Versus

Plan antinarco de Macri, con apoyo opositor y advertencia K

Casi toda la oposición, incluido el peronismo que gobierna, el presidente Mauricio Macri presentó un ambicioso plan antinarcontráfico. Sin embargo, desde las entidades vinculadas al kirchnerismo -porción política que no participó del acto- manifestaron reparos importantes.

Los políticos pasamos, las políticas quedan

"Los políticos pasamos, las políticas quedan"

Líder del Frente Renovador. Excandidato presidencial.
Hay riesgo de que se actúe como lo hace México

"Hay riesgo de que se actúe como lo hace México"

Presidente ejecutivo del CELS.

¿Quién tiene razón?

Resultado parcial
Votá al final de la polémica

El líder del Frente Renovador y Presidente de la Comisión Bicameral de Fiscalización de Órganos y Actividades de Seguridad Interior, Sergio Massa, estuvo este martes en el predio de Tecnópolis con el objetivo de firmar su compromiso en el plan "Argentina sin narcotráfico", al cual adhirieron gobernadores y autoridades de todo el país.

Tras la apertura del encuentro a cargo del presidente de la Nación, Mauricio Macri, de las palabras de la ministra de Seguridad Nacional, Patricia Bullrich, y del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, Massa estampó su firma en el acuerdo y expresó: "Hemos dado un paso fundamental como país al juntar oficialismo y oposición en una pelea que no tiene color partidario. Los chicos que mueren por la droga no son afiliados de una fuerza política o de otra, son argentinos que mueren producto del delito y de las adicciones. Es muy importante que sin distinción partidaria, todas las fuerzas políticas entendamos que la Argentina necesita enfrentar en un plan en largo plazo la lucha contra el narcotráfico, para que aunque haya cambios de gobierno, el plan no cambie".

"Tenemos que discutir nuevas leyes, como el nuevo Código Penal, en coordinación con el Ministerio de Seguridad estamos presentando una nueva ley anti drogas que plantea castigos más severos a las penas, y sobre todas las cosas, lo más importante es la voluntad política de gobernadores de distinto color partidario, del gobierno y de la oposición de enfrentar el narcotráfico", agregó.

Consultado sobre los cambios que permitirá la firma de este compromiso, Massa manifestó: "La coordinación en materia de construcción de políticas públicas. Una cosa es que cada uno pretenda dar su punto de vista, y otra es que desde el punto de vista individual de cada uno, hayamos podido consensuar un paquete de leyes, como el aumento de penas, reglamentación y dinamismo en precursores químicos".

Sobre la extinción de dominio, el líder del Frente Renovador remarcó: "Aspiramos a que el Senado apruebe la ley de extinción de dominio porque el Estado necesita tener un instrumento jurídico para sacarle los bienes a los corruptos y a los narcotraficantes. Cuando atacamos dinero y bienes, estamos atacando su capacidad logística".

"Es importante tener políticas de estado para pensar la lucha contra el narcotráfico y la inseguridad, no en términos de un gobierno, sino de un país. Los gobernantes pasamos, las políticas quedan, y la gente necesita que le demos certezas para vivir más tranquilos", concluyó el diputado Massa.

Los ejes centrales del compromiso son erradicar el paco, contar con más presencia de las fuerzas federales, recuperar los bienes provenientes del narcotráfico, avanzar en la persecución de bandas criminales, desarrollar Grupos Especiales Mixtos, desarrollar tecnología para el combate del narcotráfico, integrar el Consejo Federal de Precursores Químicos. Así como avanzar en la capacitación y conformación de estadísticas y un mapa georreferenciado del narcotráfico. Por otro lado, el compromiso invita a trabajar en la prevención, concientización y abordaje integral de las adicciones, reinserción laboral y social, mediante la no criminalización. Por último, el compromiso de garantizar la transparencia, cooperar con la justicia y el poder legislativo, contando con la participación de la sociedad civil.

Massa estuvo acompañado por el diputado provincial Ramiro Gutiérrez y el especialista en seguridad y narcotráfico Diego Gorgal.

Gastón Chillier, presidente ejecutivo del Centro de Estudios Legales y Sociales de Argentina (CELS), de visita en la Ciudad de México para un intercambio con organizaciones hermanas locales, había opinado con anterioridad al lanzamiento de la política antinarco de Macri sus "temores". La infromación fue publicada en la capital azteca por el diario La Jornada. El CELS es presidido por el exasesor de Cristina Kirchner Horacio Verbitsky.

"Macri admitió que hay un acuerdo de cooperación apoyando la investigación decárteles mexicanos en Argentina. Cuando uno mira el resultado gravísimo que tuvo en México la militarización de seguridad, supuestamente para combatir al narcotráfico, no podemos dejar de advertir que el de México es elantimodelo, en cuanto una política efectiva de combate a las organizaciones criminales. Que Macri lo vea como solución nos preocupa mucho".

El antecedente de este acuerdo de cooperación bilateral, comentado por el propio Macri en una reunión de trabajo con organizaciones civiles argentinas, es un decreto que declara al país en situación de emergencia sobre la seguridad nacional, con una alerta del gobierno sobre el narcotráfico.

