Cincuenta objetivos en Siria en la mira de los Tomahawk

Según el New York Times, la intervención de EE UU tendría como objetivo las unidades capaces de lanzar armas químicas, no la caída del régimen.

Según The New York Times, la operación militar que tiene en mente el presidente de EEUU contra Siria no tiene como objetivo la caída del régimen de Bachar el Assad, sino “disuadir y degradar” la capacidad del Gobierno sirio de lanzar ataques químicos como el que la semana pasada se cobró la vida de cientos de personas en varios suburbios de Damasco, como denuncia la oposición al régimen sirio.

Además, para el mismo diario, que cita a fuentes oficiales, la acción militar pretendería también forzar al presidente El Assad a sentarse en una mesa de negociaciones.

Según las fuentes citadas por el diario neoyorquino, el ataque será “limitado”, de apenas uno o dos días de lanzamientos de misiles Tomahawk desde los buques de guerra de EEUU estacionados en el Mediterráneo oriental.

Esos misiles, con una capacidad destructiva limitada y no demasiado eficaces contra blancos móviles o búnkeres, no apuntarían a los arsenales de armas químicas, pues eso entraña riesgos tanto humanos como medioambientales, por no hablar de que grupos rebeldes podrían aprovechar para hacerse con parte de esas armas, siempre que quedasen útiles tras el bombardeo.

En vez de eso, los bombardeos, continúa el diario, tendrían como objetivo las unidades militares que han llevado a cabo los ataques químicos, los cuarteles generales desde donde se dirige a esas fuerzas y los misiles y artillería en cuyas cabezas se montaron las armas químicas.



Una de las fuentes del New York Times citado por El Pais en España afirma que la lista inicial incluye unos 50 objetivos, incluyendo bases de helicópteros de fabricación rusa. También están en la lista centros de mando y control así como objetivos militares convencionales. Afirma que cada uno de los objetivos recibiría el impacto de dos o tres misiles, un castigo mucho menos severo que el aplicado por el ejército estadounidense en otras campañas aéreas como Kosovo o Libia. No estaría entre los objetivos lanzar misiles contra pistas aéreas para impedir la llegada de suministros militares desde Irán, uno de los pocos sostenes del régimen.

Los ataques serían lanzados, dice el diario, desde cualquiera de los destructores de la clase Arleigh-Burke desplegados dentro de un radio de alcance con Siria: el Mahan, el Barry, el Gravely y el Ramage. Cada uno está equipado con dos docenas de misiles Tomahawk, un proyectil de gran precisión y de vuelo bajo que puede ser lanzado desde distancias de hasta 1.000 millas (1.600 kilómetros). Ya se han usado en las camnpañas de Afganistán, en Irak y en Libia. También hay submarinos equipados con ellos y se presume que estarán por la zo

Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 18:52
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 18:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María