opinión

Las dificultades de Merkel para formar gobierno

Las dificultades de Merkel para formar gobierno

La jornada electoral del 24 de setiembre pasado ha significado, sin duda, un dolor de cabeza para la canciller germana. Si bien en los últimos años la extrema derecha de AfD (Alternative für Deutschland) claramente iba ganando posiciones en las elecciones regionales, Merkel jamás imaginó que Alternativa para Alemania se constituiría en la tercera fuerza política del país, con nada menos que el 10,7 % de los votos.

La canciller Merkel tampoco había imaginado que sus otrora socios de SPD (Sozialdemokratische Partei Deutschlands), liderados por Martin Schulz, abandonarían la coalición de gobierno. Hasta ahora la coalición gobernante estuvo formada por los conservadores de la Unión Cristiano Demócrata (CDU), sus socios bávaros de la CSU y los socialdemócratas del SPD (Sozialdemokratische Partei Deutschlands). El 24 de setiembre el SPD obtuvo el peor resultado de toda su historia (20.5 %), ante lo cual Martin Schulz, su líder, decidió que el partido pasaría a la oposición abandonando así la histórica coalición de gobierno. Ello obliga a la Unión Cristiano Demócrata (26.8 %) de Angela Merkel a buscar nuevos socios.

  La coalición "Jamaica"

La coalición formada por la CDU, el FDP (liberales liderados por Christian Lindner) y los Verdes (Die Grünnen), cuyo líder es Cem Özdemir, no es algo nuevo sino que registra antecedentes en los estados federados de Saarland y Schleswig-Holstein.

A dicha coalición se la denomina "Jamaica" por los colores de los partidos que la integrarían, a saber: negro (CDU/CSU), amarillo (FDP) y verde (Die Grünnen) que, a su vez, son los colores de la bandera de Jamaica.

A poco de terminado el escrutinio en los comicios recientes, la canciller Merkel se puso manos a la obra y, ante el resultado obtenido por su partido y el abandono de sus socios del SPD, convocó a sus posibles nuevos socios a las denominadas "Sondierungsgespräche" o conversaciones exploratorias.

  Las conversaciones

Hasta ahora Merkel se ha mostrado optimista y señala como ardua labor las conversaciones que ya se prolongan por casi dos meses.

Son vox populi las profundas diferencias entre los participantes: energías renovables, política de refugiados, inmigración, protección del medio ambiente y política fiscal, entre otras.

El líder del FDP, Christian Lindner, ya adelantó su rechazo a la propuesta de Emmanuel Macron, presidente de Francia, de elaborar un presupuesto común para todos los países que conforman la zona euro. Lindner señala que Alemania no debe hacerse cargo del déficit fiscal de otros países. Además, los liberales pretenden modificaciones en materia de refugiados y migración.

Los Verdes, a su vez, quieren una drástica disminución de la producción de energía a base de carbón y una fuerte reducción, hacia 2020, de la emisión de gases tóxicos. Esto es visto como prácticamente imposible, en el corto plazo, por la CDU/CSU.

El tiempo apremia y los eventuales socios están urgidos por la circunstancia de que si pronto no hay coincidencias la realización de nuevos comicios será inevitable.

Merkel ha dicho que para Navidad habrá buenas noticias. Habrá que esperar entonces.

Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 00:24
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 00:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia