EEUU se paralizó para rendir homenaje a víctimas del 11-S

"Nuestros corazones todavía duelen por los futuros arrebatados, las vidas que podrían haber sido", dijo Obama.

Mientras las campanas sonaban solemnemente, los estadounidenses conmemoraron el miércoles el 12do aniversario de los atentados del 11 de septiembre con la lectura de los nombres de las víctimas, los minutos de silencio y la música serena que se han convertido en una tradición.

En una ceremonia matutina en la plaza construida hace dos años en el sitio donde se alzaban las Torres Gemelas del Centro de Comercio Mundial, los familiares recitaron los nombres de casi 3.000 personas que fallecieron en los aviones secuestrados que se estrellaron contra las torres gemelas, el Pentágono y en un maizal cerca de Shanksville, Pensilvania, y también de las víctimas del ataque de 1993.

En Washington, el presidente Barack Obama, acompañado por la primera dama Michelle Obama, el vicepresidente Joe Biden y su esposa Jill Biden, salió al jardín sur de la Casa Blanca para un minuto de silencio a las 8:46 de la mañana, la misma hora en que el primer avión se estrelló contra la torre sur en Nueva York. Otro avión de pasajeros chocó contra el Pentágono a las 9:37 de la mañana.

"Nuestros corazones todavía duelen por los futuros arrebatados, las vidas que podrían haber sido", dijo Obama.

También se guardó un minuto de silencio en el Capitolio de Estados Unidos.

En el lugar en el bajo Manhattan, los amigos y las familias en silencio sostenían fotografías de los fallecidos. Otros lloraban.

"Doce años son como 15 minutos", dijo Clyde Frazier padre, cuyo descendiente Clyde Frazier hijo murió en el ataque y sus restos nunca fueron encontrados. "El tiempo se detiene debido a que uno ama a su hijo, uno ama a su hijo... Nada cambia, excepto que no está aquí. Eso afecta tu cuerpo. Uno todavía luce igual, pero por dentro es una verdadera ruina".

Las campanas doblaron para conmemorar el momento en que el segundo avión se estrelló contra la segunda torre y los momentos en que cayeron los rascacielos. Cerca de la plaza conmemorativa, barricadas de la policía bloqueaban el acceso al sitio, a pesar de que la vida alrededor del Centro de Comercio Mundial transcurría como cualquier otra mañana, con trabajadores corriendo a sus puestos de trabajo y grúas de construcción asomándose en la zona.

"A medida que el tiempo pasa y nuestra familia crece, nuestros hijos nos recuerdan a ti", dijo Angilic Casalduc sobre su madre, Vivian Casalduc. "Te extrañamos".

Bill McGinly leyó el nombre de su hijo, Mark Ryan McGinly, y dijo que lo echaba de menos todos los días.

"Vamos a pasar el resto de nuestras vidas luchando contra esta terrible terrorismo, este malvado terrorismo", dijo.

El aniversario se produce en medio de los cambios en el Monumento Nacional del Vuelo 93 en Shanksville, donde comenzó la construcción el martes de un nuevo centro de visitantes. El miércoles, los familiares de los pasajeros y la tripulación a bordo del vuelo 93 de United Airlines recordaron a sus seres queridos como héroes por sus acciones altruistas y su rápida reacción. El avión fue secuestrado con el objetivo probable de estrellarlo contra la Casa Blanca o el Capitolio, pero los pasajeros trataron de someter a los atacantes y el avión se estrelló en el campo. Todos los que estaban a bordo murieron.

"En un período de 22 minutos, nuestros seres queridos pasaron a la historia", dijo Gordon Felt, presidente de Familias del Vuelo 93, cuyo hermano, Edward, era uno de los pasajeros.

Fuera de Washington, cientos de personas se reunieron para una breve y sencilla ceremonia en una plaza del condado Arlington a casi cinco kilómetros (tres millas) del Pentágono. Los socorristas del condado fueron los primeros en llegar al lugar ese día.

El jefe de Bomberos James Schwartz, quien era comandante de incidente en el Pentágono tras los atentados, dijo que ceremonias como la del miércoles —que contó con una guardia de honor y un minuto de silencio— sirven como un recordatorio de por qué los socorristas pasan tanto tiempo preparándose para el desastre.

"A menudo he dicho que estos han sido los 12 años más rápidos de mi vida. Pero si usted es un familiar sobreviviente, me imagino que estos han sido los 12 años más largos de su vida, porque usted está despertando cada día con un agujero en su corazón", dijo Schwartz.

En Nueva York, los seres queridos se reunieron alrededor del monumento, hicieron calcos de las inscripciones, dejaron flores junto a los nombres y sollozaron, tomados del brazo. El ex gobernador George Pataki, el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie y otros estuvieron presentes. Continuando con la decisión tomada el año pasado, ningún político habló, ni siquiera el alcalde Michael Bloomberg, quien asistió a la ceremonia por última vez mientras está en el cargo.

Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 18:59
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 18:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México