Esta declaratoria de emergencia, que según advierte Chillier no parte de un análisis diagnóstico serio, abre la posibilidad de militarizar la seguridad pública en la nación sudamericana.

Macri ha dicho que las fuerzas armadas tienen que participar activamente en la lucha del narcotráfico. Y ya sea por nuestro pasado (siete años de dictadura militar entre 1976 y 1983) o por el presente mexicano, esta posibilidad nos trae a la cabeza las peores pesadillas. No podemos ignorar las funestas consecuencias que tuvo la declaración de guerra al narcotráfico del ex presidente Felipe Calderón, que no sólo generó violencia, sino que no generó capacidad de investigar y hacer frente al problema.

Riesgo para toda la región

-¿Cuál es el riesgo que ven ustedes para Argentina en caso de que Macri adopte lo que llama usted elantimodelo mexicano?

-No sólo para Argentina, sino para la región. Partiendo de los números que ha arrojado este modelo mexicano: 28 mil desaparecidos, 150 asesinados, asumiendo que hay un subregistro de números.

Como ejemplo, cita tres casos emblemáticos, ampliamente conocidos y debatidos en Argentina: la ejecución de jóvenes, presuntamente narcotraficantes, en Tla­tlaya, estado de México; la desaparición de los 43 normalistas en Guerrero y los ocho muertos en Nochixtlán, Oaxaca. Apunta que en cada caso advierte la intervención en distintos grados de fuerza pública: en una el Ejército, en Ayot­zinapa delincuencia organizada con policía local, federal y fuerzas armadas, y en Nochixtlán policías de diferentes corporaciones.

Y otra cosa que nos alarma en este antimodelo: la falta absoluta de resultados, una impunidad cercana a 100 por ciento. En ningún caso hubo respuestas claras del Estado, que para empezar no admite su responsabilidad.

Añade: Al conocer lo que se sabe ahora, que el Presidente de México hizo acuerdos con Macri para exportar su modelo de seguridad para combatir al narcotráfico, nos parecería que también es una forma del gobierno de México de blindarse ante las críticas, de no reconocer que su modelo es fallido, sino que además lo exporta.

Chillier, quien dirige desde 2006 el CELS -que se fundó en plena dictadura militar para emprender acciones inmediatas de defensa de víctimas de derechos humanos y para documentar el terrorismo de Estado-, recuerda por qué la sociedad argentina es particularmente reticente al protagonismo militar en temas de seguridad interna y pública:

En mi país hay un consenso social y político de mantener la prohibición de que las fuerzas armadas participen en seguridad interior. Existe un acuerdo multipartidario que se votó en los 80 y se refrendó en los 90 y en 2000 y que tiene que ver con ese pasado nefasto. Es decir, la sociedad todavía tiene formas para resistir una eventual militarización de la seguridad pública. Pero si avanza este discurso habrá movilización y estrategias jurídicas para evitarlo.

Estos resortes de la movilización y el consenso social hacen que, en opinión de Chillier, el proceso de justicia por los hechos criminales del Estado durante la dictadura sean sólidos y no puedan ser revertidos por el Ejecutivo de derecha que hoy gobierna la nación del Cono Sur.

A la fecha, en los procedimientos que se iniciaron dos años antes de que Néstor Kirchner llegara al poder, la justicia argentina ha condenado a 650 procesados de distintos niveles en más de 115 causas.

"Es un proceso de justicia transicional que ha llegado muy lejos, quizá el que más lejos llegó en el mundo con recursos nacionales, sin tribunales nacionales, sin leyes especiales, sin comisiones de afuera. Después de 12 o 13 años de impunidad, se ha avanzado mucho: se ha condenado a ex presidentes, a altas jerarquías militares; se ha investigado la violencia sexual, se ha investigado a los jueces de la época y ahora se empieza a investigar la responsabilidad de los empresarios en aquella violencia.

"Y frente a esta historia, uno no puede evitar pensar en México: si la matanza de l968 y la guerra sucia que ocurrió después se hubieran investigado, probablemente no se habrían vivido los procesos perversos de la impunidad, como la reciente desaparición de estudiantes de Ayotzinapa."

¿Quién tiene razón?

Resultado parcial
542 votos
Sergio Massa
Gastón Chillier
Opiniones (3)
22 de noviembre de 2017 | 16:19
4
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 16:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Auguramos un rotundo exito de gestion. En la cuudad autonoma de buenos aires, donde el oficialismo gobierna desde ya hace tiempo han logrado erradicar el flagelo. Las excepciones de merca y pastillas en las fiestas electrónicas es culpa de prefectura.
    3
  2. Dos opiniones del mismo origen político... cuál es la diferencia para optar en la votación???? NINGUNA.-
    2
  3. Que agrupaciones afines al kirnerismo estén sistemáticamente del lado de los delincuentes no es ninguna novedad...ni hace falta saber la opinion de bonafini, zafaroni, cristi, y sus aplaudidores locales tipo salinas, lavado, carmona... La paramilitarización de las calles ya existe hace rato, el problema es que el monopolio de la violencia lo tiene los delincuentes..las fuerzas de seguridad estan cuestionadas y atadas de manos, legal y tecnicamente...los chorros tienen todo el apoyo politico y judicial opositor en los escritorios y el poder de fuego sin limites en las calles.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia