Obama insiste ante empresarios en urgencia de reforma migratoria

"No hay razón alguna por la que no podamos conseguir esto antes de finales de año", dijo el presidente norteamericano en su reunión de hoy.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió hoy en la Casa Blanca con un grupo de líderes empresariales a los que llamó a unirse en sus esfuerzos para presionar a los republicanos en el Congreso para que se apruebe, de forma urgente, una reforma migratoria.

"No hay razón alguna por la que no podamos conseguir esto antes de finales de año", subrayó Obama ante más de media docena de directivos de compañías como Motorola, McDonalds, Marriott o Lockheed Martin.

El mandatario manifestó su intención de "amplificar este tema en las próximas semanas" y para ello dijo esperar contar con líderes empresariales como los hoy congregados en la Casa Blanca, al igual que con los numerosos religiosos, agentes de la ley o meros ciudadanos que también luchan para que "los colegas en el Capitolio hagan lo correcto".

La reforma migratoria es una incumplida promesa de campaña desde 2008 que Obama renovó tras lograr la reelección el año pasado y que, superada la reciente crisis política en Washington que llevó al cierre del gobierno y puso al país al borde del default, volvió a situar como prioridad legislativa.

El Senado, donde los demócratas de Obama tienen la mayoría, aprobaron a finales de junio una propuesta de ley migratoria con apoyo bipartidista, pero el proyecto sigue estancado desde entonces en la Cámara de Representantes, donde la mayoría republicana ha bloqueado cualquier intento de votar un texto integral sobre el tema.

Expertos y hasta legisladores coinciden en que, de no lograrse este año o como muy tarde a principios del próximo, será prácticamente imposible aprobar una reforma migratoria en 2014, dado que en noviembre se celebarán elecciones parlamentarias que probablemente bloquearán cualquier iniciativa tan impopular entre muchos de los sectores más conservadores.

El problema es que apenas quedan días laborables para el Capitolio en este año que ahora acaba, por lo que la promesa de Obama corre el riesgo de volver a quedar incumplida, una vez más.

El presidente subrayó hoy que no se trata de buscar una victoria política, sino una económica, ya que según datos oficiales independientes una reforma migratoria, como ha repetido machaconamente, implicaría ventajas billonarias para la economía del país.

"Éste no es un tema en el que estemos buscando una victoria política. Se trata de un asunto en el que buscamos una ganancia sustancial para la economía de Estados Unidos y para los estadounidenses y las empresas que están representadas aquí", sostuvo.

En la reunión con los altos empresarios participaron hoy, además del mandatario, el vicepresidente, Joe Biden, el director del Consejo Nacional Económico presidencial, Gene Sperling, y la asesora de Obama Valerie Jarrett, entre otros.

Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 21:11
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 21:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México