Deportes

Tremendo accidente en Daytona

El auto de NASCAR de Kyle Larson chocó y voló por encima de la defensa y llegó al público. Hay heridos de diversa gravedad.

Un accidente que involucró hoy a varios vehículos segundos antes de finalizar una prueba de la serie Nascar del automovilismo estadounidense en Daytona, Florida, dejó a varios espectadores heridos, informaron medios de prensa.

Las heridas fueron causadas por objetos, incluyendo al menos un neumático, que volaron a las gradas por encima del alambrado alrededor de la pista, indicaron los reportes.

Aún se desconoce la cantidad de heridos y la magnitud de las lesiones, pero personal médico de emergencia que llegó al lugar retiró a un espectador en una camilla, señaló Nascar en su página web. Otros asistentes recibieron asistencia médica en el lugar.

El presidente de Nascar, Mike Helton, confirmó que una cantidad no precisada de espectadores estaba siendo tratados en el centro médico del autódromo. "Una parte del cerco de seguridad quedó destruido, por suerte muchos médicos de primeros auxilios estuvieron de inmediato en el lugar", dijo.

Nascar indicó que el automóvil de Kyle Larson voló por los aires y quedó destruido al golpear contra una puerta de acceso de la pista a las tribunas. Larson salió ileso de su vehículo.

En tanto, otro piloto, Michael Annett, fue llevado al hospital y está bajo observación, añadió.

El accidente ocurrió cuando estaba por concluir la carrera Nascar "Nationwide Series Drive4COPD 300". Los automóviles iban a una velocidad de hasta 300 kilómetros por hora.

Regan Smith se aproximaba en primer lugar a la línea de llegada cuando intentó bloquear al automóvil que iba en segundo lugar, conducido por Brad Keselowski, que tocó el auto del líder.

El coche de Smith se cruzó delante del de Keselowski y chocó contra la pared externa, que separa a la pista de las tribunas.

Keselowski perdió el control de su vehículo y bloqueó el paso a varios coches que iban detrás de él, lo que terminó en el accidente masivo.

El ganador de la carrera fue Tony Stewart, que consiguió pasar a través de la caótica escena de automóviles descontrolados e incendiados.

La prueba de hoy fue previa al principal evento previsto para mañana domingo, las 500 millas de Daytona, en la que por primera vez una mujer, la piloto estadounidense Danica Patrick, partirá desde la "pole position".

Opiniones (1)
17 de agosto de 2017 | 05:23
2
ERROR
17 de agosto de 2017 | 05:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La NASCAR (National Association for Stock Cars Auto Racing) es la versión más moderna de la antigua categoría "Stock Cars", o sea, autos standard. No se llamaba así, precisamente, porque a los bólidos les faltara preparación sino porque el reglamento preveía que se respetase absolutamente el aspecto exterior de los modelos de serie; o sea lo que en inglés se llama los « stock cars ». De la « piel » hacia adentro son prácticamente hechos a mano. Poseen una impresionante jaula de caños de acero aleado que rodea el habitáculo protegiendo al piloto y todo el resto de la carrocería está construído con materiales de fibra de carbono sobre estructuras deformables. El resultado es el de unos autos muy seguros, donde el piloto está a salvo de prácticamente todo. Técnicamente la categoría es una maravilla, los fierros tienen TODA la tecnología y rinden a un nivel superlativo. Además el reglamento está tan, pero tan bien hecho, que ningina de las tres tradicionales marcas estadounidenses puede sacar una ventaja notable sobre sus competidores. Las carreras y los campeonatos son extraordinariamente parejos y raramente se repiten los ganadores. Las carreras son verdaderas maratones mecánicas donde se viaja chupados, todo el tiempo colgadísimos y con apenas algunos centímetros entre bólido y bólido. Se va todo el tiempo alrededor de los 300 Km/h y no es raro, después de viajar dos horas en esas condiciones, que seis o siete autos tengan que definir una carrera cabeza a cabeza en la útima curva. Los accidentes, muy frecuentes y súperespectaculares, son el principal atractivo para la mayor parte del público a pesar de el gran interés que la categoría tiene a nivel técnico y conductivo. La seguridad está muy bien estudiada y es verdaderamente raro que haya que lamentar lesionados. Que los autos vuelen hasta las tribunas es casi imposible . . . sin embargo puede ocurrir. Hay siempre un gran paredón de hormigón armado rodeando la pista y una tela de acero muy resistente. Los autos tiene un tratamiento aerodinámico que les permite desplazarse completamente pegados al suelo. Van a centímetros unos de otros, un simple toque los hace derrapar y cuando derrapan viajan muchísimos metros de costado, sin control ya que a esa velocidad es casi imposible corregir el derrape. El talón de Aquiles de estas joyas mecánicas es, justamente, ese tratamiento aerodinámico pues cuando la marcha se invierte, es decir cuando a causa del derrape viajan en « marcha atrás », el efecto es el contrario, se despegan muy fácilmente del suelo y vuelan completamente fuera de control. Si por desgracia superan la pared protectora y terminan en las tribunas (siempre repletas), las consecuencias pueden ser espantosas. Hay más de cuarenta carreras por año en EEUU y una en Canadá (en el circuito Gilles Villeneuve de Montreal, el mismo de la F1), casi nunca hay ocurren accidentes que involucren al público, pero si ocurre . . . puede llegar a ser una hecatombe. Saludos.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial