Revelan el impactante video del tirador de la Marina de EEUU

Las imágenes muestran al joven afroamericano cargando un arma larga caminando por los pasillos y ocultándose antes de desatar el horror.

El FBI acaba de revelar un video de cámaras de seguridad en el que se puede ver Aaron Alexis, el atacante del Navy Yard, ingresar a las oficinas de la Marina a poco de masacrar a 12 personas el lunes de la semana pasada, según informó Univisión.

El 16 de septiembre, Alexis ingresó armado a las instalaciones de la Armada en Washington y disparó a mansalva contra decenas de personas. Además de los 12 muertos, 8 individuos terminaron heridos.

A nueve días de aquella masacre, el FBI revela imágenes de las cámaras de seguridad del complejo en el que se puede ver cómo el joven de 34 años ingresa en un Toyota Prius azul oscuro, pasa los controles de seguridad vestido con una camiseta azul rayada y pantalón gris y una mochila.

Las imágenes siguientes muestran al joven afroamericano cargando un arma larga caminando por los pasillos y ocultándose antes de desatar el horror.

Según recordó el FBI en un comunicado, “Alexis era empleado como contratista por una empresa privada de tecnología de la información. De conformidad con su empleo, Alexis fue asignado a un proyecto en el Navy Yard de Washington y llegó a la zona de Washington DC, el 25 de agosto de 2013”.

Los investigadores pudieron determinar que entre el 25 y el 31 de agosto 2013, Alexis se hospedó en un hotel en Bethesda, Maryland. Desde ese entonces hasta el 7 de septiembre, 9 días antes de la masacre, se quedó en un hotel en el área de la ciudad de Arlington, Virginia.

El 7 de septiembre, Alexis volvió a mudarse al Residence Inn en el suroeste de Washington DC, donde permaneció hasta el 16 de septiembre. Había empezado a trabajar en el Navy Yard de Washington el 9 de septiembre pasado.

EL FBI logró averiguar que el sábado 14, el exreservista de la Marina “compró una escopeta Remington 870 y municiones en una tienda de armas en el norte de Virginia. El mismo día, Alexis, también había comprado una sierra para metales, entre otros elementos, en una tienda de mejoras para el hogar” en el norte del Estado.

La masacre paso a paso

En la mañana del lunes 16, Alexis ya tenía todo listo para la masacre. Llegó al Navy Yard con un pase legítimo que le franqueó la entrada al edificio Nº 197 donde mató a las 12 personas.

A las 7.53 am, Alexis entró en el parking del Navy Yard de Washington en un Toyota Prius azul oscuro con matrícula de Nueva York y se estacionó en el garaje #28, justo enfrente al edificio Nº 197.

A las 8.08 am, Alexis sale del auto y se dirige al edificio con una mochila. Un minuto después, el joven se baja del ascensor en el cuarto piso y entra en el baño de hombres llevando una mochila y un portapapeles.

A las 8.15 am, cruza un pasillo del ala oeste del edificio Nº 197 con la escopeta, pero sin la mochila. Lleva consigo dos identificaciones colgando.

8.16 am: se desata el horror. Alexis dispara contra la primera víctima. Un minuto más tarde, el 911 recibe la primera llamada de emergencia desde el cuarto piso del edificio.

8.20 am: Alexis abandona el cuarto piso por las escaleras y entra en el tercero. Ocho minutos más tarde ya está en el primer piso. A las 8.57 am, regresa al tercer piso. A las 9.25, el atacante muere en un enfrentamiento con la Policía. En su derrotero ha matado a 12 personas.

“Poco después de su llegada al edificio y en el transcurso de aproximadamente una hora, Alexis utiliza la escopeta Remington 870 y una pistola Beretta que obtuvo durante el tiroteo para matar a 12 víctimas”, repasó el FBI en el comunicado.

Ambas armas fueron recuperadas en el lugar y han sido sometidas a diferentes análisis forenses en el Laboratorio del FBI. La escopeta Remington 870 había sido alterada y tenía su cañón recortado.

Además, sobre el cañón de la escopeta estaban grabadas las palabras "!Fin al tormento!", "!No es lo que dicen todos ustedes!", "Mejor así” y "!Mi arma ELF (electromagnetic low frequency)!".

Las evidencias

La mochila de Alexis fue hallada en el baño de hombres del cuarto piso, colgando de una de las puertas. En su interior tenía “un rollo de cinta adhesiva color púrpura y aparatos electrónicos”. También en su auto y en la habitación del hotel en el que se quedaba había aparatos de comunicación electrónicos, informaron los investigadores.

Según el FBI, “hay indicios de que Alexis estaba dispuesto a morir durante el ataque y que aceptó la muerte como consecuencia inevitable de sus acciones. No hay ninguna indicación a la fecha de que Alexis hubiera apuntando a individuos específicos”.

Los investigadores creen en la versión según la cual Alexis se creía perseguido y escuchaba voces. Se cree que el grabado "Mi ELF arma!", en el lado izquierdo de la Remington 870 hace referencia a las supuestas ondas electromagnéticas que el joven dijo escuchar en los últimos tres meses.

La Policía de Rhode Island había advertido a la Marina estadounidense que Alexis había reportado el mes pasado que escuchaba voces.

En Newport, un reporte de la Policía de Rhode Island decía que Alexis se quejó el 7 de agosto de "escuchar voces" y de personas que enviaban "vibraciones a su cuerpo" para evitar que durmiera.

El reporte de la Policía de Newport decía también que advirtió a la Policía de la Armada tras el incidente, y agregó que la Policía naval dijo que "seguiría el asunto y determinaría si se trata realmente de un contratista de la base naval".

Según informó la cadena CNN en su momento, Alexis había contactado recientemente con dos hospitales de veteranos y que se cree que buscaba ayuda por problemas psicológicos.

El ataque de Alexis es el peor episodio de este tipo en una instalación militar estadounidense desde el asesinato de 13 militares en la base de Fort Hood, en el Estado de Texas, en 2009.

Opiniones (0)
11 de diciembre de 2017 | 07:04
1
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 07:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California