir, así como 20 navíos de la armada.

"Ningún tifón puede poner de rodillas a las Filipinas si permanecemos unidos", dijo en un discurso transmitido por televisión a todo el país.

El archipiélago sufre los embates de unas 20 tormentas tropicales al año, en su mayoría violentas y destructoras. Haiyan es la tormenta número 24 que afecta a Filipinas este año.

Soldados del ejército ayudaban a transportar alimentos empacados y otros artículos de primera necesidad a las comunidades más remotas y hay varios helicópteros listos, dijeron las fuerzas armadas.

"Mi mayor temor es que el ojo del tifón pase sobre nosotros. Espero que no", dijo a la AP Edgardo Chatto, gobernador de la isla de Bohol en el centro del país, donde el mes pasado un terremoto dejó un balance de más de 200 muertos.

Según los pronósticos el tifón Haiyan pasaría por la región central del país el viernes y sábado antes de salir al Mar de China el domingo, con dirección a Vietnam. No se espera que toque la capital, Manila, una zona densamente poblada en el norte, dijo Jori Loiz, meteorólogo del gobierno.

___

Los periodistas de Associated Press Oliver Teves y Teresa Cerojano contribuyeron a este artículo.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 08:58
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 08:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial