Papa Francisco en Asís: "Escuchemos el grito de los que sufren"

Francisco comenzó su visita, que coincide con el día de san Franciso de Asís, aclamado por creyentes que proclamaban "vivas" al papa.

El papa llamó hoy a los cristianos a convertirse en un "instrumento de la paz" durante su visita a la localidad italiana de Asís, en Umbría, de la cual era oriundo Francisco de Asís, del que Jorge Bergoglio adoptó su nombre pontificio.

"Escuchemos los gritos de los que lloran, sufren y mueren por culpa de la violencia, el terrorismo y la guerra, en la Tierra Santa que tanto amaba el santo Francisco, en Siria, en Cercano Oriente, en el mundo", pidió el papa durante la misa que ofició ante unos 50.000 creyentes.

Los cristianos deben ser "instrumento de la paz" entre los seres humanos y con la naturaleza, afirmó Francisco. "Cuidemos la creación, no seamos instrumento de la destrucción", agregó.

Francisco comenzó su visita, que coincide con el día de san Franciso de Asís, aclamado por creyentes que proclamaban "vivas" al papa. Tras reunirse con pobres, niños discapacitados, enfermos y personas sin techo, rezó ante la tumba de San Francisco. Después de comer con los pobres en un centro de Cáritas, el pontífice tenía previsto reunirse con religiosos y jóvenes.

   "Soñaba con una Iglesia pobre, que se ocuparía de los demás sin pensar en sí misma", dijo el papa sobre San Francisco de Asís. El propio Bergoglio trata de seguir ese ejemplo desde que llegó a la Silla de Pedro.

En tanto, Carlo Petrini, el fundador italiano del movimiento Slow Food, reveló hoy que recibió un llamado del papa "hace unos días". En la conversación, que duró unos 20 minutos, el pontífice elogió el trabajo de los pequeños agricultores y su contribución a la preservación del medio ambiente.

 "Es muy importante que la mayor autoridad en el mundo católico exprese consideración y comprensión con las comunidades rurales y reconozca su rol clave en defender los bienes comunes del planeta", aseguró Petrini.

El movimiento Slow Food nació en los años 80 como reacción a la propagación de la cultura del fast-food. Actualmente se encuentra presente en 150 países y promueve la alimentación buena y a precios justos basada en las tradiciones gastronómicas locales y los métodos agrícolas sustentables.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 13:12
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 13:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial